Fútbol

Carolina Venegas, talento del Saprissa, habló sobre los pasos a mejorar del fútbol femenino regional

La capitana del Deportivo Saprissa de la liga de fútbol femenino de Costa Rica hace un análisis sobre los aspectos que aún faltan a mejorar en el fútbol de su país y el de la región

Foto: EDH | Josué Navarrete, enviado especial a Guatemala

Por Josué Navarrete | @JNavarrete_EDH - Enviado especial a Guatemala | Feb 12, 2020- 10:05

El hecho de haber jugado en el Madrid CFF de España, el Sporting Lisboa de Portugal y en Estados Unidos, más el Mundial mayor en 2015, el Mundial Sub-20 de 2010 y dos Juegos Panamericanos, le permite a Carolina Paola Venegas ser una voz autorizada en el fútbol femenino de su país, ahora es la capitana del Deportivo Saprissa.
“Seguimos en desarrollo, pero me enorgullece que seamos ejemplo para los países centroamericanos”, asegura la costarricense en cuanto se busca su opinión con respecto al fútbol femenino de Costa Rica, el que va a la vanguardia en Centroamérica.
En el fútbol tico, será hasta este año que se aplique la regla de la licencia de clubes de Concacaf, donde lleva a los equipos masculinos a tener su filial femenino, algo que en palabras de Venegas será importante para el desarrollo de la liga, “ahora necesitamos de ellos para crecer, desde que ellos han retomado los equipos femeninos, la gente se ha motivado mucho más”, dice.
La pirámide del fútbol tico tiene una estructura completa y eso permite que en cada competición de Uncaf y con frecuencia en Concacaf, sean candidatas serias, más si se retoman nombres como Shirley Cruz, la mejor futbolista tica de la historia reciente, Gloriana Villalobos, María Paula Salas, Priscila Chinchilla, entre otras. Esto para Venegas es el trabajo de muchos años.

Foto: EDH | Josué Navarrete – Enviado especial a Guatemala

“A pesar que no tenemos una liga profesional, todos los años se ha jugado, hay Sub-10, Sub-13, Sub-15, Sub-17, tercera, segunda y primera división, ese trabajo sin descansar ha hecho la diferencia, hace algunos años no había tanta afición, marcas, pero la liga nunca dejó de funcionar, en otros países las ligas dejan de funcionar, las seleccionadas no compiten y eso hace que el nivel caiga, la fortaleza de Costa Rica ha sido el trabajo continuo”, explica.
Quien fuera seleccionada nacional en 37 oportunidades y anotar 15 goles, enfatiza el decir que la liga aún no es profesional, pero que los últimos años han sido positivos.
“Ahora hay más condiciones, hay más preparación, se entrena más días, la mayoría de nosotras al no ser el fútbol profesional, tenemos nuestros trabajos, estudios, diferentes responsabilidades, pero también entrenamos como profesionales, entrenamos cuatro a cinco días a la semana”, indica.
También asegura que uno de los importantes triunfos a nivel local, es el que ahora ya tengan cierta cantidad de dinero al final del mes, “la jugadora promedio no tenía, ni tiene un salario mínimo, pero este año con esto de la final, empezamos a tener competencia entre clubes y ahora habrá un contrato-acuerdo, no es un salario como tal, pero ya recibimos remuneración económica que hace que si trabajaba ocho horas, ahora trabaje cuatro, por ello, si bien la liga no es profesional, ni semiprofesional, ya hay salidas para comenzarla a hacer así”, dice.
Con optimismo asegura que aún hay cosas por mejorar, principalmente en el poder tropicalizar experiencias de los países grandes, pero lo sintetiza de esta manera. “Debe haber Inversión y que se elimine el pensamiento que el fútbol solo es para hombres, porque aún hay muchas familias que dicen que la niña no puede jugar al fútbol y no van a ver fútbol femenino, la final fue una excepción (15,000 personas en la última final entre Saprissa y Liga Deportiva Alajuelense), pero un partido normal de domingo no llega mucho gente, es un tema de país”, finaliza.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad