Selecta: Darán todo por ir a Mundial Fútbol: Alianza, con un positivo a Covid Concacaf: Albos, a dar la cara

ENVIDIA: Guate, con un semifinalista en Juegos Olímpicos y otro acabó séptimo

Luis Martínez disputó la final de los 100 metros mariposa y acabó en el 7° puesto de Tokio 2020, mientras que Kevin Cordón ya está en semis del bádminton

Por César Najarro / Agencias |

El chapín Luis Martínez disputó la final de los 100 metros mariposa en Tokio. Foto / EFE

Los chapines son los centroamericanos que más lejos han llegado en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al meter a dos atletas en semifinales. Y es que el nadador Luis Martínez hizo historia al convertirse en el primer tritón en disputar una final, y Kevin Cordón ya está en las semis del bádminton.

Martínez, en el estilo mariposa de los 100 metros, nadó en Tokio la distancia en 51:09 segundos, y superó así el mejor registro histórico de este deporte para el vecino país, que había conseguido Karen Slowing en 1984, con un puesto 19°, y que el mismo Martínez había igualado en Río 2016.

Martínez se quedó a 35 centésimas de la medalla de bronce, que fue para el suizo Noe Ponti con una marca de 50.74.

Más lejos quedó el guatemalteco del ganador de la prueba, el estadounidense Caeleb Dressel, que se alzó con el oro con un tiempo de 49.45, nuevo récord del mundo.

Completó el podio el húngaro Kristof Milak, quien obtuvo la presea de plata con una marca de 49.68, nuevo récord de Europa.

Kevin Cordón celebra eufórico su pase a las semifinales del bádminton individual masculino en Tokio. Foto / EFE.

Por su parte, el guatemalteco Kevin Cordón protagonizó este sábado uno de esos momentos mágicos que ocurren en los escenarios olímpicos y que marcan la vida de un deportista: procedente de un país sin tradición alguna en el bádminton, y desde el puesto 59 de la clasificación mundial, se clasificó para las semifinales de los Juegos de Tokio con una victoria clara, sin peros, sobre el surcoreano Kwanghee Heo por 2-0 (21-13 y 21-18).

Incapaz de asimilar lo que acababa de hacer, Cordón se cubrió el rostro con las manos y cayó al suelo. No podía dejar de llorar. Solo unos minutos después se incorporó y saltó por la cancha de alegría, celebrando un resultado histórico para él pero también para el bádminton, un deporte dominado por asiáticos y europeos.

En sus cuartos Juegos Olímpicos, este jugador zurdo nacido en Zacapa hace 34 años alcanza en Tokio la cumbre de una carrera que ya contaba con numerosos éxitos de ámbito más reducido, a nivel regional o continental.

MIRA TAMBIÉN: En Centroamérica, los sueños familiares empujan a los atletas a Tokio 2020

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA

KEYWORDS

Deportes Guatemala Juegos Olímpicos Juegos Olímpicos Tokio 2020 Ver Comentarios

Patrocinado por Taboola

Te puede interesar

Inicio de sesión

Inicia sesión con tus redes sociales o ingresa tu correo electrónico.

Iniciar sesión

Hola,

Bienvenido a elsalvador.com, nos alegra que estés de nuevo vistándonos

Utilizamos cookies para asegurarte la mejor experiencia
Cookies y política de privacidad