Las 10 claves de la Selecta en el vital partido rumbo a Copa Oro ante Jamaica

¿Qué debe darse para que la Selección clasifique a Copa Oro? Lo analizamos en esta nota

Entreno de la Selección previo al juego clave ante Jamaica por Liga de Naciones de la Concacaf. Cortesía Fesfut

Por Carlos López Vides | Twitter: @celvides

Mar 20, 2019- 06:13

La Selección está en una situación límite. Tiene a mano clasificar a la que sería la 11a. participación en la Copa Oro de Concacaf en su historia, pero también está cerca de quedarse en el camino hacia ese torneo, algo que no ocurre desde 2005.

Después de ganarle a Montserrat (2-1 de visita) y a Barbados (3-0 en el Cuscatlán), y de caer frente a Bermudas (1-0, en la isla), el panorama es complicado. Hay que enfrentar a Jamaica el sábado 23 de marzo, en el Cuscatlán. La Selección tiene 6 puntos… ¿Qué debe ocurrir para que llegue a Copa Oro 2019? Veamos.

1. Ganar o ganar
Empatar o perder ante Jamaica no sirve. Son 34 selecciones las que están jugando en esta eliminatoria de Liga de Naciones de Concacaf, y solamente el Top 10 irá a la Copa Oro.

De momento, ya hay 6 selecciones con 9 puntos y buen gol-diferencia: Curazao (+21), Haití (+16), Canadá (+14), Cuba (+14), justamente Jamaica (+11) y Martinica (+7). Salvo algún accidente del fútbol, estas 6 ya están clasificadas. El tema es que El Salvador debe ganar para llegar a 9 puntos y meterse a la pelea. Y hay otras 8 selecciones que también tienen ya 6 puntos.

2. Los otros resultados que necesitamos
Digamos que El Salvador derrota a Jamaica. Llega a 9 puntos. Bien. ¿Qué debe pasar en los otros partidos? Aquí tienen que ver los equipos que también llevan 6 puntos, que son 8: Bermudas, Guyana, San Cristóbal, República Dominicana, Nicaragua, Guyana Francesa, Belice y Montserrat.

Lo que nos conviene es lo siguiente: empates en Islas Caimán-Montserrat, Surinam-San Cristóbal, Guyana-Belice y República Dominicana-Bermuda. Que Barbados, en casa, empate con Nicaragua, o que le gane. Y que Canadá venza al visitante Guyana Francesa. En general, y en resumen, lo que conviene es que esas 8 naciones que ya tienen seis puntos “se maten” entre sí con empates, o que pierdan con quien les toque.

Los jugadores salvadoreños, Dennis Pineda y Nelson Bonilla celebran el primer gol de la selecta ante Barbados. Foto EDH/Mauricio Cáceres

3. Goles, goles, goles
El gol-diferencia es clave en esta eliminatoria, y en ese apartado la Selecta está mal, por debajo de varios países. El Salvador tiene +3. Revisemos a las otras naciones que tienen 6 puntos: Bermuda (+11), Guyana (+10), San Cristóbal (+10), Rep. Dominicana (+7), Nicaragua (+6), Guyana Francesa (+5), Belice (+4) y Montserrat (+2).

Eso hace que los demás equipos partan con ventaja sobre la Azul y Blanco, que debe asegurar el triunfo ante Jamaica pero además, en lo posible, debe sumar la mayor cantidad de goles que pueda. El grupo debe exhibir la efectividad goleadora que tuvo recientemente ante Guatemala (victoria de 3-1). Se espera el acierto de los delanteros Nelson Bonilla, Joaquín Rivas y Tony Rugamas, más el aporte de volantes con pegada, como Óscar Cerén, Jaime Alas y Gerson Mayén.

