Renato Punyed: “Tuve cuatro entrenadores en el año”

Entrevista - EDH Deportes platicó con el futbolista salvadoreño destacado en Noruega. Su experiencia en la tierra de Tore André Flo le dejó un ancho aprendizaje y le derribó algún que otro mito de la cultura deportiva escandinava

Por Roberto Leiva - Twitter: @RobbieRuud

Nov 03, 2018- 17:27

El aprendizaje es la palabra favorita de Renato Punyed este año. En este 2018 se desempeñó en el Sortland IL de la cuarta división de Noruega, una aventura que representó crecimiento futbolístico y como persona para el salvadoreño, quien el pasado año coincidió con su hermano, Pablo, y otro compatriota, Derby Carrillo, en el ÍBV de Islandia.

Renato se convirtió este año en el cuarto salvadoreño que juega en la tierra de Tore André Flo, le precedieron Jaime Alas (Rosenborg) ahora en el Municipal de Guatemala, Léster Blanco (Kosvinger) hoy en Metapán y Rafael Burgos (Fredrikstad) quien en el presente se encuentra sin equipo.

El Sortland IL, club donde jugó Punyed, terminó último en su grupo tras un año difícil. Sin embargo, hay que destacar que durante varias jornadas, el salvadoreño se ganó la capitanía del equipo.

Renato sumó este año su tercer club profesional tras haberse desenvuelto en el ÍBV y el ÍR, ambos de Islandia. En este año le tocó remarla solo, y valora mucho lo que sumó como profesional y como persona en una localidad muy fría, al norte del país más septentrional de Europa.

La temporada terminó para el Sortland, así que toca dar un breve repaso charlado con el salvadoreño, de quien su hermano Pablo bromeaba: “Sí, ahora mi hermano está allá con los osos”. Si deseas conocer más sobre la localidad donde estuvo Renato pincha en el enlace que viene a continuación:

El salvadoreño Renato Punyed jugará en Noruega

El volante salvadoreño jugará en la cuarta división del país escandinavo

Sin más preámbulos, Renato Punyed:

¿Qué conclusiones sacas de este año tras jugar con el Sortland de Noruega?

Este año fue un año de mucho aprendizaje. Creciendo mucho como jugador en lo físico y en lo mental. Pensando en cómo aprender ante todo en las derrotas.

Fuiste capitán en tu tercer equipo profesional, es algo que pocos salvadoreños han podido disfrutar afuera

Si, estoy orgulloso haber tenido la oportunidad de ser capitán. Reconozco que el Sortland es un equipo al que le faltaba un poco de profesionalismo, pero poco a poco se fue encontrando en la cancha. Creo que al ser capitán pude ayudar más al grupo, quizá desde el principio debería haberlo sido, pero eso de ser capitán obviamente no era decisión mía.

¿Qué diferencias de juego encontraste en Noruega tras tu paso por Islandia? ¿Es más físico, más táctico?

Creo que los dos países tienen buen nivel de fútbol. Fútbol que no se suele ver fácil porque se trata de países pequeños en cuanto al deporte. Creo que Noruega puede tener un poco más de nivel y profesionalismo sobre todo en lo táctico.

¿Cómo te hicieron sentir como extranjero en el Sortland? El trato, el compañerismo, muy bien, bien, más o menos…

Desde el principio me trataron muy bien. Sortland fue algo de último minuto por circunstancias que la vida nos trae. Pero el Sortland fue un lugar donde aprendí mucho, personalmente, les estoy muy agradecido. Debo destacar que no fue una temporada fácil, y es que imaginate, teniendo cuatro entrenadores en un año es complicado tener claridad de una idea de juego,  y sinceramente creo que con eso el club sufrió mucho.

¿Qué fue lo que más te costó en la adaptación en Sortland?

Lo que me costo muchísimo fue el lenguaje (noruego). Estando en un país en cual de verdad no conocía a nadie, no tenía ni un amigo o cara familiar, fue lo más difícil. No lo dudo.

¿Cómo te fue con el idioma noruego?

Tome unos cursos por el internet para intentar aprender el idioma. Es muy difícil, pero si me encuentro de nuevo en Noruega la próxima temporada seguro lo seguiré aprendiendo. No tengo dudas.

Contanos un poco cómo eran los entrenos, un día normal de trabajo que no fuese partido

Un día normal para mí que no tuviera partido empezaba con el gimnasio haciendo ejercicios propios de balance (tonificantes) o físicos (fuerza). Luego entrenaba con el equipo dependiendo del día, pero entrenamos mucho con el balón intentando siempre mejorar en la técnica. Siempre al final los entrenadores hacían énfasis en todas las líneas: entrenamos por separado delanteros, volantes y defensas. Esto con el propósito de trabajar más puntualmente en las fortalezas y debilidades de cada uno de los jugadores.

¿Qué hacías por allá en los momentos libres? Tanto frío no parece bueno para dar un paseo o tener vida nocturna

Los días libres son calmados la verdad, leyendo, tocando la guitarra, y los días sin mucho frío sí me atrevía a pasear con algunos compañeros en la ciudad.

¿Alguna anécdota que quieras recordar?

La verdad que mucho no pude disfrutar en esta pequeña ciudad, pero la conocí toda, no es muy grande. Lo más gracioso sin duda era cuando los jugadores me trataban de ayudar a hablar su idioma (noruego). Recuerdo también que me costó comunicarme con algunos árbitros que ¡no hablaban muy bien el inglés!

De local siempre jugaste bajo techo ¿cómo lo asimilaste?

La cancha oficial era bajo techo, una cancha que sinceramente ya toca cambiar porque esta muy utilizada, eso afecta a veces los músculos entrenando por un tiempo prolongado. En el invierno, eso sí, se entrena y se juega siempre bajo techo por las lluvias y la nieve.

¿Qué fue lo que más te gustó de tu experiencia en Sortland?

Lo que más me gusto fue la experiencia de estar tan al norte de Noruega con unas vistas inexplicables, y obvio, siempre el fútbol da buenas experiencias.

¿Hubo algo que no te gustara?

Mucho no me pareció que tenía que cambiar de aires, pero son cosas que toman tiempo y este año fue exactamente aprender como equipo, no tanto  con lo individual;  eso a mí no me gustó mucho porque quiero crecer como jugador en cancha de forma personal en todo momento. No tener énfasis en lo personal solo de vez en cuando, para así mejorar.

Algo que te gustara de los noruegos como gente, como pueblo

Me gusta mucho la manera de ser de los noruegos. Como gente son siempre súper amables, son gente que anda de buena onda todo el tiempo.

La temporada con el Sortland ha terminado ¿qué viene ahora?

Sí, ya terminó la temporada, por ahora no hay nada 100% seguro. Hay muchas oportunidades, pero toca pensar lo bien qué habrá para el próximo paso. Tal vez será en Islandia de nuevo, o tal vez será en la segunda de Noruega; o de pronto en un nuevo país. Estoy emocionado por lo que está por venir.

¿Recomiendas Noruega para un futbolista salvadoreño?

Recomiendo Noruega para cualquier futbolista, los salvadoreños tienen buen talento y toca demostrarlo alrededor del mundo pero con disciplina, Noruega es un muy buen lugar para intentarlo.

Tu mayor deseo para el 2019 es:

Mi mayor deseo futbolístico es firmar con un buen equipo donde pueda crecer más como jugador y aprender en cada entreno algo nuevo del entrenador y los compañeros. Por supuesto, siempre está la ilusión de representar un día a la Selecta.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Familia, amigos y exempleados de Nayib Bukele están en el Gobierno
Noticias ¿Sueñas con vivir en otro país? 5 países de inmigración fácil para salvadoreños
Noticias Así será la mega ciudad que construye en El Salvador el líder de la iglesia la Luz del Mundo, detenido en EE.UU. por delitos sexuales