Primera División: Tritura entrenadores Fútbol: Homenajes a Maradona a un año de su muerte Juegos Panamericanos: ESA viajó con 66 atletas

Una historia de superación, de pasión por el atletismo y por la elaboración de pan

Alejandra María Henríquez estará en los XXVII Juegos Nacionales de Olimpiadas Especiales El Salvador (OEES)

Por Indes / César Najarro |

Alejandra Pineda (i.), junto a su madre, Xiomara. Foto / Cortesía Indes.

Gracias a la invitación de un amigo del colegio, Alejandra María Henríquez Pineda, de 24 años de edad, puede decir presente por quinto año consecutivo en los XXVII Juegos Nacionales de Olimpiadas Especiales El Salvador (OEES) que se llevarán a cabo del 13 al 28 de agosto en el Estadio Nacional Jorge “Mágico” González.

Alejandra, quien nació con discapacidad intelectual, es la segunda de tres hermanos y la única en su familia que practica atletismo como parte de su vida diaria. La joven se prepara para competir en los próximos Juegos Nacionales en las pruebas 100 y 200 metros planos.

Para la atleta con discapacidad, el deporte ha sido una herramienta fundamental para su crecimiento personal, ya que en su adolescencia fue bastante temerosa y muy apegada a su madre, Xiomara Pineda, quien es enfermera del Hospital Nacional Rosales.

“El practicar atletismo le ha ayudado mucho a mi hija, ya que Alejandra era tímida, pero hacer deporte le ha dado seguridad y se ha vuelto más sociable con las personas e independiente con sus labores”, afirma Xiomara.

Alejandra, en sus inicios académicos, estudió en escuelas tradicionales hasta los 10 años de edad, pero sus dificultades en el aprendizaje fueron las señales que su madre tuvo para comprender que su hija era una niña especial, por lo que fue inscrita en la Escuela de Educación Especial de Mejicanos, a los 11 años.

Fue hasta los 18 años que la vida de Alejandra tomó un rumbo diferente, fue el año en el que conoció el deporte a través de OEES y lo que le ha permitido hasta la fecha ser ahora una joven valiente, que es capaz de realizar muchas actividades de manera independiente.

La incursión en el atletismo le ha permitido a Alejandra también estar en buena condición física y contar con muchos amigos. “El ejercicio me motiva para estar fuerte y saludable, esto nos ayuda a evitar enfermarnos”, asegura la atleta, al tiempo que desea que más personas como ella puedan practicar su deporte.

Ale, como la llama su madre, también cuenta con otra pasión fuera de las pistas de competencia, la elaboración de pan artesanal, lo cual está aprendiendo en un taller virtual que recibe en el Centro de Formación Laboral La Rioja (CFL) ubicado en la Área Metropolitana de San Salvador.

Alejandra Pineda, durante un entrenamiento. Foto / Cortesía Indes.

“Estoy estudiando en línea, debido al COVID-19, por lo que me quedo en casa. Estoy en un taller de panadería y manualidades, hago pastelitos de piña y gusanitos que me quedan muy ricos”, manifiesta la joven entusiasta.

Para Xiomara, el resultado que su hija obtenga en los próximos Juegos Nacionales es un paso más para crecer tanto a nivel deportivo como personal.  “Lo que espero de ella en estos Juegos es que compita, si gana o no, no importa, pero que participe y que siga desarrollándose, y como le digo a ella, es participar y competir para seguir creciendo”.

Alejandra entrena tres días a la semana en las instalaciones del Palacio Nacional Carlos “Famoso” Hernández,  bajo la dirección del técnico Antonio Méndez, con el objetivo de hacer una excelente presentación en los Juegos.

MIRA TAMBIÉN: José, el atleta de Olimpiadas Especiales que tiene su propio emprendimiento laboral

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Atletismo Deportes INDES OEES Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Ver más artículos

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Sigue a CANCHA en

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad