Fútbol

Video: El resurgir del exjugador de la Selecta Steve Purdy tras su retiro obligado del fútbol

El zaguero salvadoreño sufrió una lesión que le ocasionó 15 fracturas en el rostro y un daño en el cerebro que no le permitieron jugar más. Ahora tiene una academia que se llama Purdy Performance.

Por Raúl Recinos / Twitter: @raulonlon10 | Abr 05, 2020- 04:00

El partido entre Chivas USA y los Terremotos de San José, el 29 de septiembre del 2013, marcó para siempre la vida de Steve Purdy, ya que en ese juego sufrió un codazo de Steve Lenhart que lo mandó al suelo. El resultado fue devastador: 15 fracturas en todo el rostro y una contusión cerebral que no le permitió volver a jugar fútbol como profesional.

Fueron dos años en los que batalló el defensa central, quien también se puso la camisa de la Selección Nacional. Sin embargo, el daño cerebral fue el impedimento para volver a jugar en un equipo profesional, a pesar de que lo intentó una vez superó las múltiples lesiones.

“Estaba muy mal, me daban dolores de cabeza todos los días, no podía entrenar. Mi cerebro estaba sufriendo. Yo no hice mucho en un año, podría volver a jugar fútbol, pero era un riesgo porque mi cerebro no estaba bien. No quería sufrir otra lesión. Después de eso empecé a ver qué quería hacer con mi vida”, cuenta Purdy.

Purdy marca a David Beckham cuando coincidieron en la MLS.

Fueron dos años sin poder jugar un partido, pero el proceso de recuperación siguió tras la operación, la cual pagó el seguro que tenía en la MLS. Sin embargo, Purdy tuvo que sacar “miles y miles de dólares” de su bolsa para visitar médicos y ver qué tenía, a qué se debían los dolores de cabeza en el periodo posterior a la intervención quirúrgica.

En esos dos años, también, aprovechó para hacer trabajos de asistente técnico en Gavilan College, en Gilroy, California. Estar en contacto con jóvenes para ayudarlos en el deporte lo atrapó y lo apasionó, pero la espina de volver a estar en la cancha como jugador no se iba.

En el 2016, volvió a jugar bajo su propio riesgo, esta vez con el Orange County Blues, de la Tercera División estadounidense. Pero confiesa que fue más para saber cómo reaccionaba su cuerpo y su cerebro. Volvieron los dolores de cabeza y decidió retirarse con 30 años de edad.

“Hice el intento para ver si podía regresar, pero después de los entrenos y de los partidos me daban los dolores de cabeza, eso era más como prueba para ver si me sentía bien. Fue difícil no seguir jugando”, confiesa el zaguero central.

Purdy estuvo en la época de Rubén Israel en la Selecta, jugó partidos amistosos y dos partidos de Copa Oro,uno en 2011 y el otro en el 2013. Así mismo, participó en la eliminatoria mundialista hacia Brasil 2014, cuando disputó compromisos contra México, Surinam, Guyana, Costa Rica e Islas Caimán.

“La primera cosa que pasó por mi mente cuando tocó el momento de decidir qué hacer con mi vida y de retirarme del fútbol, fue la Selecta. No hay como jugar con el equipo nacional, con El Salvador, es algo tan bonito. En esos momentos, cuando estaba pensando en seguir jugando fútbol, pensaba en la Selecta; yo tenía mi sueño personal, teníamos posibilidades de hacer cosas grandes”, asegura Purdy.

Purdy también militó en el Chivas USA de la MLS. Ahí fue donde sufrió la terrible lesión que lo sacó del fútbol.

PURDY PERMORMANCE
Resignado a que no podría jugar más para evitar una lesión cerebral más seria y con el tiempo que ayudó como asistente, Purdy encontró en la enseñanza del fútbol su otra pasión.

“Pues yo estaba que quería jugar, pero también quería ayudar a los niños siendo entrenador. Estaba entrenando en el colegio y me di cuenta que me gustaba y eso quería. Yo tenía en mi cabeza que quería mantenerme en el fútbol con niños que quieren jugar profesional, quiero aportar mi parte, compartir mi experiencia”, señaló el defensor salvadoreño-estadounidense.

Fue hasta noviembre del 2018 que nació Purdy Performance. una academia que lleva el nombre de este jugador y tiene a su cargo pequeños grupos de niños, que en total suman más de 100 y tienen el sueño de jugar de manera profesional.

Mira también:

FAS se renueva pese a deudas

Mientras Hugo Bargas denuncia en Twitter que se le debe a él y a otros compañeros, al equipo tigrillo llegarán Wilma Torres, Diego Areco y Walter Guevara, aunque no son oficiales. Andrés Flores ya fue anunciado y negocian con más.

“Mi meta es ayudar de cualquier manera, mi trabajo es ayudarlos técnicamente, pero también ayudarlos a que lleguen a un alto nivel de fútbol. Antes del Coronavirus, tenía a más de 100 niños en grupos pequeños”, confiesa el espigado zaguero.

La pandemia mundial tiene a Estados Unidos afectado, y en Green Bay, Wisconsin, donde reside Purdy, no es la excepción. Ahora, el exjugador ve de qué manera puede mantenerse ocupado, viendo internet y pensar en un trabajo que tenga que ver con el fútbol. En mayo se espera que se pueda retomar una vida normal por esos lados.

Steve Purdy dice que sigue haciendo lazos con diferentes equipos profesionales, sobre todo de Alemania, país, donde jugó con el equipo 1860 Munchen II, para poder promover chicos de su academia y que tengan una oportunidad.

Así mismo, en su país también sigue haciendo conexiones, aunque sus jugadores ya tienen oportunidades en equipos profesionales y también hay otros que han firmado becas para continuar su carrera como futbolistas.

Como salvadoreño, Purdy también dice que le gustaría ser como un reclutador de talentos en Estados Unidos. Por ahora cuenta que en Wisconsin no hay muchos cuscatlecos, y en su academia no hay sangre nacional, pero “pensé que podía ser como un scout, o ayudar de cualquier manera a la Selección. Si hay oportunidad para ser un entrenador (de selecciones juveniles) sería un sueño”, asegura.

Entérate:

Chalate paga deudas y cambia directiva

Rigoberto Mejía se despidió a través de redes sociales. El equipo informó que canceló los salarios.

 

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad