Las eliminatorias más escandalosas de la historia del fútbol

OPINIÓN: Las nuevas eliminatorias oficializadas por Concacaf dejan en claro un nuevo y grotesco beneficio a los “poderosos” de la zona y dejan sin chances a selecciones de segundo nivel. Un escándalo

Paul Arriola # 7 de los Estados Unidos le comete falta a Luis Rodriguez # 21 de México en la primera mitad durante la Final de la Copa de Oro CONCACAF 2019 en el Soldier Field el 7 de julio de 2019 en Chicago, Illinois. AFP / Dylan Buell

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21

Jul 15, 2019- 08:12

Lo admito: cuando empezó a circular la versión de como serían las nuevas eliminatorias de Concacaf, me negaba a creerlo. Ni Concacaf se animaría a semejante disparate, pensaba. Me equivoqué: se animó.

Creo que se trata del formato de eliminatorias más parcial, arbitrario e irrazonable de la historia del fútbol mundial. Y, sobre todo, tremendamente injusto. Para resumirlo: Seis selecciones (las mejores del ranking FIFA a junio 2020) estarán jugando la hexagonal por 3 boletos y 1/4 del restante boleto. En tanto, las otras 29 selecciones solamente lo harán por 1/4 de boleto.

Es decir, el 83 por ciento de los países de la región jugarán por ¡un cuarto de boleto! El ganador de las 29 selecciones jugará contra el cuarto lugar del hexagonal y el que gane irá a otro repechaje mundial. Suspicacias y sospechas a la orden del día.

Hay que separar dos temas: ¿El Salvador podría verse favorecido por este sistema? Sí. ¿Es razonable, correcto y justo que se juegue así? No, de ninguna manera.

La Selecta hoy ocupa el puesto 6 en Concacaf (cuando asumió Carlos De los Cobos hace poco más de un año estaba 9 en la zona), pero nada asegura que mantenga ese lugar para junio 2020. Dependerá de sus resultados -obviamente- y de lo que puedan hacer los demás.

Quienes defienden este sistema, el presidente de Concacaf, Víctor Montagliani, y también muchos periodistas de la cadena ESPN (curiosamente, la misma que recibió la filtración para la “primicia”), sostienen que es lo más justo dando a entender que ahora “las islas” jugarán más partidos. Y que no se favorece a México o Estados Unidos.

“El nuevo formato brindará a nuestras naciones futbolísticas emergentes la oportunidad de alcanzar sus sueños de jugar un Mundial”, dijo Montagliani. Semejante falacia no se lo debe creer ni él. ¡Es justamente todo lo contrario!.

Nahki Wells de Bermuda remata ante la marca de Bryan Tamacas de El Salvador en el partido de la tercera fecha de la ronda clasificatoria de Liga de Naciones de Concacaf, realizado en Hamilton, Bermuda. Foto Cortesía Akil Thompson/The Royal Gazzette

Vamos por parte: Si me van a hacer creer que este cambio de formato lo hicieron por Islas Turcas & Caicos o Anguila, gracias pero paso. No compro semejante mentira.

Otro de los argumentos fue el sostenido por el estadígrafo Mr. Chip. en el programa “Los Provocadores”. Acérrimo defensor de este sistema lo justificó diciendo que México, EE.UU. y Costa Rica “siempre se clasifican a la hexagonal”.

Es cierto eso, pero no por historia o poderío se le va a regalar a estos equipos una clasificación a la hexagonal como aquí sucederá. Con el mismo criterio, como Brasil clasifica a todos los mundiales, ya no debería jugar eliminatorias en Conmebol y viajar directamente a Catar. ¿Cómo se vería esto? Como una locura, naturalmente.

“México, entre los más favorecidos. Solo juega 10 partidos y le queda el resto de fechas FIFA para hacer dinero en juegos amistosos en EE.UU.”, escribió el periodista Claudio Martínez en redes. Tan cierto como que los aztecas ya están clasificados matemáticamente para esta hexagonal con EE.UU., Costa Rica y Jamaica.

¿Y El Salvador? Hoy está sexto pero nada asegura mantener un año esa posición. Es cierto que jugará ante rivales “débiles” en Liga Naciones B pero un triunfo de Panamá ante México en el Azteca, por ejemplo, supondría cambios. Los panameños fueron más allá: aseguran que ya sacaron cuentas sobre el ranking FIFA y que depende de ellos, y solo de ellos, llegar hasta el sexto lugar. ¿Y la Fesfut? Bien, gracias.

Denis Omar Pineda, en partido de la selección de El Salvador ante Montserrat por la Liga de Naciones de Concacaf. El duelo se repetirá en la Liga B de este torneo durante 2019. Foto Cortesía Montserrat Football Association Inc.

Además, otra reflexión: si es cierto que El Salvador fue favorecido por jugar Liga B y no entrar a Liga A (la más competitiva) confirma que todo esto se ha transformado en un disparate, una muestra más de este fútbol del revés.

Este formato es insólito a nivel mundial. En la UEFA, por ejemplo, Alemania y San Marino (con todas sus diferencias) arrancan en igualdad de condiciones las eliminatorias a Catar. En Conmebol, lo mismo sucede con Brasil y Bolivia, pese a su distinto poderío. En Concacaf, México (o EE.UU., Costa Rica, Jamaica) NO arrancan en iguales condiciones que el resto.

El sistema tendría cierta validez si se hubiera dado a conocer con años de anticipación, teniendo en cuenta el ranking FIFA, las Federaciones podrían haber trazado estrategias para subir algún puesto. Hoy se cambian las reglas a mitad de camino cuando México y EE.UU. ya están clasificados a la hexagonal por un ranking, que hasta la semana pasada, servía poco.

La noticia no cayó nada bien entre los equipos que están entre los puestos 7 a 35 de Concacaf. El presidente de la Federación de Guatemala, Gerardo Paíz, dijo que no sabía quien decidió el nuevo formato: “Qué podemos hacer. Si vienes y dices que no, te suspenden. Tenemos que acatar para evitar suspensiones”, indicó. Grave y triste.

La tristeza de los jugadores haitianos tras caer en el juego de semifinales de Copa Oro ante México. Foto AFP / Frederic J. Brown

El presidente de la Federación de Haití, Yves Jean-Bart, dijo sentirse “discriminado” con el sistema. Y Julio César Dely Valdés, entrenador de Panamá admitió: “No he digerido esta noticia tan drástica, ese cambio así de forma repentina para nosotros, seguramente no para Concacaf”.

Vale recordar también lo que sufrieron México y EE.UU. en sus últimas eliminatorias: los aztecas fueron de milagro a un repechaje para Brasil 2014 y los estadounidenses se quedaron fuera de Mundial y del repechaje para Rusia 2018. Este cambio no es para clasificarlos automáticamente a Catar 2022, pero es un empujón grande.

Ahora les hacen las eliminatorias mucho, muchísimo, más fácil. “Estados Unidos, ofendido porque perdió la votación para el Mundial 2020, lanzó al FBI. Y el FIFAGate cambió todo”, dice el periodista Fernández Moores. ¿Dónde se jugará el Mundial 2026? Sí, en México y EE.UU.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Julia Haydeé Mora, la Miss El Salvador de 1985 que nunca envejeció
Noticias Cinco hermosos lugares que te pagan por vivir y trabajar en ellos
Noticias Las caricaturas del prófugo Mauricio Funes, nacionalizado para evitar extradición y ser juzgado por corrupción

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad