Militares pretendían traer llaves del Salón Azul en helicóptero

El ministro de la Defensa era el más “necio” en botar puertas a falta de llaves, dice diputado del PCN, Reynaldo Cardoza.

Por Eugenia Velásquez

Feb 15, 2020- 05:30

En un helicóptero o con carros patrullas parando el tráfico. Así pretendían ir a traer al encargado de las llaves del Salón Azul que vive fuera de San Salvador, o los militares terminarían derribando las puertas por la fuerza. Esa fue la sentencia que el diputado Reynaldo Cardoza, del PCN, dice que recibió a eso de la 1:47 p.m. cuando llegó a la Asamblea, el domingo 9 de febrero.

Para los 28 diputados que atendieron la convocatoria del presidente de la República, Nayib Bukele, de asistir a la Asamblea Legislativa a una “plenaria extraordinaria”, las horas que transcurrieron entre el mensaje recibido por Cardoza y las 4 p.m. de ese día fueron cruciales.

Según el legislador, los minutos fueron trascendentales para “evitar” que los militares tumbaran las puertas del Salón Azul, con el fin de que el mandatario ingresara después de dar su mitin en las afueras del Palacio Legislativo.

Bukele arengó a decenas de personas que acudieron a su llamado de “insurrección” y les incitó a mantenerse alertas a lo que decidiría después de entrar a la Asamblea.

El Ejército junto a la Policía ya tenían el control total de la Asamblea. De hecho, la seguridad del Parlamento pasó a manos de la Policía desde el mediodía, contó Cardoza el mismo día de la irrupción de los soldados al recinto legislativo. Sin embargo, las llaves del Salón Azul no estaban disponibles.

Como no había convocatoria oficial del presidente de la Asamblea, Mario Ponce, del PCN, para realizar la plenaria, el encargado del mantenimiento del Salón Azul tenía las llaves en su casa de habitación fuera de San Salvador.

Al llegar a la Asamblea, a Cardoza lo esperaba impacientemente el director de la Policía, Mauricio Arriaza Chicas, quien le comunicó que tenía órdenes de botar, si era necesario, las puertas del Salón Azul.

Durante la espera

Mientras llegaban las llaves, los diputados estaban concentrados observando con sorpresa el trajín de decenas de militares adentro de la Asamblea. Guillermo Gallegos, de GANA, daba cuenta a los periodistas que no abrían las puertas del Salón Azul porque las llaves las andaban trayendo y que la persona responsable vive fuera de San Salvador.

La sensación de molestia e incomodidad de parte de las autoridades de seguridad pública era evidente. Los roces con comunicadores institucionales de la Asamblea, periodistas y los mismos custodios de la Asamblea habían caldeado los ánimos.

“Se mencionaron muchas alternativas para ir a traerlo, como ir a buscarlo en alguna patrulla para parar el tráfico. Lo otro que se mencionó, que no quisiera reiterar en eso, es lo del helicóptero”, relata Cardoza ya un poco cansado de repetir la historia.

El pecenista ha sido uno de los primeros interrogados por la Fiscalía. Dijo que ayer brindó en la Asamblea su testimonio ante delegados del Ministerio Público.

Relata que con Arriaza Chicas se reunió por el lado de las escaleras llamadas “el caracol”, ubicadas por donde se colocan las piezas de correspondencia en la Asamblea.

Asegura que en ese sitio lo esperaban también sus colegas diputados Mario Tenorio y Francisco Zablah, ambos de GANA.

“Yo les pedí a ellos (Policía y Ejército) 20 minutos. A eso de las 3:30 p.m. ya se había contactado al señor, el traía la llave, así fue. El ministro de la Defensa era el necio de querer abrir, porque se lo estaban ordenando. Luego me dicen que abriéramos los portones, que si no se abrirían a la fuerza, hice lo que pude para evitar eso, localizamos la llave a eso de las 3:46 de la tarde, la llave vino”, dice Cardoza.

El momento más tenso de la tarde fue cuando al ingresar los diputados, inmediatamente entraron los militares y la UMO. En los rostros de los legisladores fue evidente la sensación de miedo.

Te recomendamos
Consulta por teléfono sobre el subsidio de $300 ofrecido por el Gobierno ante emergencia
Marta, la vendedora que no recibió el bono de $300: “Grité por la angustia y decepción de no tener dinero”
Cómo identificar las diferencias entre el coronavirus, la gripe y las alergias
¿Cómo cortarte el cabello durante la cuarentena? Los mejores consejos para lograrlo
VIDEO: Alberto Laresca, el imitador salvadoreño de Selena Quintanilla

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad