VIDEO: Águila e Isidro Metapán lograron su misión y están en las semifinales del Clausura 2019

Los emplumados están en una nueva semifinal al dejar en el camino a su archirrival gracias a la ventaja deportiva. Mientras los metapanecos superaron al campeón Santa Tecla. Ambos chocarán en semifinales

Marvin Figueroa (21) celebra uno de los goles de Isidro Metapán ante Santa Tecla FC en la vuelta de cuartos de final del torneo Clausura 2019 en el Estadio Jorge Suárez Landaverde de Metapán / Foto Por EDH - Jessica Orellana

Por Varinia Escalante | Raúl Recinos

May 11, 2019- 21:48

Eliminó al campeón. Isidro Metapán permitió, anoche, que ahora un nuevo equipo se convierta en monarca, después de dejar en el camino a Santa Tecla, al que superó en la serie (3-1), y al que venció 2-1 en la vuelta. En semifinales, los caleros se enfrentarán a Águila.

El plan al ser el equipo que tuvo más aproximaciones sobre el arco de Óscar Pleitez estaba dando resultado. La presencia tecleña y el peligro sobre los caleros eran el dominador del juego, incluso Metapán no pudo generar algún contragolpe o mandar un pelotazo largo para inquietar a Joel Almeida.

La presión era inevitable y Pleitez estaba sacándolo todo. Pero se quebró el vaso. Fue Rivera el que recolectó un balón y mandó un potente disparo, que tocó la base del poste tras el intento de rechazo de Pleitez, pero terminó adentro (24′).

A Metapán le restaba buscar la contra y esperar alguna falla rival para probar directo al arco. Y sucedió. En el agregado (45’+ 2′), un ataque frenado por Alex Mendoza, terminó en un tiro libre de Marvin Figueroa, quien impecable y potente definió a la red (1-1).

El partido mantuvo la intensidad, y dinámica pareja. Pero solo uno clasificaría, y eran los caleros los que lo estaban consiguiendo. Ocasiones se dieron para ambos cuadros. Un cabezazo de Ávila pudo ser el segundo tecleño, pero Pleitez lo evitó. Sin embargo, Tecla se quedó con diez, tras la expulsión de Erick Rivera (65′). Y el camino se complicó para el equipo verde.

Metapán defendió con sus argumentos el resultado, aún con la presión tecleña que no denotó estar con uno menos, y consiguió el boleto a semifinales asegurando la victoria con David Díaz, quien puso la cereza la pastel, tras sacarse a un rival y a Almeida y colocar el 2-1 (79′). Así, el rey quedó afuera del camino, y el jaguar se convirtió en su verdugo.

Waldemar Acosta de Club Deportivo Águila celebra el gol anotado ante Club Deportivo FAS en el partido de vuelta de cuartos de final en el Estadio Juan Francisco Barraza de San Miguel. Foto EDH – Jorge Reyes

Carnaval adelantado

La serie del clásico nacional no dejó desperdicios en los 180 minutos que jugaron. Hubo goles y estuvo lleno de emociones, pero Águila, por su ventaja deportiva, igualar en el global 4-4 y tras el triunfo del sábado por la tarde con marcador de 2-1 ante CD FAS, los negronaranjas lograron boleto a las semifinales del torneo Clausura 2019.

El estadio Juan Francisco Barraza volvió a vibrar con un clásico nacional, como en los viejos tiempos. No era para menos porque su equipo, el Águila, necesitaba de un triunfo contra su más acérrimo rival que es el FAS. En el juego de ida los tigrillos se quedaron con la victoria de 3-2, por lo que los orientales sólo tenían que empatar en el global para meterse a semifinales.

De inmediato, en el inicio del juego, Águila se animó a buscar ese gol tempranero que estaba obligado a conseguir para poner a su favor la serie.

Marlon Trejo ya había avisado que daría dolores de cabeza a Ibsen Castro por el corredor izquierdo, ya que primero fue derribado con una patada mal intencionada y, sobre el minuto 11, en una jugada posterior, el aguilucho mandó un centro que se detuvo en la mano del tigrillo. Penalti para el local y la chance de ponerse arriba en el marcador

Waldemar Acosta fue el encargado de anotar el gol que invertía los papeles, ya que ahora era FAS el que tenía que buscar el empate. La igualdad lo metía clasificaba a semifinales, etapa de la cual fue despachado en el torneo Apertura pasado y todavía tiene clavada esa espina.

Pierna fuerte fue lo que abundó tras el gol y Jaime Herrera, el árbitro central, empezó a repartir tarjetas amarillas. Los asociados fueron los más afectados porque en el primer tiempo ya tenían a tres de los cuatro zagueros amonestados,además del argentino Stradella.

La presión ejercida en la parte alta dio frutos a los fastanecos, pero con una gran cuota de complicidad de Fredy Espinoza al cometer un error de comunicación y desatención que aprovechó Stradella para poner el 1-1 en el minuto 57′.

Solo cinco minutos le duró la euforia a los santanecos, ya que al 62′ Santos Ortiz sacó la llave del bolsillo, pero para entrar a la casa tigrilla. Fue un intruso que no esperaban al hacerles daño cuando evadió marcas en la sala, entró al comedor y venció a Nicolás Pacheco.

De nueva cuenta, Santa Ana completa volvía a sufrir porque su equipo se estaba quedando en el camino. FAS empezó a manejar bien sus nervios y Águila a trabajar el reloj, esperando una desconcentración en defensa para marcar un tercer gol que fuera lapidario para el rival.

La afición naranja y negro se volcó, centraron sus gargantas para empujar desde las gradas a su equipo, que terminó sacando todo del área mientras los tigrillos insistían en busca del segundo gol. Pero eso no sucedió, se volvió imposible porque ya tenían puesto el candado.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Prófugo y corrupto, así retratan a Mauricio Funes en caricaturas
Noticias Pandilleros de la MS afirman que han transformado su vida y están arrepentidos de su pasado violento
Noticias La sala VIP de los García, un espacio relajante y de comodidad antes de volar