Opinión

Análisis de la Selección: “Podemos dar más”

La periodista salvadoreña Mónica Delgado, de Pasefiltrado.com, ofrece su punto de vista sobre lo mostrado por la Azul y Blanco en sus últimos partidos de Liga de Naciones: aplausos a Punyed y críticas para Fito Zelaya, directivos y a De los Cobos

Óscar Cerén de El Salvador supera a Gerard Lavergne de República Dominicana en el partido de vuelta del Grupo B de la Liga de Naciones Concacaf entre El Salvador y República Dominicana, en el estadio Cuscatlán en San Salvador. Foto EDH / Jorge Reyes

Por Mónica Delgado | Twitter: @monidelgado30 | Nov 20, 2019- 17:21

¿Por qué la Selección de El Salvador nos hace sufrir tanto? Es difícil definirlo con exactitud, pero luego de cada partido o torneo se pueden sacar conclusiones de todo lo que rodea a nuestra Selecta. Tenemos directivos sin coherencia en sus actos, sin claridad, sin objetivos ni visión… y podríamos decir mucho más, pero en realidad lo importante no son ellos, sino cómo sus acciones repercuten en nuestra selección.

Mónica Delgado, periodista salvadoreña de Pasefiltrado.com, radicada en EE. UU. / Foto EDH Cortesía

Partiendo de ahí, ¿cómo podemos exigir competitividad a nivel internacional, si los dirigentes no brindan las herramientas adecuadas a los seleccionados? Como, por ejemplos, enviándolos en viajes inhumanos, canchas en mal estado y personal no capacitado para guiar a una selección que se supone es lo mejor de lo mejor en el país.

Se hablaba que la solución y que lo mejor que teníamos era Rodolfo Zelaya, pero en esta Nations League quedó claro que el atacante de LAFC no hace la diferencia, debido a su falta de ritmo y de compromiso como profesional. Con o sin él, los goles cuesta que lleguen. El fútbol es de momentos y no de nombres y si eso no lo tienen claro en la FESFUT, mejor que se dediquen a dirigir alfombras rojas y no fútbol.

Si en realidad hablamos de jugadores que realmente hicieron la diferencia, entonces hablemos de Pablo Punyed, que en 10 minutos mostró su calidad, compromiso, jugó en una posición que no es la suya, generó ocasiones, falló un par y metió el gol que le dio la tranquilidad a la Selección.

Se ve el compromiso de los jugadores salvadoreños, como por ejemplo: Darwin Cerén, Juan Carlos Portillo, Henry Hernández, Jaime Alas, Pablo Punyed, Roberto Domínguez, etc., pero preocupa la falta de idea de juego que muestra la Selecta en sus presentaciones en esta segunda etapa del profesor Carlos de los Cobos, ya que nos tenía acostumbrados en el 2009 a ver a una selecta ofensiva, con identidad, con estilo de juego y respetados en el Estadio Cuscatlán.

Pablo Punyed de El Salvador celebra un gol este martes en el partido de vuelta del Grupo B de la Liga de Naciones Concacaf entre El Salvador y República Dominicana, en el estadio Cuscatlán en San Salvador. Foto EDH / Jorge Reyes

¿A qué se deberá que el timonel mexicano a cambiado el estilo de jugar? ¿Será que no hay materia prima en el país? ¿Será la mala administración de nuestros federativos? ¿Será la infraestructura de nuestro país? ¿Será que prefiere jugar feo pero ganar? o ¿será que los salvadoreños “no sabemos de fútbol”? Lo que sí me queda claro es que con este estilo de juego será difícil competir con selecciones como México, Estados Unidos, Jamaica, Canadá e incluso la selección de Haití, que ya nos ha complicado en otras ocasiones.

La esperanza continúa en el corazón de los cuscatlecos. Porque aún hay tiempo para trabajar y mejorar muchos aspectos, como la gran cantidad de centros mal ejecutados, mala definición de nuestros delanteros, deficiente ejecución de jugadas trabajadas a balón parado, etc.

Por eso el cuerpo técnico, jugadores y directivos deben aceptar la exigencia de los aficionados, porque a pesar de todas las injusticias que han sufrido (procesos cortados, amaños, malas decisiones, precios altos de boletos y más), ellos no dejan de ilusionarse con volver a ver y revivir esas tardes y noches cuando la Selecta goleaba a cualquier selección del Caribe, y aun así nos quedaba esa sensación de que pudimos haber metido mas goles, cuando El Salvador también le jugaba de tú a tú a las potencias de la CONCACAF y éramos respetados.

De los Cobos sin duda tiene un gran trabajo por delante, ya que en sus manos está la elección adecuada de los jugadores que deben representarnos, para devolverle la ilusión al pueblo salvadoreño.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad