¿Qué pasó con el ciclista salvadoreño que participó en Pekín 2008?

Mario Contreras representó al país en los Juegos Olímpicos realizados en el país chino, además de haber ganado una medalla de bronce en un Mundial de ciclismo y fue parte de la Unión Ciclística Internacional

Mario Contreras, otrora ciclista salvadoreño, que fue parte de los Juegos Olímpicos Beijing 2008 / Foto Por EDH / Ricardo Flores

Por César Najarro | Twitter: @cjnajarro

Dic 03, 2018- 16:49

Mario Contreras hijo nació con el ciclismo entre ceja y ceja. Su padre fue un destacado pedalista, y su tío también lo practicó. Llegó al deporte a través del triatlón, pero se quedó sólo con la pedaleada. A los 9 años, empezó a competir a la capital, y, al final de temporada, ya era campeón, pese a que corría en una bici de montaña.

Una vez definido que lo que le gustaba era la bici, siguió en ello, y su padre formó una escuelita, que, con el tiempo, se volvió muy famosa y llegó a contar con hasta 30 o más corredores, algunos de ellos muy destacados, incluido su hijo. También Evelyn García.

Tras muchos sacrificios, ya conseguía algunos frutos, y recibió una media beca en el Colegio Bautista de Santa Ana, cuando estaba en séptimo grado. Su meta era fija, llegar a un equipo profesional y ganar algo para ayudar más en casa.

Cuando tenía 16 años, comenzó a competir de manera internacional. Lo primero fue en Guatemala, a la Vuelta del Porvenir. La carrera era para 17-18 años, pero el tenía 16. Con un permiso, le dieron el aval. Con 17, fue quinto en la Vuelta al siguiente año, y participó en la de Nicaragua, que era de mayores.

A los meses, fue enviado a Colombia dentro del proceso de selección de cara a unos Panamericanos que ya no se dieron, que se pospusieron. Luego, logró un cuarto lugar en la siguiente Vuelta del Porvenir.

También

Hijo de diputada salvadoreña se coronó campeón en el béisbol juvenil

El Utec-Bengoa se coronó campeón de la Liga Nacional Juvenil AA del béisbol nacional con una importante labor como pitcher de Charles Monterrosa Mayorga

Tras salir de bachiller en 2004, se dedicó por completo al ciclismo. Estuvo en bases de entrenamiento en Colombia, y, para 2006, fue el mejor sub 23 de la Vuelta El Salvador, aunque él tenía 19 años. Al final de temporada, fue seleccionado por la Unión Ciclista Internacional para formar parte del Centro Mundial de Ciclismo, un programa que se desarrolla en Suiza, a donde van corredores de todo el mundo que no están en nivel Pro Tour (lo más alto), pero que tienen posibilidades de ser reclutados por su talento.

Allá estuvo formándose, compitiendo en Copas de Naciones, en carreras bajo un régimen estricto, con apenas comunicación (el idioma oficial era francés, algunos hablaban inglés). Estuvo desde 2007, a 2009. El primer año fue compañero de Chris Froome, quien para entonces representaba a Kenia. En su primer temporada, logró la clasificación para el Mundial B.

Ahí, sorprendió a propios y extraños al disputar la medalla de bronce en persecución ante un sudafricano (el evento era en ese país), con el que cayó por milésimas. Eso le dio confianza y, para la prueba de ruta de 190 kilómetros, acabó en la novena posición.

Con su destacada actuación, no solo aseguró volver al próximo año al Centro de Alto Rendimiento, sino que, se clasificó de manera directa a los Juegos Olímpicos de 2008. Se preparó como nunca en su vida, pero el plan de entrenamiento no era el adecuado. Su entrenador en Suiza diseñó todo para que estuviera bien de cara al Tour de Francia sub-23, no para los Olímpicos.

Mario Contreras, durante su participación en los Juegos Olímpicos Beijing 2008, representando a El Salvador. Fotos EDH/Archivo

Mario se entrenó a full, pero al llegar a su sueño, en Pekín, se dio cuenta que no era la adecuada. “Era una gran montaña que teníamos que subir como siete veces. Mi entrenador no me hizo trabajar nunca en montaña”. Había mucha presión, muchos ojos sobre él, prensa encima, y él quería demostrar y ser observado por algún equipo Pro Tour. Pero no pudo terminar la carrera.

Tampoco logró los puntos para ir al Tour de Francia. Mentalmente estaba frustrado, enojado. Pese a todo, logró clasificar de nuevo al Mundial, pero no estaba preparado, y mentalmente no se recuperaba.

Cerró mal la temporada, pero lo volvieron a seleccionar para 2009. Fue a una Copa de Naciones en Canadá, y, al terminar con buenos puntos, pidió descansar 2 semanas en el país. Ahí se enteró que no volvería a Suiza, tras un problema de comunicación entre Federación y la UCI. “Ya no pude regresar, nunca tuve una explicación de qué pasó. No fui ni al Mundial, ni al Tour sub 23, al que había logrado la clasificación. Todo fue más frustrante”.

Tras regresar al país, y seguir entrenando, pero también decidió estudiar y buscar un trabajo. Mientras que la frustración por lo que pasó, no lo abandonó. Dejó el ciclismo por un tiempo, de la peor manera. Algo que amó y le dio todo, le fue arrebatado sin entender por qué.

Mario Contreras, otrora ciclista salvadoreño, participó del equipo de alto rendimiento de la UCI cuando joven. Foto EDH / Ricardo Flores

¿Qué hace ahora?

Mientras estudiaba inglés en la Universidad Nacional, comenzó a trabajar. Llevaba encomiendas a maquilas, materia prima. Luego, obtuvo un trabajo en la Alcaldía de Santa Ana, en el Departamento de Recreación y Deportes. Y para 2013, obtuvo un puesto en la Federación.

Cuando me salí del ciclismo, pasé por eso feo de mi vida, caí en depresión, y fue bien difícil estar en eso, y conocí a Dios, y ahí pude superar pues todo, yo no quería saber nada de ciclismo, sino hubiera sido así, no estaría aquí, después fue bien tóxico el tema, la agarré con todo el mundo, tal vez nadie tuvo la culpa, simplemente fueron cosas que sucedieron, pero fue bien difícil ese lapso de salirme, y sólo así lo pude superar y ver con buenos ojos el ciclismo. Ahora trato de aprovechar lo que Dios me da y ayudar en lo que puedo”.

Ya en la federación, ha pasado por distintos puestos, ahora dirige una de las escuelas de ciclismo en Las Delicias, también ha estado como asistente técnico de la gerencia, y ha llevado el seguimiento de atletas para Juegos Centroamericanos y Juegos C.A. y del Caribe. De alguna manera, Mario volvió a encontrar la ruta hacia el ciclismo, el deporte que le apasiona.

PERFIL & TRIUNFOS

Nombre: Mario Wilfredo Contreras

Data: 22 de mayo de 1987, Santa Ana

Edad: 31 años

Estado Civil: Casado con Esmeralda de Contreras

Hijo: Mario Fernando

Deporte: Ciclismo, fútbol, triatlón.

Trayectoria: Campeón sub 23 de la vuelta a El Salvador, disputó medalla de bronce en el mundial de Sudáfrica 2008, y también participó en los Juegos Olímpicos de ese año.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad