Selecciones

Afición salvadoreña también apoyó a las selecciones extranjeras en la Eliminatoria a Juegos Mundiales

El público salvadoreño no sólo apoyó a la selecta de playa, el comportamiento del aficionado en el evento fue ejemplar.

No faltaron banderas y otros objetos alusivos para apoyar a la selecta. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Sergio Orrego | Ago 04, 2019- 16:50

El encuentro de la selecta playera era el último en la agenda, a pesar de ello, muchos aficionados llegaron temprano para poder lograr un lugar privilegiado para observar el partido, pero lo curioso y ejemplar ocurrió después.

El aficionado salvadoreño es apasionado con el deporte, la selecta de playa ha dado un motivo para ilusionar a la afición con cosas grandes, pero lo que de verdad habla bien de los cuscatlecos es el caluroso apoyo que dieron a las demás selecciones participantes.

Mientras el jugador número 10 de la selección de Islas Vírgenes estádounindense intenta realizar un remate de chilena, los aplausos y gritos de ánimo que se escuchan en el anfiteatro de Cifco fueron muestra clara del reconocimiento de la afición salvadoreña con las otras selecciones participantes de este certamen.

Aplaudir y gritar un gol de Guatemala, que en ese momento iba perdiendo por goleada ante la selección de México, fue una sorpresa hasta para los propios jugadores chapines que sintieron el calor de la afición.

Foto EDH/ Jorge Reyes

Llegaba el turno para la selección de Trinidad y Tobago quienes con un baile coreográfico ingresaban al terreno de juego motivados y aplaudidos por el público salvadoreño, los caribeños con una sonrisa en el rostro saludaban a los asistentes al evento.

Fue una fiesta total, cuando llegó el turno de las selecciones femeninas el público se abalanzó con una ovación sin precedentes premiando el esfuerzo de las extranjeras quienes se exigieron al máximo por brindar espectáculo.

Sin duda alguna la afición se sacó un 10 perfecto de calificación en comportamiento y solidaridad con las demás selecciones invitadas, además del respetable gesto de ponerse de pie y no abuchear el himno de otro país y de reconocer y aplaudir una buena jugada del rival.

Este certamen sin precedentes ayudó a la afición a conectar más con una selección que ha dado más triunfos que decepciones, pero que también mostró a detalle el desarrollo del fútbol playa que hace unos años no tenía mayor importancia en el país.

Foto EDH/ Jorge Reyes

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad