El seleccionador de Francia, Didier Deschamps, se mostró feliz por haber alcanzado la final del Campeonato del Mundo y alentó a sus jugadores a lograr el título para “superar” la derrota encajada hace dos años, en la final de la Eurocopa de Francia 2016.

“Las finales son para ganarlas y todavía no hemos superado la que perdimos en la Eurocopa. Esa derrota está todavía ahí”, reconoció el preparador galo.

Deschamps calificó la clasificación para la final como algo “excepcional” y otorgó todo el mérito a sus futbolistas. “Son ellos los que están ahí y los que juegan. Me alegro sobre todo por ellos. Han conseguido una cosa excepcional”.

También

Francia es la primera finalista del Mundial Rusia 2018

Francia buscará su segunda Copa del Mundo el domingo, cuando enfrente al ganador del duelo entre Croacia e Inglaterra. Umtiti hizo la diferencia con un cabezazo

“Mis hombres tienen ambición, carácter y una mentalidad ganadora”, indicó el técnico francés, que compartió la opinión de Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica de que el partido se había decidido por un detalle.

“Es verdad, estoy de acuerdo una jugada a balón parado que es parte del fútbol. Ellos también tienen jugadores fuertes y poderosos”, recordó.

“Mis jugadores son jóvenes pero mentalmente fuertes. Tienen experiencia y una buena predisposición. Lo demostraron contra Bélgica”, apuntó Deschamps.

También

Jóvenes tailandeses rescatados no podrán estar en la final por motivos médicos

El presidente de la FIFA había extendido la invitación formal para la final del Mundial de este domingo en Moscú

“Es verdad que el triunfo fue a balón parado pero tuvimos más oportunidades y mis jugadores estaban preparados para cualquier escenario y cualquier situación que les pusiera el rival. Habíamos preparado bien el partido”, agregó el técnico francés.

Deschamps destacó el “trabajo en defensa de todo el partido. En la segunda parte pudimos, al contraataque ampliar la ventaja. Al final, todo lo mejor, todo el mérito es de los futbolistas. Les felicito. Van a jugar una final de un campeonato del Mundo“, apuntó.

El seleccionador de Francia recordó la madurez de sus hombres a pesar de su juventud. “Son muy competitivos y han tenido una gran progresión. Pero serán mejores dentro de dos y de otros cuatro. Tenemos virtudes. Es verdad que no todo lo hacemos bien, pero sabemos cuales son nuestras cualidades”, concluyó.