La valiente historia de lucha y recuperación de la campeona de downhill, Mariana Salazar

La salvadoreña, quien es campeona panamericana de Downhill logró un tercer lugar en la Copa del Mundo el sábado pasado. Al respecto, habló con EDH sobre lo más duro en su carrera y lo que significó este podio

Mariana logró llegar al top mundial del downhill gracias a su esfuerzo y dedicación. / Foto Por Hoshi Yoshida

Por César Najarro | Twitter: @cjnajarro

Jul 17, 2019- 08:46

“Este es el resultado que más valoro”. Así resume Mariana Salazar el tercer lugar de la Copa del Mundo Mercedes Benz, que se disputó el sábado en Francia.

La cuscatleca de 25 años lo atesora. Es el podio “que más va a quedar grabado porque el año pasado sufrí una caída bastante dura en la que me quebré el esternón y la clavícula; mental y físicamente me ha costado mucho volver y creer en mí”.

Lo dice una chica que ha sido campeona panamericana, que se ha mantenido en los últimos años en el top ten mundial de su disciplina, que compite cotidianamente contra las mejores del mundo, que ha estudiado su carrera profesional en una prestigiosa universidad en Francia al mismo tiempo en el que se mata en cada entreno.

“He trabajado muchísimo para poder estar de vuelta a nivel. Y esta carrera significa muchísimo porque me sentí muy bien en la bici, bajé, disfruté, y quedar en el tercer lugar no tiene precio”, expresó.

La Ficha

Mariana Salazar

Nació: 6 de mayo de 1994, El Salvador

Edad: 25 años

Deporte: Downhill (ciclismo).

Palmarés resumido: multicampeona panamericana junior, cadete y mayor. tercer lugar en la copa mercedes benz (2019), en la copa meribel (2016), en el europeo de kransjka (2015), entre otros.

Lo logra tras un 2018 al que calificó como el mejor de su carrera, en una entrevista que brindó para este medio en diciembre pasado.

Siete meses después, subió al podio contra todo pronóstico, incluso contra el de su mente. No pensaba que lo podía lograr, pero una vez más se demostró que caer es solo un paso para volver a levantarse más fuerte. Y vaya si Mariana sabe de caídas.

“Este resultado no me lo esperaba mucho porque no es una de mis pistas preferidas, y la verdad que no me sentí tan rápida en los entrenos ni aún en la clasificatoria (disputada el viernes, donde marcó un tiempo de 3:35.08 minutos). Y cuando vi que quedé tercera en la clasificatoria, dije, ‘wow, sí es posible’”.

Al día siguiente (final), cuenta que trabajó junto a los mecánicos de su equipo, el Dorval AM, “y me sentí muy bien, bajé casi 6 segundos de mi tiempo clasificatorio. Al llegar a meta, ni volteé a ver el tablero porque me sentí rápida, fluida; pensé que había logrado un top 10, y no, era un top 3, gran alegría”, cuenta tras cruzar la meta en 3:29.57.

“Mi familia súper orgullosa, me ayudaron desde el principio, todos los sacrificios que ellos han hecho y que me ha tocado hacer a mí también. Así que un gran orgullo poder representar a El Salvador, aunque sea de lejos, y también para mi equipo, porque es el mejor resultado para el Dorval AM. Fuimos a festejar”.

Pero para Salazar no ha sido fácil estar en el podio. Más de una vez ha pasado por el quirófano y esto le ha hecho pensar si vale la pena todo.

Mariana Salazar celebrando el tercer puesto conseguido en la Copa del Mundo de Downhill. Foto: Internet

“Al principio era mucho más fácil volver, no me importaba mucho, regresaba rápido tras las caídas. Pero estas últimas, como el nivel está más fuerte, me pregunto si vale la pena hacer tanto sacrificio, seguir entrenando tan duro. Todas esas preguntas llegan, te confunden. Cuesta decir no, aunque me duela, cuesta, disfruto tanto las bajadas, la bici, los entrenos, no puedo dejarlo”, reflexiona desde Francia, a donde atendió el llamado de EDH.

Su filosofía siempre ha sido darlo todo en la pista. Tras las lesiones de 2018, una vez que decidió volver siguió la misma línea. “Cualquier deportista entrena duro por llegar a donde quiere… yo digo que hay que trabajar duro por lo que uno quiere, nunca bajar los brazos, siempre luchar y buscar esas puertas, porque se abren, aunque cueste, aunque tarde mucho, siempre se encuentra algo si hay trabajo de parte de uno”.

Este año, tuvo una colaboración especial para superar los miedos. “Estuve trabajando con una coach mental, que es como un psicólogo deportivo, me ayudó muchísimo a liberar el miedo creado después de las últimas caídas y trabajamos en el positivismo”, confiesa.

Mariana, que el 2018 cerró en el top ten, participará en 3 copas del mundo más este 2019, y en el Campeonato del Mundo en Canadá.

– ¿Mariana, te sientes como una modelo de atleta para el país? – “No me veo así, sino como alguien que ha luchado por sus sueños y ha ganado un poco de experiencia en la competición de alto nivel. He aprendido mucho, así que tal vez sí mi experiencia puede motivar a algunos”, concluye.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad