Alcaldía de El Carmen realiza festival turístico en Olomega

Los visitantes disfrutaron de diversas actividades y platos típicos de la zona. La fauna de la laguna es es otra de las atracciones para los turistas locales y extranjeros.

Por Insy Mendoza

Jul 08, 2019- 04:30

Con música, desfile, participación de bandas de paz de los centros educativos, cachiporristas, exhibición de trajes típicos elaborados con base de semillas, hojas, cartón, plástico y latas; artesanías y la gastronomía local, celebraron el primer Festival Verde en el malecón de la laguna de Olomega, en El Carmen, La Unión.

Los visitantes disfrutaron de los paseos en lanchas, kayat, bici acuáticas; y una variedad e platillos típicos de la zona, la mayoría elaborados con base del pescado que extraen de la laguna.

Los miembros del comité de turismo local, con el apoyo de técnicos de la oficina de Atención al Turismo (CAT) del Ministerio de Turismo y la municipalidad de El Carmen, buscan dinamizar la economía local a través del rubro.

Algunos artesanos locales promovieron el producto que elaboran con hojas de ninfa y semillas de varios árboles que hay en el lugar.

De acuerdo con los organizadores, el nombre del festival es para darle importancia a que la población se preocupe por la protección al medio ambiente. La laguna está en la lista Ramsar de los Humedales de Importancia Internacional.

Raúl Torres, coordinador de la oficina del ministerio de Turismo en La Unión, dijo que fueron varios meses de planificación de la actividad con el objetivo de promover el turismo y la importancia de la protección para evitar seguir usando el plástico.

Según Torres, los micro empresarios que presentaron sus diferentes ofertas turísticas están trabajando para desarrollar el turismo sostenible, es una laguna grande que es compartida por los municipios de San Miguel, Chirilagua y El Carmen, donde se pueden dar paseos en lanchas, agregó.

“A los comerciantes se les capacita para fomentar el uso de materiales y equipos que no contaminen el recurso natural que tienen”, aseguró Torres.

Esmeralda Ochoa, de la Unidad Municipal de Turismo, dijo que Olomega tiene mucho que ofrecer a sus visitantes para disfrutar de los paseos por todo el espejo de agua y el avistamiento de la variedad de aves que hay en el lugar.

“Estamos promoviendo el turismo, pero con un enfoque ambiental diciéndole a la gente que evite de lanzar el plástico y todo tipo de desechos a la laguna”, dijo Ochoa.

Algunos comerciantes manifestaron que es poca la visita de turistas a la laguna por la falta de promoción por parte de las instituciones correspondientes del gobierno central y de la misma municipalidad.

Alicia Granados, residente de San Miguel, dice que Olomega cuenta con varios atractivos para el turismo, lo único que los comerciantes de los locales del malecón deben trabajar en darles una mejor higiene y buena atención a los clientes.

“Tienen que preparar a los dueños de los comedores a que trabajen en mantener buena presentación e higiene con los alimentos y los locales, eso es muy importante para que lleguen más turistas”, aseguró Granados.

La laguna Olomega se encuentra a 170 kilómetros de San Salvador, entre los municipios de Chirilagua, San Miguel; y El Carmen, en La Unión. Es una de las lagunas de mayor extensión en la zona oriental.

Cuenta con cinco pequeñas islas conocidas como La Estrechura, Olomeguita, Los Chivos, Los Gatos, y las Casitas, la mayoría están habitadas y tienen dos accesos por agua y tierra con vista panorámica hacia el volcán Chaparrastique.

Además, tiene piedras con petrograbados de origen lencas, conocidas como Las Piedras del Diablo y los respiraderos del volcán.

Olomega es un sitio donde habitan al menos 16 especies de aves residentes y otras estacionarias como el pato chancho, las garzas, los pichiches y otras.

Los dueños de lanchas ofrecen diferentes paseos con precios desde los 15, 20, 35 y 40 dólares, dependiendo del turista.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad