Impresionante recibimiento en El Salvador a Paulina Zamora, medalla de oro en Lima 2019 y número 1 de América

La físicoculturista arribó al país la tarde de este domingo en una fiesta plena en el aeropuerto de Comalapa. "Nina" también tuvo un espacio para mostrar un poco de su talento deportivo.

La físicoculturista arribó al país la tarde de este domingo en una fiesta plena en el aeropuerto de Comalapa. Foto EDH/ David Martínez

Por Varinia Escalante / Twitter: @VSklanT

Ago 18, 2019- 15:48

COMALAPA. La fiesta de Lima se trasladó a Comalapa. Y es que la físicoculturista salvadoreña Paulina Zamora, campeona panamericana en la reciente cita peruana, volvió a El Salvador entre un festejo pleno de familiares, amigos y salvadoreños que aplaudieron a la número uno del continente.

Con un celular en su mano, grabando el recibimiento, ‘Nina’ salió de la terminal aérea en horas del mediodía. La esperaba su mamá, Roxana de Zamora, con un enorme ramo de flores, y muchos conocidos que se vistieron con una camiseta blanca estampada con una medalla. Y una batucada, donde el grito de “Paulina, Paulina, Paulina” era el centro de la felicidad.

Paulina abrazó a su mamá, y le entregó la medalla de oro. Su orgullosa madre la tomó y la mordió. La locura del momento intenso las contagió de muchas sonrisas. “Es un orgullo ella. Su esfuerzo y esa medalla son para El Salvador”, manifestó De Zamora.

La atleta de fitness ya está de vuelta en tierras cuscatlecas tras una gran actuación en Juegos Panamericanos

 

Pero esos instantes de llegada eran solo el principio. La medallista dorada comenzó a recibir el agasajo de los presentes. Las fotografías no pararon. Y los brazos alzados y su propio grito de “El Salvador” contagiaban a todos. Estuvo presente su compañero y de igual modo campeón en los Panamericanos, Yuri Rodríguez, quien fue a recibirla, además del presidente de la Federación de Físicoculturismo, Fabrizzio Hernández. Ambos externaron a ella su alegría por volver al país.

Paulina también tuvo tiempo para coreografías. Foto EDH/ David Martínez

Pero Nina, además, vivió su festejo por lo alto, literalmente, ya que fue alzada en hombros, como la reina de América que es, y ella mostró su metal a los presentes. Fue el instante de mayor adrenalina para la atleta, quien se mostró súper contenta.

La fiesta que se le preparó a Paulina / Foto EDH: David Martínez

 

“No me imaginé un recibimiento así. Muy emocionada. Es una gran alegría“, dijo la medallista, quien reiteró que “fue un sueño hecho realidad” ganar la presea: “Y llorar, cuando escuché las notas del himno nacional”, repitió.

Pero Zamora, antes de retirarse del aeropuerto, tuvo un espacio para mostrar un poco de su talento deportivo. Se detuvo por unos minutos, para mostrar parte de una rutina deportiva, y enseñar de qué está hecha. El aplauso volvió a resonar, por la calidad de trabajo que hace y de lo que está formada esta atleta.

Las fotos siguieron su curso. Las entrevistas también. Las poses. Las selfies. Las usies. Y su mamá, junto a ella, cerca en cada momento. Listas para la partida, porque en casa, en lo íntimo del hogar, ya la esperaba otra fiesta. Una más para su corazón de campeona.

GALERÍA

Un festejo en Comalapa: Así fue recibida Paulina Zamora, medalla de oro en Lima 2019

La fiesta de Lima se trasladó a Comalapa. Y es que la físicoculturista salvadoreña Paulina Zamora, campeona panamericana en la reciente cita peruana, volvió al país entre un festejo pleno de familiares, amigos y salvadoreños que aplaudieron a la número uno del continente.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Movistar Obtén tecnología de calidad a un precio accesible
Noticias Yolanda Andrade “reveló” que se casó con Verónica Castro y ésta fue la contundente respuesta de la legendaria actriz
Noticias ¿Es lo mismo hacer el amor y tener sexo? Un psicólogo aporta al debate
Noticias Se destapa “el secreto” tras el último episodio de El Chavo del 8 en el que aparece Quico

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad