10 cisnes negros que mantendrán en alerta a los mercados financieros en 2020

Un “cisne negro” es un suceso no previsto. Esos desequilibrios pueden convertirse en causas hasta de una próxima crisis.

Por Guadalupe Hernández

Ene 21, 2020- 06:00

La lista de 2020 de los conocidos como “cisnes negros”, es decir las sorpresas con fuertes consecuencias para los mercados, está marcada por los efectos colaterales que puede tener el populismo político que viven muchos países, según la revista Forbes.

La teoría del “cisne negro” fue elaborada en 2007 por Nassim Nicholas Taleb, un ensayista, investigador y financiero libanés nacionalizado estadounidense, y hace referencia a la ocurrencia de eventos improbables en los mercados bursátiles o en cualquier otro mercado financiero.

En su libro El Cisne Negro: El Impacto de lo Altamente Improbable, Taleb afirma que no todos son negativos, y cita el Internet como uno de esos cisnes que produjeron aspectos positivos para la humanidad.

Aunque se trata de sucesos que ocurren muy de cuando en cuando, y en muchos casos improbable, los expertos consideran que no se deben ignorar.

Cada año, analistas y consultoras especializadas dibujan los posibles “cisnes negros” que podrían aparecer en el escenario mundial.

La mexicana Bursamétrica, por ejemplo, acostumbra a realizar un ejercicio de imaginación en el que plantea las posibles sorpresas del año. La entidad danesa Saxo Bank también trata de acudir a los inversores cada diciembre con una lista de sus “diez predicciones audaces” para el siguiente ejercicio.

En esta ocasión se exponen 10 de los posibles “cisnes negros” que pueden suceder este año, según Investing, un portal financiero global.

1. Que sigan las fricciones entre Estados Unidos y China

La semana pasada Estados Unidos y China firmaron la Fase 1 del esperado acuerdo comercial que promete poner fin a la guerra de aranceles que sacudió a la economía mundial el año pasado. Como parte del acuerdo, Beijing acordó en los próximos dos años aumentar las compras de varios bienes y servicios estadounidenses en $200,000 millones, incluidos bienes industriales, servicios, productos agrícolas y energía.

Se pone fin así a un conflicto de 18 meses entre las dos economías más grandes del mundo.
El presidente Donald Trump y el viceprimer ministro Liu He, que lideró la parte china en las conversaciones comerciales con Washington, suscribieron el documento de 86 páginas en un evento en la Casa Blanca ante más de 200 invitados de círculos empresariales, diplomáticos y gubernamentales.

“Espero que Trump siga controlando bien la situación, teniendo en cuenta que hay elecciones el 3 de noviembre y que tiene que llegar con los mercados en buena forma… a él le interesa tener a sus electores activos y, para ello, necesita que la guerra comercial siga en el candelero.

No obstante, de perder este control podríamos estar ante el principal catalizador de caídas para el 2020”, apunta Sergio Ávila, analista de mercados de IG.

Al igual que Ávila, muchos analistas siguen mostrando dudas sobre el cumplimiento del acuerdo en cuanto al volumen de compras de productos estadounidenses por parte del gigante asiático.

El viceprimer ministro chino, Liu He y Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Foto AFP

2. Que Trump pierda las elecciones en Estados Unidos

Aunque parezca que no, noviembre de 2020 está a la vuelta de la esquina, y algunos expertos apuntan a que un “cisne negro” podría ser que Donald Trump no sea reelegido. “Las próximas elecciones estadounidenses podrían ganar importancia en los próximos meses. Podría ser cuando sea evidente que la candidata democrática y más bien crítica de Wall Street, Elizabeth Warren, puede contar con una buena oportunidad de ganar la presidencia”, afirma Philipp Vorndran, estratega de Mercados de Capitales de Flossbach von Storch.

Desde Saxo Bank también coinciden en señalar el impacto ante una derrota de Trump. La entidad cree que pueda darse la situación de que sea vencido por un candidato demócrata.

3. Suspensión de pagos en la deuda corporativa

El exceso de deuda de muchas empresas podría propiciar que alguna de ellas suspenda sus pagos, como ya sucedió en 2019 con el sonado caso de Thomas Cook, aunque finalmente no haya tenido un impacto tan grande en el mercado.

“Si esto se diese en alguna compañía grande americana, podríamos estar ante otro gran cisne negro para los mercados, que ya pasarían a desconfiar de otros gigantes corporativos. En Europa, una quiebra de algún banco como Deutsche Bank sería un fuerte motivo de caídas”, señala Sergio Ávila, de IG.

4. Caída de los beneficios empresariales en Estados Unidos

La consecuencia directa de que las relaciones entre EE.UU. y China se compliquen impactaría directamente los resultados de las empresas norteamericanas. “A medida que crecen las fricciones comerciales, China eventualmente toma represalias contra las empresas estadounidenses, lo que hace que las ganancias tecnológicas de los Estados Unidos caigan un 50% en 2020”, apunta Neil Dwane, estratega global de Allianz GI.

Para 2020 se espera que los beneficios empresariales en EE.UU. aumenten por encima del 9%, pero si se empieza a torcer los avances alcanzados entre Estados Unidos y China, y los beneficios empresariales no cumplen expectativas, podríamos estar ante otro gran “cisne negro” este año, dicen especialistas.

5. Brexit, ¿con o sin acuerdo?

Boris Johnson, quien fungue como Primer Ministro de Reino Unido desde julio de 2019, se dispone a lograr lo que en mucho tiempo pareció imposible. Tras años de divisiones, los diputados británicos tienen previsto aprobar en una votación histórica el acuerdo para salir de la Unión Europea el 31 de enero.

 

Ese día, tres años y medio después del referéndum de 2016 en que el 52% de los británicos votó por el Brexit, el Reino Unido pondría fin a 47 años de complicada relación con la UE. Y el bloque, por primera vez desde su creación, perdería un país miembro y ganaría un poderoso competidor comercial y financiero.

6. Que el BCE suba las tasas de interés

Algunos expertos han ido más allá de las palabras de Christine Lagarde, presidenta del BCE (Banco Central Europeo), quien en su primera rueda de prensa tras la decisión de cambiar las tasas de interés en diciembre, dijo: “Seré yo misma, tendré mi propio estilo”.
Desde Saxo Bank creen que este “propio estilo” podría pasar por que Lagarde se diera cuenta de que la política monetaria de Draghi no ha tenido los efectos deseados y decidiera aplicar cambio de rumbo subiendo las tasas de interés, lo que ha generado una alerta.

7. Mayor inflación

La firma inversiones de A&G Banca Privada sostiene que si la inflación se convirtiera en un “cisne negro” sería porque los bancos centrales habrían perdido el control y piensa que, si bien sus políticas son cada vez menos efectivas, tienen aún margen de actuación. “Pero la gran liquidez en el sistema, junto a la posibilidad de políticas fiscales, podría generar inflación incluso en un mundo con los problemas demográficos y la revolución tecnológica actuales”, advierte Diego Fernández Elices, director general de la consultora.

8. Que el precio del petróleo se dispare

No hay año en el que las previsiones de posibles “cisnes negros” no afecten al petróleo. “Oriente Medio ve un nivel creciente de acción militar entre Israel e Irán que deja el petróleo a 100 dólares por barril”, resalta Neil Dwane, estratega global de Allianz Global Investors. Efectivamente, como se ha visto, el petróleo ha empezado 2020 disparado tras el ataque estadounidense a Irán.

9. Dólar más caro

Otra divisa que podría sufrir un “cisne negro”, pero al contrario que el yuan chino, es el dólar. “El programa QE4 de la Reserva Federal de EE.UU. debe mantenerse en vigencia en 2020, ya que los mercados financieros mundiales se mantienen crónicamente cortos de dólares, por lo tanto esta divisa (a pesar de estar sobrevalorada) aumenta otro 10%”, dice Neil Dwane, estratega global de Allianz GI.

10. Devaluación del yuan

“La estabilidad de la divisa china es uno de los principales objetivos del Gobierno de ese país y, por eso, una fuerte devaluación sería un evento calificable de cisne negro. Si la economía sufriera los aranceles y se enfrentara a un frenazo más brusco del inicialmente esperado, ésta podría ser una de las soluciones para trasladar el problema a economías vecinas y generaría una inestabilidad global de consecuencias muy significativas”, explica Diego Fernández Elices, de A&G Banca Privada.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad

Suscríbete a elsalvador.com  

Bienvenido a elsalvador.com Estás por completar la cantidad de artículos gratis semanales. Te quedan 4 notas disponibles.

Al suscribirte obtienes:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
Suscríbete a elsalvador.com  

Has llegado al límite de artículos gratis semanales, suscríbete y accede a:

  • Acceso ilimitado a ELSALVADOR.COM en web, móvil y app.
  • Contenido exclusivo de Focus Data
  • Acceso a E-paper de El Diario de Hoy.
  • 2 membresías del Club EDH con beneficios y descuentos exclusivos
Suscribirme ahora
DESDE

$1.99 mensual

Ya eres suscriptor? Ingresa aquí.

Términos y condiciones