Fútbol

Insólito: Jugadores de Primera División se cambiaron en la cancha y en la sala prensa

Incómodo momento vivieron los jugadores del Once Deportivo y Chalatenango en la doble programación en el estadio Ana Mercedes Campos de Sonsonate

Miguel Lemus (de espalda) se cambió en el banquillo visitante del estadio Ana Mercedes Campos. Foto EDH/ Jorge Reyes

Por Franklin Ponce | Twitter: @FP11EDH | Sep 15, 2019- 14:11

La fiesta deportiva que se vivió en Sonsonate, con la doble jornada de la Primera División, también regaló algunos detalles negativos para el fútbol salvadoreño, debido a que el estadio Ana Mercedes Campos no está preparado para albergar a cuatro equipos.

Sin duda, la falta de logística falló en este caso, ya que tanto el plantel del 11 Deportivo como el de AD Chalatenango y la cuarteta que participó en este primer partido de la doble, se vieron afectados al final del partido, debido a que este escenario solo tiene dos camerinos, uno para cada equipo y solo uno para los árbitros.

Los chalatecos fueron los primeros afectados, ya que antes de que terminara su partido, tuvieron que desalojar el camerino visitante, con todas sus maletas y demás artículos del calentamiento, para darle el espacio a Águila, que participó en el segundo partido del día. Las cosas del equipo norteño fueron llevados al banquillo, donde al final se terminaron vistiendo ante la vista de todos para retirarse del estadio. Antes fueron la burla de algunos aficionados, quienes aprovecharon el momento para hacer algunos comentarios contra los chalatecos.

Por su parte, los del tanque fronterizo, quienes en el primer partido participaron como locales, fueron trasladados a la sala de prensa, para darle su lugar a los dueños de casa, Sonsonate. Con la ventaja de que este lugar tenía una puerta para la privacidad y un aire acondicionado para su comodidad, el equipo se cambió de ropa, tras el partido que terminaron perdiendo 0-3.

Por su parte, los árbitros tuvieron que esperar a que sus colegas salieran a hacer el calentamiento, para asearse y desalojar esa zona.

Algunos de los equipos afectados hicieron algunas criticas, por el momento incomodo que estaban viviendo. Pero es la triste realidad del fútbol salvadoreño.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad