Otros Deportes

VIDEOS: ¡Roberto Hernández gana oro panamericano!

El salvadoreño logró el metal dorado en tiro con arco. Te contamos todos los detalles

El tirador salvadoreño le dio al país la segunda medalla de oro en la historia de Juegos Panamericanos y se convierte en el atleta 23 en conseguir presea en estos juegos a lo largo del tiempo.

Por Varinia Escalante | Enviada Especial a Juegos Panamericanos | Twitter: @VSKalanT | Ago 10, 2019- 14:48

Con el último aliento, la última flecha que tiró Roberto Hernández, en los Panamericanos, fue la distensión de saberse ya campeón. De que la de oro era suya. Y lo era. Era ya el campeón absoluto de los Juego Panamericanos 2019, en Lima.

Tiró un ocho… pero la gloria era suya. El salvadoreño entró a la historia del deporte nacional, con la segunda presea dorada para El Salvador, tras la de Cristina López, en la marcha, en 2007. Y se convierte en un nuevo ícono deportivo para el país.

Con lágrimas en sus ojos, un eufórico festejo, los gritos de su madre desde la tribuna, los aplausos del público latino presente en Villa María del Triunfo, y la alegría de la delegación que acompañó a Hernández, la escena estaba completa. Todo esto llenó al santaneco, quien después solo esperó el ansiado momento para recibir su medalla.

Y es que en el desfile de premiación, al subir al podio y el aplauso de respeto hacia los medallistas de plata y bronce, Roberto jamás dejó de sonreír. Levantó los brazos cuando escuchó el nombre de “El Salvador” y entonó el himno nacional, escuchado por única vez en estos Panamericanos, con mucho amor por los colores patrios. “Todavía no dimensiono esta medalla”, reflexionó, y lo estaba demostrando.

A prueba de fuego
Roberto acepta que trabajó mucho para llegar a este galardón. Pero que valió la pena. Fue una final donde tuvo que enfrentar al estadounidense Braden Gellenthien, al que venció por 147-146. Un solo punto hizo la diferencia, pero fue suficiente para ser el campeón.

El norteamericano, número uno del mundo, y el salvadoreño fallaron en la primera tirada. Y quedaron empatados 29-29. La segunda, tuvieron diez perfectos, para seguir en la igualada (a 59). Los gritos de su madre, en el hueco estadio del tiro, no dejaban de resonar frente a todos los presentes: “Vamos, Roberto. Eso es, hijo”, repetía sin parar, y generaba la admiración de los presentes.

La partida siguió. Y en la tercera tirada, falló Braden y la historia no la soltó el de la “Ciudad Morena”. Tuvo Hernández dos tiradas perfectas más para llegar al 119-117; y, el cierre, de infarto en esas tres flechas: para que soltara la presión con un ocho último y firmara ser el mejor del continente, levantando los brazos de campeón.

No dudó Hernández en que ese ocho era la victoria, ya que el estadounidense ya había realizado su tirada y él confesó que tiró como fue lo mejor, ya que sabía que tenía en el bolsillo la medalla y que su resultado era el del ganador.

Lo demás, fue la esencia de estar en estos Panamericanos. Festejar, sonreír, abrazar a los que lo quieren. Y no olvidar, ni por un momento, a El Salvador que lo ha apoyado en la búsqueda de este sueño. “La gente me ha mandado muchos mensajes de apoyo, tengo ahora como mil seguidores en twitter (risas) y me han dado mucho apoyo, y mensajes positivos. Todo eso me ayudó, y por eso, esta medalla es para El Salvador, para mucha gente, y que lo disfruten”.

Foto EDH/ Instagram @TeamESA

 

Los ojos irritados acompañaron a Roberto Hernández, el nuevo “Robin Hood” salvadoreño, cuando las cámaras lo seguía, cuando dio declaraciones a la prensa internacional, cuando desde las tribunas le gritaban “bien, Roberto” y lo aplaudían. El salvadoreño no paraba de reflejar la felicidad.

“Estaba tranquilo, ya para entrar al match. Lo había trabajado mucho. Y me gustó que mi psicóloga pensó lo que yo iba pensando en el bus: por qué me iba a alegrar, si no había ganado nada. Trabajé en eso, en la opción real de poder ganar, y que lo podía lograr”, manifestó.

Sobre si tenía ya los pies en la tierra, saboreando este triunfo, relató: “No todavía. En el momento, fue: sí, gané, pero creo que me tiene que caer el 20 de lo que es en realidad”.

Es la segunda medalla de oro panamericano en la historia del país, y Roberto lo valoró así: “Es para El Salvador, la gente lo va a disfrutar”, dijo y agregó de la partida: “Pudo haber sido más (el resultado). Pero la última flecha dije: ‘Ya no importa, la voy a poner, se me regresó un poco, pero la forcé y sabía que el tiro era suficiente para ganar. Por eso, me di la vuelta (en el festejo), y dije: ‘Si ya estuvo’”.

Hernández comentó que Braden sabía que el salvadoreño era el único que le podía ganar en estos Juegos, y “sabía que tenía que llegar a la tercera ronda parejo con él, para que él se abriera, esa era la idea y era mi estrategia. Ya que saliera, era otra cosa, pero por suerte salió”.

“Es una medalla para el país. En Barranquilla, lo sentí el apoyo, pero ahora lo sentí más. Se volcó la gente a saber que había una opción real de esa medalla, y así fue”, cerró Roberto.

Y tras eso, se fue a seguir festejando, a alzar la bandera, a vivir con orgullo el azul y blanco. El abrazo con sus padres fue el punto final, el levantar a su madre, doña Alba, y las fotos con la bandera salvadoreña. El marco perfecto para un campeón. Para el ahora medallista de oro panamericano salvadoreño.

GALERÍA DE FOTOS:

“El Salvador se lo merecía”, las palabras de Roberto Hernández tras ganar oro en los Juegos Panamericanos Lima 2019

El atleta es el primer masculino que logra un oro panamericano y es la segunda medalla dorada es estos juegos en toda la historia de El Salvador

 

Así lo definió el gran “Bob”:

Es La Segunda Medalla De Oro De La Historia Para El Salvador

El momento de la premiación

Así se vivió en la redacción de EDH Deportes:

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad