Opinión

¿Por qué no la Selecta?

Una columna de Gustavo Flores

Selecta2
Jugadores de la Selecta tras el partido contra Santa Lucía, del mes pasado. / Foto Por Jorge Reyes

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21 | Sep 15, 2019- 20:37

El baloncesto suele ser un deporte lógico. Muy pocas veces hay lugar para las sorpresas como suele suceder, por ejemplo en el fútbol. Esta final a la que llegó la Selección argentina de básquetbol irá directamente a la historia, porque con la solidaridad y el “equipo” como premisas principales dio una de las máximas sorpresas en el mundo del baloncesto y del deporte en general.

¿Por qué es ejemplo para otras selecciones cualquiera sea el deporte?

Vamos por parte.

Primero, “se mataron” por jugar en su Selección y estar en el Mundial. Lejos de las 31 renuncias que tuvieron en Estados Unidos para ir a China 2019 (de la lista de original de 35 jugadores de USA, solo 4 estuvieron en China; terminaron séptimos). Ni vacaciones ni descanso: defender la camiseta de tu país es la prioridad.

Segundo, la intensa preparación y convencimiento en un proyecto. Estuvieron varios meses juntos, se fueron a jugar los Panamericanos a Lima (en baloncesto los equipos suelen llevar una segunda línea) y el ejemplo Scola. Con 39 años, se encerró más de dos meses en un campo donde hizo construir una media cancha de baloncesto. Allí practicó todos los día con entrenadores personales de técnica y de física. Repetía las jugadas una y otra vez, de la mañana a la noche. Sus números finales fueron asombrosos. En Argentina ya lo ubican en el olimpo de deportistas históricos junto a Maradona, Ginóbili, Vilas o Fangio.

Tercero y principal: Solidaridad y trabajo en equipo. Fueron la clave para detener a rivales con mucho más “nombre” y jerarquía individual. Un dato increíble: Ningún argentino juega en la NBA. Esto es, como si en el fútbol, un finalista de un Mundial no tuviera un solo jugador en ninguna de las 4 ligas más importantes (España, Italia, Inglaterra, Alemania).

En China 2019 hubo 54 jugadores de la NBA. Pero ni los 12 NBA que jugaron para EE.UU., ni los 5 de Francia, ni las 4 estrellas serbias, ni el gran Antetokounmpo en Grecia, pudieron llegar más alto que Argentina. Solo los 4 que presentó España, incluido el campeón con los Raptos Marc Gasol, impusieron la lógica en la final.

Eso no solo se consigue con talento. Se consigue sobre todo con trabajo arduo, compromiso, convencimiento y amor por la camiseta. Toda Selección debería tomar su ejemplo. ¿Por qué no la Selecta? Se puede.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad