Fútbol

Las clases del exfutbolista salvadoreño Óscar “Kaká” Jiménez que ayudan a desestresar en cuarentena

El exjugador de la Selecta y de varios equipos de Primera División, realiza clases de aeróbicos en línea para ayudar a desestrezar a la población en esta cuarentena

Óscar "Kaká" Jiménez, durante sus clases en casa. Foto / Captura de pantalla

Por Franklin Ponce | Twitter: @FP11EDH | Abr 20, 2020- 05:30

En los momentos difíciles es donde aparecen las buenas acciones. Cancha suma otra curiosa historia de un ex deportista durante la cuarentena, la del ex futbolista Óscar “Kaká” Jiménez impartiendo clases de aeróbicos a través de Facebook Live y con ello colaborar a que muchas personas se distraigan de lo que a nivel mundial se está viviendo y que también se mantengan en forma físicamente para no descuidar su salud.

El ex jugador de Selección nacional y campeón con varios equipos de la Primera División, desde hace varios meses trabaja como instructor de aeróbicos. Prácticamente es su trabajo y del que dependen sus ingresos familiares. Sin embargo esto se detuvo a través de la emergencia por el Coronavirus.

“Yo imparto clases en cuatro lugares pero tuve que suspender a raíz de lo que estamos viviendo en el país y a nivel mundial. Muchos alumnos a quienes me encontraban me decían que les hacían falta los ejercicios. Fue una alumna quien me dio la idea de realizarlas en línea y así es como surgió la idea para hacerlas a través de Facebook”, cuenta el ex jugador.

Las clases, Jiménez las imparte de lunes a viernes, a partir de las 4:00 p.m., desde la sala de su casa en Ilopango, a través de la cuenta “Parque de los Dinosaurios Santa Lucía”. Su hijo, Mateo, es quien le ayuda con la transmisión, sostiene el teléfono con el que hace el video y avisa al Kaká quienes se están conectando y lee los comentarios, para mantener una interacción con los que se conectan.

La Frase

Mi proyecto de vida es ayudar a través del deporte, porque hay que ayudar para ser útil, no para ganar protagonismo. Esto es mi pasión, esto me apasiona y me siento un bendecido

Óscar "Kaká" Jiménez, exfutbolista

“Son aproximadamente ciento cincuenta personas las que trabajan conmigo en los cuatro grupos donde imparto los aeróbicos. Ahora, con las transmisiones en línea, mientras estoy en vivo llegan a estar conectados un promedio de 70 personas por día. Sin embargo, el número de reproducciones del video ha llegado a superar las mil”, explica, confesando también que ya se ha encontrado con algunos conocidos del ambiente deportivo.

“Mi hijo está tomando el video y me dice quienes se conectan, quienes saludan y así interactuamos con la gente. No solo me ve gente de Ilopango, donde vivo, sino también está gente de Sierra Morena, Soyapango, San Bartolo hasta de El Guaje. También me dicen que hay gente que se conecta desde Los Ángeles, España, Suecia”, agrega.

Jiménez trata de mantener rutinas entretenidas y fuertes, igual que como las estuviera impartiendo con todos reunidos en el mismo lugar. Busca de que las personas se puedan auxiliar de otras cosas, para subir la intensidad de los ejercicios, desde una pesa, una botella de gaseosa con agua o una pelota.

Óscar “Kaká” Jiménez, hace sus clases en casa desde Facebook Live en Parque de los Dinosaurios Santa Lucía. Foto / Captura de pantalla

“Imparto tabata, trabajo de core, aeróbicos de resistencia, abdominales, sentadillas… Trato de variar las rutinas para que la gente se ejercite y eso les gusta. Reconozco que son fuertes, pero buenas para mantener el cuerpo en forma”, confiesa.

La satisfacción del Kaká está en los comentarios que lee ya con más calma al final de la práctica: “Contento, porque estoy dando clases en línea, hago lo que me gusta y lo que más me llena de satisfacción es que de alguna manera desde mi casa le estoy ayudando a esta gente y en verdad no solo a mis alumnos, sino también se suman personas de otros lugares. Quiérase o no, estar encerrado estresa y lo que tenemos que hacer es desestrezarlos.

Pues ahora que estoy haciendo esto y viendo que el número de seguidores se está incrementando. Me siento feliz de poder ayudar desde mi casa, a los hogares de ellos”.

Solidario

Lleva un mes impartiendo estas clases y aunque esto no le genera ningún ingreso económico. Reconoce que eso le trae ciertas complicaciones: “Yo era empleado de la alcaldía, deje de trabajar desde enero. Desde entonces, mis ingresos fueron a diario. A raíz de esto me he visto muy afectado en lo económico. En la casa habemos tres personas que tenemos DUI y ninguno salimos beneficiados con el bono (de 300 dólares). Ha tocado hacer uso de los ahorritos y estos se están acabando, porque la situación se está poniendo más dura. Pero acá, lo único que hay que hacer es tener paciencia, cuidarnos, valorar el amor de la familia, amigos y los vecinos. La salud es primero”, dice, reiterando que la satisfacción está en el espíritu de querer ayudar.

La vocación de líder que demostró Óscar Jiménez dentro de la cancha de fútbol, ahora la demuestra en el diario vivir, donde se ha convertido en el “capitán” de su comunidad para incentivar a la gente a cuidarse del Covid-19.

“La personas que somos líderes, por la influencia que tenemos sobre otras gentes, hay que aportar para ayudar. Hacerles el llamado para mantener la calma y no hay que desesperarse. Esto pasará y por ello es importante estar bien”, expresa.

Jiménez ha estado a cargo de algunas campañas de sanitización en varios pasajes de Ilopango. Días atrás estuvo al frente de una actividad donde lavaron las calles de varios pasajes. Este fin de semana, él colaboró yendo casa por casa, con un tanque en su espalda, limpiando puertas y entradas de las mismas para evitar los contagios. Obras que se traducen en buenas acciones, algo que lo hizo un jugador destacado dentro y fuera de las canchas.

Jiménez (vestido de negro) estuvo al frente de una escuela de papi fútbol. Foto EDH / Archivo

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad