Alcaldías reforestarán el Golfo de Fonseca y volcán de Conchagua

Diversas instituciones y las comunas pretenden reforestar varias zonas de la zona de amortiguamiento del Golfo, así como plantar árboles en el volcán Conchagua.

Foto EDH / Insy Mendoza

Por Insy Mendoza

Abr 28, 2019- 20:45

El Fondo de Inversión Ambiental de El Salvador (FIAES) a través de la Fundación Salvadoreña para la Promoción Social y el Desarrollo Económico (Funsalprodese) desarrolla el proyecto de establecimiento de viveros municipales en seis municipios en el departamento de La Unión.

El proyecto consiste en la siembra de 24,000 mil semillas de árboles forestales, frutales y ornamentales en los municipios de La Unión, Intipucá, El Carmen, San Alejo, Meanguera del Golfo y Conchagua.

Con las plantas serán reforestadas el área de amortiguamiento del Golfo de Fonseca, la cual ha sido bastante afectada por los incendios forestales, de maleza y la tala de árboles.

El involucramiento de las alcaldías es ceder un espacio para establecer viveros, coordinar el trabajo con las escuelas para el llenado de bolsas con tierra y sembrar las semillas, así como asignar una persona encargada del mantenimiento.

Con los fondos Funsalprodese compra las semillas, los materiales y herramientas para trabajar en cada uno de los establecimientos de los viveros.

Abimael Gómez, técnico de la ONG ambientalista, dijo que una de las zonas beneficiadas con la siembra de árboles será la zona protegida del volcán de Conchagua, considera como una de las principales recargas hídricas.

El municipio de La Unión inició el viernes 26 de abril a establecer el vivero en un espacio del estadio Marcelino Imbers, con la participación de 70 alumnos del Centro Escolar Barrio La Fátima, quienes se encargan de llenar bolsas con tierra y, posteriormente, otro grupo será el encargado de iniciar con la reforestación.

Ever Funes, jefe unidad ambiental de la alcaldía de La Unión, dijo que la municipalidad está acatando las recomendaciones del Juez Ambiental de San Miguel, donde pide a los municipios establecer viveros municipales. Las municipalidades optaron por trabajar con la fundación para emprender el trabajo.

“Como municipalidad pretendemos hacer una segunda producción de otras 4,000, la idea es de continuar con el vivero para reforestar aquellas comunidades que necesiten sembrar árboles”, agregó Funes.

Los seis viveros deben tener lista la producción de plantas para sembrarlos con las primeras lluvias de la temporada del invierno. Las unidades ambientales coordinarán con las escuelas, asociaciones comunales y comités para la reforestación de la zona del Golfo de Fonseca y el volcán de Conchagua.

Entre las especies frutales serán sembradas está el aceituno, mango, marañón y el tamarindo, considerados como resistentes al clima caliente en el departamento.

Foto EDH / Insy Mendoza

Los técnicos manifestaron que la planta debe tener una altura de 30 centímetros para que estén listas y dar paso con la distribución y la siembra en las comunidades que las unidades ambientales consideren que es necesario reforestar.

El Ministerio del Medio Ambiente , en el 2015 mediante investigación forestal, determinaron que todo el corredor seco de oriente es afectado por las sequías de los últimos años, el aumento de temperaturas, la tala indiscriminada y quema de los bosques.

En el 2016 el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través de consultores, estableció viveros en los municipios de La Unión, Conchagua, El Carmen, Yayantique y Santa Rosa de Lima, logrando la siembra de 75,000 plantas.

Incendios que no da tregua

Un total de 150 hectáreas, entre forestales y maleza seca, fueron afectadas por los incendios ocurridos entre el 19 y 25 de marzo en el volcán de Conchagua.

Conchagua tiene más de diez años de estar enfrentando problemas de escasez del agua debido a la disminución del caudal de agua en sis fuetes naturales.

Otras de las áreas deforestadas es el barcadero El Tamarindo, La Criba, El Ciprés, las lagunas de El Havillal, Maquiguet y Los Negritos, todas de Conchagua.

En El Carmen, los alrededores de la laguna de Olomega son 50 hectáreas dañadas. Todas las zonas serán reforestadas con las plantas que produzcan los viveros.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad