Opinión

OPINIÓN: Un oscuro Clausura 2020 para los grandes en el fútbol de El Salvador

Hablar de Alianza, Águila, Fas y también Santa Tecla, es hablar de historia, trayectoria, buenos salarios y también es, hoy por hoy, hablar de decadencia deportiva.

Jugadores de Alianza FC se lamentan durante la fecha 03 del Clausura 2020 en el Estadio Gregorio Martínez de Chalatenango. Foto EDH / Yessica Hompanera

Por Patricia Menjivar / Columnista invitada | Feb 06, 2020- 18:10

Me pregunto, ¿qué será del aficionado que llega al estadio con su familia, paga $15 por cada entrada y ve a su equipo perder? Me dirán, pero es lógico, si uno va al estadio, va dispuesto a ver lo que tenga que pasar, sí, pero nadie paga por ver fútbol con desgano, y si el aficionado deja de ir a pagar esos $15 por ver a su equipo mimado, el equipo deja de percibir ingresos, hay poca liquidez, vienen las deudas con jugadores, estosentran en más desánimo y todo se repite una y otra vez.

Tal parece que la baja calidad futbolística está tocando las esferas de fútbol salvadoreño como nunca antes. Y a las estadísticas me remito.

Revisemos, el actual campeón Alianza, de cinco partidos jugados, únicamente ha ganado uno, perdiódos y empatódos. Se ubica actualmente en la novena casilla con cinco puntos.

¿Digno arranque del actual campeón? Con siete finales consecutivas, tres ganadas y cuatro perdidas, debe ser el que deel ejemplo de espectáculo deportivo en el país.

Veamos que pasa en FAS, un “Memo” Rivera que llegó a dar oxígeno al equipo santaneco el torneo anterior, pero hoy por hoy, creo que la ausencia de Brayan Gil le está dando duroa los tigrillos.

¿Qué pasa en Águila y Santa Tecla? Un Águila tambaleante con tres empates, una derrota y un gane, versus un Santa Tecla herido, al fondo de la tabla con tres empates, dos derrotas y cero partidos ganados.

Patricia Menjívar, periodista de Radio El Salvador.

Con un panorama tan desalentador, me pregunto, ¿le es rentable a los equipos tener jugadores caros?

Lo bueno de la decadencia de equipos llamados grandes, es que saca a relucir a equipos modestos como el 11 Deportivo, que en su lucha por no perder su estadía en Primera División, respira al sumarpuntos. Tiene tres partidos ganados, uno perdido y uno empatado.

Se suma a esa lucha El Vencedor, con un papel decoroso con tres victorias, dos empates y cero derrotas. Espero no sea como la llama de tusa, que se enciende rápido, pero se apaga con facilidad.

En fin, podemos seguir cuadriculando estadísticas, pero llegaremos a dos conclusiones. Una, que el fútbol nacional es un sube y baja que no aporta constancia; y dos, que losdueños del fútbol no buscan que el deporte crezca, únicamente buscan que crezcan sus bolcillos.

Mis esperanzas que el fútbol salvadoreño mejore se centran en aquellos proyectos que siembran una semilla, para que los talentos que pueden estar escondidos, salgan a la luz. Un vehículo para encontrar esos talentos es el proyecto del Gobierno junto a La Liga Española. Asesorías y formación deportiva en todo el país.

Señores directivos del fútbol nacional: déjense orientar, si gana el fútbol ganamos todos: mejor espectáculo deportivo y mejores ganancias para el deporte rey.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad