Federer y Nadal conquistan para Europa la Copa Laver

El suizo, artífice de este torneo, que volvió a llenar el O2 Arena, con aforo de 17.000 espectadores, tuvo un epílogo de infarto.

El suizo Roger Federer (R) y el español Rafael Nadal (L) del Team Europe en acción durante el torneo de tenis Laver Cup en Praga. El torneo ha sido nombrado en honor de la leyenda del tenis australiano Rod Laver. / Foto Por EFE / Milán Kammermayer

Por Agencia EFE

Sep 24, 2017- 13:55

El tenista suizo Roger Federer, número dos del mundo, venció hoy por 4-6, 7-6 (6) y “match tie-break” (11-9) al australiano Nick Kyrgios (20. ATP), y consiguió el último punto para proclamar a Europa vencedora de la primera edición de la Copa Laver, en honor del legendario jugador australiano de Rod Laver.

En un torneo cuyos partidos valían conforme el día que se estaba jugando, el viernes se fueron en ventaja los europeos por 3 puntos contra uno. Los duelos del sábado valían dos puntos y los del domingo, tres.

El sábado, en un duelo sin precedentes, Federer y Nadal hicieron dupla para ganarle con parciales de 6-4, 1-6, [10-5] a la dupla de Sam Querrey con Jack Sock, para cerrar con ventaja la jornada sabatina. La ventaja ya era de 9-3.

[La NFL se revela ante Donald Trump]

Pero este domingo, la pareja Sock-Isner acercó al Team del Resto del Mundo tras ganar el duelo de dobles ante Berdych y Cilic. También perdió Nadal ante Isner a segunda hora. Pero las victorias de Zverev y Federer definieron el triunfo europeo.

Kyrgios salió muy concentrado y logró romper el saque a Federer en el quinto juego, lo que celebró efusivamente, casi como si hubiera ganado el partido. El de Camberra, de 22 años, y que disputa su quinta temporada como profesional en una trayectoria cargada de lesiones, sacó en el pabellón praguense toda su potencia y precisión en el golpe.

Por entonces, eran algunos toques de Federer, como un resto dificilísimo en el octavo juego, los que despertaban las ovaciones del público, la mayoría del cual vibraba con el equipo de Europa, que vestía camisa azul y pantalón blanco. Ese octavo juego, en una manga que se llevó el australiano, fue el que deparó más emoción, con intercambios largos y precisos, en el que se alternaban repentinos ataques y excelentes golpes defensivos.

[Los jugadores del Bayern Munich disfrutan del Oktoberfest]

El australiano hizo gala de su amplio repertorio, incluidos golpes acrobáticos y sus certeros golpes de revés con las dos manos, mientras que Federer trataba de practicar con precisión helvética su juego al fondo de la pista. Federer rompió por fin el servicio a Kyrgios, en el cuarto juego de la segunda manga, pero el oceánico lo recuperó en el siguiente parcial.

Kyrgios solicitó ser atendido por el fisioterapeuta y, tras volver a saltar a la pista negra, logró ganar su juego con solvencia e igualar, 3-3. Se mantuvo el empate en esa segunda manga, que al final se decidió tras un ajustado tie-break en favor del suizo.

Esto obligó al sexto “match tie-break” del torneo, y que se definió a favor del tenista con más victorias Grand Slam, 19 en total, en los grandes torneos del circuito.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano