A juicio conductor acusado de matar a dos hermanos en accidente vial

César Valdez Sánchez no logró conciliar con padres de Johanna y Mauricio Miranda, quienes murieron el 3 de marzo

César Gustavo Valdez Sánchez compareció el miércoles en el Juzgado de Instrucción de San Marcos y no logró un acuerdo económico con los dolientes. El hombre es procesado en libertad. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Diana Escalante

Sep 12, 2019- 04:30

El futuro legal de César Gustavo Valdez Sánchez, procesado por provocar un accidente vial en el que murieron los hermanos Johanna y Mauricio Miranda Flamenco, se conocerá en un juicio, al no haber logrado una conciliación económica con los padres de las víctimas.

El Juzgado de Instrucción de San Marcos realizó este miércoles la audiencia preliminar contra Valdez, a quien la Fiscalía General de la República le imputa los delitos de conducción peligrosa y homicidio culposo (no intencional) en perjuicio de Johanna y Mauricio, quienes eran los únicos hijos de la pareja.

Tras conocer que no hubo un acuerdo entre las partes, el juzgador admitió toda la prueba presentada por el Ministerio Público y ordenó que el imputado comparezca en un juicio.

“Quisiera que modificaran las leyes; que estos delitos no fueran culposos sino dolosos, por el sufrimiento que uno vive con la pérdida de los hijos... Es doloroso estar en una audiencia negociando la vida de mis hijos”.

Roberto Miranda, padre de las víctimas

El accidente vehicular fue la madrugada del 3 de marzo pasado. Los hermanos viajaban en un pick up doble cabina que era conducido por Valdez, quien estaba alcoholizado, según las investigaciones.

Cuando circulaban por el kilómetro 12 de la carretera a Comalapa, en la jurisdicción de San Marcos, el imputado se estrelló contra la parte trasera de una rastra. Los Miranda murieron de inmediato y el acusado resultó lesionado.

Policías que llegaron a la escena señalaron que Valdez estaba ebrio y manejaba el vehículo a excesiva velocidad.

Johanna trabajaba en la Unidad de Salud de Nejapa y en diciembre se graduaría como doctora en Medicina General; Mauricio era ingeniero industrial y laboraba en un banco.

Los padres de los profesionales quieren que el caso de sus hijos siente un precedente para que se endurezca las leyes y el homicidio culposo sea calificado como doloso.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad