Abogado procesado con Enrique Rais y Luis Martínez fue hallado muerto

Luis Peña falleció el miércoles, se presume que debido a complicaciones de salud. Era acusado de fraude procesal y falsedad ideológica agravada porque presuntamente estuvo implicado en un caso de supuesta corrupción con el empresario y el exfuncionario.

Desde agosto de 2016, Luis Peña Ortiz enfrentaba en libertad un proceso porque habría fabricado pruebas en contra de tres personas para favorecer al empresario prófugo Enrique Rais. Foto EDH/ Archivo

Por Diana Escalante

Dic 27, 2019- 04:30

El abogado penalista Luis Ernesto Peña Ortiz -quien era procesado en libertad por su presunta participación en una trama de supuesta corrupción que involucra al exfiscal general, Luis Martínez, y al empresario prófugo, Enrique Rais- fue encontrado muerto en su vivienda, la mañana del 25 de diciembre. Se presume que falleció por complicaciones de salud.

El 22 de agosto de 2016, Peña fue capturado por orden de la Fiscalía General de la República por los delitos de fraude procesal y falsedad ideológica agravada, ya que habría ayudado a fabricar pruebas en contra de tres personas para favorecer a Rais en un proceso judicial, entre ellos Claudia Herrera y su esposo, Mario Calderón, antiguo socio de Rais.

Por el mismo caso, fueron aprehendidos el exfiscal Martínez, el exjefe fiscal de Intereses del Estado, Julio Arriaza; Rais, su sobrino, Hugo Rais Blanco, y los abogados Ernesto Gutiérrez y Héctor Francisco Grimaldi.

También se giraron órdenes de arresto contra el exjuez Noveno de Paz, Romeo Aurora Giamattei, y el exjuez suplente del mismo juzgado, Mauricio Antonio Álvarez, pero hasta la fecha siguen prófugos.

Ocho días después de la detención de Peña y los otros seis imputados, el Juzgado Séptimo de Paz, a cargo de la jueza Evelyn Jiménez, resolvió en la audiencia inicial que todos enfrentaran el proceso en libertad y les decretó medidas alternas a la detención a cambio del pago de una fianza.

En noviembre de 2018, el Juzgado Octavo de Instrucción de San Salvador envió a los acusados a juicio, pero este no se ha realizado porque, en enero pasado, el Tribunal Primero de Sentencia, donde se conocería la causa penal, se declaró incompetente por considerar que se trata de una estructura de crimen organizado, por lo que debía llevarlo un juzgado especializado.

El caso pasó al Juzgado Especializado de Sentencia B, pero la defensa apeló ante la Cámara Especializada de lo Penal. En octubre pasado, los magistrados de dicho tribunal resolvieron que no hay indicios de que se esté ante una estructura de crimen organizado y envió el caso al Tribunal Tercero de Sentencia.

La jueza no acató la resolución por considerar que no son acertados los argumentos de la Cámara y remitió el proceso a la Corte Plena de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), la cual deberá resolver qué tribunal debe conocer el caso.

Defensor de casos polémicos

Peña actuó como defensor en varios casos controversiales. El más reciente fue el que involucra al magistrado de la Cámara Tercera de lo Civil, Eduardo Jaime Escalante Díaz, a quien se le atribuye el delito de agresión sexual en perjuicio de una niña de 10 años.

En 2018, defendió a Élmer Charlaix, exsecretario privado del expresidente, Elías Antonio Saca. Ambos purgan condenas tras haber confesado que cometieron delitos de corrupción (peculado y lavado de dinero), en un fraude al estado en el que saquearon 301 millones de dólares durante el período presidencial del también empresario de radios.

También tuvo como cliente a Carlos Miranda, abuelo de Katya Miranda. El hombre fue condenado en 2011 a 13 años de cárcel por el secuestro de la niña, el 4 abril de 1999, pero en 2014 fue absuelto por un tribunal superior.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad