Opinión

Opinión: Alianza, el equipo que sí/no te representa

La presencia del combinado albo en la Liga Concacaf ha generado una gran discusión sobre su imagen como representante del fútbol nacional.

El 11 titular de Alianza que jugó la noche del 24 de octubre frente al Motagua, en el estadio Cuscatlán. / Foto EDH - AFP

Por Carlos López Vides - Twitter: @Celvides | Oct 25, 2019- 16:58

Alianza es un equipo que genera amor y odio por igual en el fútbol salvadoreño, como ocurre también con equipos históricos de nuestro país, como Águila, FAS o Firpo. Pero, como es el único y último combinado cuscatleco que sigue activo en la Liga Concacaf, su presencia en tal torneo ha dado pie a una serie de comentarios encontrados.

Hay dos posturas contrapuestas: unos consideran que Alianza no está ahí en representación del fútbol salvadoreño, y toman como bandera que solamente compite en nombre de su propia fanaticada aliancista. Otros piensan que Alianza, como equipo inscrito en la Primera División de Fútbol de El Salvador, es un representante (uno más, no el único ni el más importante) del balompié de nuestro país.

Creo que hay una confusión. Hay aficionados que toman la palabra “representar” como identificación futbolística. Bajo tal concepto, consideran una aberración que Alianza “los represente”. Y es lógico: un tigrillo, un tecleño o un aguilucho de pura cepa, difícilmente aceptará sentirse “representado” por el equipo de blanco. Habrá alguno que, en un afán deportivo, le desee buena suerte. Habrá algotro que, directamente, le desee lo peor. Y llueven los argumentos y comparaciones: “Jamás un aficionado de Boca estará feliz porque River sea campeón de la Libertadores, no los representa; así como yo soy fasista y Alianza no me representa”, arguyen.

Ramón Abila (i) de Boca Juniors disputa el balón con Enzo Pérez de River Plate, durante la Copa Libertadores en el estadio La Bombonera, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni ARGENTINA FÚTBOL COPA LIBERTADORES

Me quedo con este último ejemplo. Si River Plate gana de nuevo la Libertadores y se convierte en bicampeón de América, lo hará para alegría de sus hinchas, para tristeza de aficionados de Boca y otros clubes… y también en representación del fútbol argentino. Eso es inalienable a cada equipo: es su ombligo futbolero. No se puede sacar a Inglaterra del Chelsea, ni a Alemania del Bayern Münich, etc.

Pongo otro ejemplo, esta vez relacionado con política: para este ciudadano, ninguna de las personas que tienen diputaciones en la Asamblea Legislativa le representa. No siento identificación con la forma de pensamiento de ninguno; es más, lamento mucho el trabajo que hacen. Pero, si algún diputado o diputada viaja, no sé, a un evento en China, sé que lo hace en representación de la clase política de mi país. Esté o no de acuerdo, me agrade o no me agrade.

Lo mismo pasa en este caso futbolero. En resumen, cuando Alianza en 2020 juegue en la próxima Liga de Campeones de Concacaf, lo hará como representante del fútbol salvadoreño. Como también lo harían Chalatenango, Jocoro, Santa Tecla o cualquier otro equipo nacional que llegue a esas instancias.

Posdata: no le voy a Alianza, y tampoco “me representa”, pero sí deseo que le vaya bien en este torneo, como le desearía lo mejor a cualquier otro equipo de El Salvador jugando en un torneo internacional en representación de los colores nacionales, desde Ahuachapán hasta La Unión.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad