El entrenador de Francia, Didier Deschamps, puede convertirse en el tercer hombre de la historia en ganar el Campeonato del Mundo como técnico y también como jugador, si el domingo gana la final de Rusia 2018 contra Inglaterra o croacia.

Solo dos preparadores consiguieron este hecho anteriormente. El brasileño Mario Zagallo y el alemán Franz Beckenbauer. Deschamps puede ser el siguiente en conseguirlo después de vencer en semifinales a Bélgica por 1-0.

Deschamps lideró la selección francesa que logró el título, el único hasta ahora en la historia del fútbol galo, en Francia 1998. Ahora, como técnico ha alcanzado la final. La tercera en la historia para Francia, que perdió la de Alemania 2006 frente Alemania.

También

Didier Deschamps busca olvidar la derrota de la Eurocopa 2016

El seleccionador de Francia recordó la madurez de sus hombres a pesar de su juventud, recordando que ganar el Mundial puede ser bálsamo con respecto a la derrota de la última Eurocopa

El brasileño Zagallo jugó las ediciones de Suecia 1958 y Chile 1962 y dirigió al combinado sudamericano en México 1970 y Francia 1998.

Beckenbauer participó en dos finales como jugador, la de Inglaterra 1966, que perdió, y la de Alemania 1974, que ganó. En el banquillo dirigió al conjunto germano en México 1986 y en Italia 1990.

El portero francés Hugo Lloris salta para atrapar el balón durante el partido de fútbol semifinal de la Copa del Mundo Rusia 2018 entre Francia y Bélgica en el estadio de San Petersburgo.

Hugo Lloris: “Hay un partido por jugar y es el más importante”

El portero de la selección francesa Hugo Lloris aseguró que tienen “un partido por jugar” y que es “el más importante”, y añadió que quieren estar “tranquilos” porque ya perdieron una final en la Eurocopa 2016.

“Nosotros ya perdimos una final hace dos años, por eso queremos estar tranquilos, es importante mantener la creencia, porque creer es ganar. Pero hay un partido por jugar y es el más importante”, aseguró en la zona mixta del estadio de San Petersburgo.

El portero galo, que el martes fue vital deteniendo varias oportunidades del conjunto belga, especialmente en la primera parte, pidió tener “los pies en el suelo” antes de la final del próximo domingo, que les enfrentará al ganador del Croacia-Inglaterra.