4. Orden defensivo
De nada servirán los goles a favor si la Selecta recibe muchas anotaciones de los jamaiquinos. Se espera que De los Cobos repita con Henry Hernández (Chalatenango) en el arco, y que se mantenga la línea de cuatro, con Bryan Tamacas por derecha, Roberto Domínguez e Iván Mancía como centrales (“el Flaco” tiene molestias físicas, pero debería jugar); y por izquierda la ficha está entre Juan Barahona y Jonathan Jiménez. En la media, está por verse si De los Cobos se cubre con uno o dos volantes de marca. En esa función tiene a Narciso Orellana, Darwin Cerén y Tomás Granitto como opciones.

5. La afición en el Cuscatlán
La presión que la fanaticada cuscatleca le meta a los caribeños será importante. Se espera no menos de 25 mil personas en el Coloso de Monserrat para apoyar a la Azul y Blanco. Ojo, hay que tener paciencia. Ya ha habido partidos en los que, cuando las cosas no le salen a la Selecta, comienzan a bajar abucheos, murmullos y silbatinas desde las gradas.

Hay que colocar la presión en el equipo rival. Si bien los antillanos son futbolistas que están acostumbrados a jugar ante miles de personas, en la MLS y equipos en Europa, todos sabemos que la olla de presión que puede ser el Cuscatlán es algo que no han experimentado. Hay que meterse en el partido como jugador número 12.

6. No ir al choque
“Jamaica es un equipo fuerte, sabemos que tenemos que evitar el cuerpo a cuerpo porque ellos tienen ventaja, pero hay que explotar las virtudes que tienen nuestra selección”, dijo De los Cobos. La consigna está clara y debe cumplirse ante la fortaleza física de los caribeños, que intentarán imponer su porte y velocidad en sectores clave de la cancha.

La selección de El Salvador durante un entreno.

7. Pelota a ras de piso
Según las estadísticas de la Concacaf en esta Liga de Naciones, El Salvador es el equipo con mayor efectividad de pases, con un destacado 95%. Esto significa que los salvadoreños sólo han errado en cinco de 100 pases dados en un partido.

“Nosotros somos una selección con mucha riqueza técnica, con mucha movilidad, eso pienso que puede hacerles daño”, externó el profesor De los Cobos. Y es así: el toque abajo y juego asociado serán fundamentales para superar a Jamaica. Elevar la pelota hará que ellos impongan su físico. Cuidado.

8. No permitir jugadas estacionarias
Los salvadoreños deberán estar muy concentrados para no cometer faltas cerca del área nacional, porque los jamaicanos podrían aprovechar para hacer daño en tiros libres, córners y jugadas estacionarias. Un balón arriba será difícil de ganar para nuestros centrales; y si se da esa situación de juego, deberán estar atentos para anticiparse y ganar la posición.

9. ¿Se relajarán los Reggae Boyzz?
Jamaica llega con los deberes hechos, con 3 victorias al hilo y 9 puntos de 9 posibles, prácticamente con el boleto a Copa Oro en la mano. Esto podría ayudar a que se relajen. Ojalá sea así…

Pero los caribeños tienen también la meta de meterse en el Top 6 de la eliminatoria, pues sólo los 6 mejores equipos disputarán la Liga A de la próxima Liga de Naciones de Concacaf. Esto les permitiría tener un mejor punto de partida hacia la clasificatoria rumbo a la Copa del Mundo de Catar 2022.

10. La historia pesa pero no juega
Las estadísticas y datos históricos están en contra de El Salvador cuando se trata de Jamaica. Los Reggae Boyzz dominan la serie de todos los tiempos en los 22 partidos que han disputado, con 10 triunfos para los antillanos, 7 empates y solo 5 victorias para la Selecta. Son 25 goles a favor de Jamaica, por 14 para El Salvador.

Además, la última vez que la Azul y Blanco pudo derrotar a los ahijados de Bob Marley fue hace casi 19 años, el 15 de noviembre de 2000, cuando el grupo dirigido por Carlos “Imacasa” Recinos ganó 2-0 en el Flor Blanca.

Muchachos: la historia no juega. Hay que escribir una nueva, y ojalá sea con un triunfo que le de una alegría al país.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar