Fútbol

Sebastián “Loco” Abreu revela qué cambios debe tener el fútbol de El Salvador para crecer

El exjugador del Santa Tecla FC, contó en el programa "Jorge Ramos y su Banda" su experiencia en el fútbol y específicamente en El Salvador, donde llegó a compararlo con el uruguayo

Por Josué Navarrete | Twitter: @JNavarrete_EDH | Abr 21, 2020- 15:54

En tiempos donde no hay fútbol y hay mucho tiempo libre, siempre es bueno recordar la trayectoria de diversos personajes del fútbol, tal como lo hizo el uruguayo Sebastián “Loco” Abreu en los últimos días en el programa de ESPN, “Jorge Ramos y su banda”, donde el conductor principal, el compatriota de Abreu, Jorge Ramos, habló de diversos temas con él, entre ellos, El Salvador.

En la entrevista, Abreu recalcó que tiene un cariño especial al Santa Tecla FC, por haberle dado la oportunidad de estrenarlo como director técnico, donde logró ganar la Copa El Salvador. Actualmente está en el Boston River de Uruguay, donde hasta el parón del fútbol jugaba y era parte del cuerpo técnico.

Para entrar en detalles sobre El Salvador, Abreu expresó que si bien no era la persona indicada para dar detalles, sí gue claro en que “todavía no se respetan los contratos que exige FIFA, donde se tiene que firmar mínimamente por un año, aún se firma por temporada”

Así mismo, dijo pensar que esa era la razón por la cual se terminó la temporada en el Clausura 2020, ya que “ante el no ingreso y las dificultades económicas que ya tienen los equipos, con eso se excluyen de las responsabilidades, por eso pagaron dos meses a los que acababan de llegar”.

“Me imagino que muchos jugadores de la liga salvadoreña no la están pasando bien, porque los ingresos de ellos son muy bajos y darles por finalizada la temporada, estos dos o tres meses no tendrán ningún ingreso y complicarán el día a día de cada uno de ellos”, aseguró en cuanto a las condiciones de sus compañeros.

Sobre eso, hizo hincapié en que se debe fortalecer la asociación de jugadores para que haya condiciones más favorables para los jugadores. “No hay un sindicato de jugadores que pueda hacer respetar los derechos del futbolista y lo que mueve todo, es que hay muchas complejidades económicas en los clubes, eso hace que ante la mínima dificultad, se puedan zafar de esa situación y no hacerse cargos de pagos en los cuales les genere deuda, esas decisiones pasan por eso traté de inculcarle a los jugadores que hagan un sindicato fuerte que haga valer sus derechos y los que decreta FIFA, El Salvador pertenece a FIFA y si les pide encarecidamente que cumplan ciertas normas, en este caso debería estar alineado a esas situaciones”.

Sobre las condiciones del jugador salvadoreño, insistió en que hay capacidad, pero que la infraestructura local está bloqueando ese crecimiento. “El jugador salvadoreño no trasciende más, porque las estructuras que tienen los clubes no los ayuda a potenciar, a hacerlos crecer, porq1ue la materia prima del jugador salvadoreño es muy buena, técnicamente son muy buenos, a mi me sorprendió ver el nivel individual del jugador, pero en muchos casos la cancha donde juegan es la misma donde entrenan todos los días y no tenés más nada, no hay gimnasios, nutricionistas, no hay cosas para elevar el nivel en Concachampions y en selección, porque han subido el nivel”.

Y a modo de comparación, Abreu afirmó que el sindicato de jugadores en Uruguay tiene mucha influencia y asegura que en su país la asociación les da nutricionista, estudios en inglés, estudios académcos y al no existir eso en el país, se convierte en una dificultad.

“Por eso es que el fútbol salvadoreño está estancado a nivel clubes, porque me tocó recorrer muchas canchas, hablar con muchísimos compañeros que pasaron a Santa Tecla, te contaron las necesidades que pasaban y uno piensa que si tuvieran un sindicato que pueda hacer valer los derechos, uno de esos fuera mejorar las condiciones de los clubes y eso eleva el nivel individual”, indicó.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad