Fútbol

Damaris Quelez, una esforzada historia de trabajo y logros en el fútbol femenino

Juega desde los seis años en su colonia, con el paso de los años, los goles se convirtieron en su mejor arma para estudiar y desarrollarse como profesional en Guatemala. Esta es la historia de la mejor futbolista de los Premios Cancha

Damaris Quelez en los Premios Cancha con su trofeo a la Mejor Futbolista Femenina del 2019. Foto EDH / René Quintanilla

Por Josué Navarrete | Twitter: @JNavarrete_EDH | Ene 24, 2020- 21:50

Damaris Beatriz Quelez Jiménez fue elegida la Mejor Futbolista del 2019 en los recientes Premios Cancha, gracias al voto de capitanas y entrenadores de la Primera División, acompañados por periodistas especializados en fútbol femenino. Es el reflejo de una vida de esfuerzos, trabajo y dedicación, que ha tenido sus frutos con múltiples títulos a nivel internacional, trofeos de máxima artillera y el galardón que entregó el martes El Diario de Hoy.

“Me siento orgullosa que se den (premios) por primera vez, no por nosotras, sino por las nuevas jugadoras, que hay mucho talento en el país y hay que saberlas apoyar”, dijo al momento de recibir la presea que la coronaba como la mejor futbolista en la gala celebrada en el Hotel Crowne Plaza.

Damaris es la menor de seis hermanos, que son cuatro jóvenes y una mujer más. Reconoce que desde pequeña tenía el gusto adquirido por el fútbol, algo que viene de familia.

A pesar de los pocos recursos que tenía su familia, el esfuerzo de sus padres se enfocó en ella y entre todos compraban los tacos y la indumentaria deportiva que necesitaba para poder jugar al fútbol, algo que ahora que es profesional aprende a valorar de manera especial. “Jugar, hacer lo que me gusta y que me estén pagando es algo bonito”, reconoce.

El hecho de haber sido considerada entre las nominadas fue una sorpresa y desde ese momento se sentía como una ganadora, sin importar el resultado final. Pero, con la modestia que la caracteriza, relató el miércoles pasado en Los Provocadores cómo recibió el hecho de ser parte de la terna de finalistas. “Cuando le di la noticia (a su mamá), estaba feliz y orgullosa, porque sin los permisos de ella, no hubiera podido salir del país y destacar”, expresó la delantera.

Damaris Quelez tiene más de diez años de representar a El Salvador en selecciones nacionales. Foto / Archivo EDH

No se soltaron

Desde siempre, el gol y Damaris se juntaron de manera irremediable, ya que cuenta que luego de pasar una pequeña etapa en el sóftbol, a los seis años comenzó a jugar y demostró que los goles han estado siempre a su lado, algo que con los años ha sido respaldado por varios títulos de goleo en nivel estudiantil y profesional, tanto en Guatemala como en El Salvador.

Desde séptimo grado estudió con beca en el Liceo Cristiano “Reverendo Juan Bueno”, por su talento con el fútbol, encontrado por el profesor Vinicio Guerrero. Con las liceístas quedó campeona entre 2004 y 2007 a nivel nacional; en aquel 2007 se coronaron a nivel centroamericano en el Codicader y llevaron ese oro más allá, al también coronarse campeonas centroamericanas y del Caribe en el Jedecac realizado en Puerto Rico.

Fue en 2012 cuando comenzó su historia en el fútbol de Guatemala, posterior a una eliminatoria con Selección Mayor en el país vecino, donde luego de haber jugado con la Azul y Blanco las buscaron a ella, junto a Ingrid Ramos y Francisca González. Luego se unieron al Deportivo Jutiapanecas, donde pudieron destacar y ganar en dos campeonatos, batiendo la hegemonía que tenía el Unifut Rosal en la liga chapina. Ella destacó como campeona goleadora en dos torneos.

Luego ha sido parte del Deportivo Achuapa, Deportivo Amatitlán, Sacachispas y Aurora Femenino, todos en Guatemala, con quienes jugó hasta el año pasado, que decidió volver de manera permanente al país, debido a la creación de la liga femenina. También tuvo una breve etapa en el fútbol de Honduras.

Ella considera que la diferencia más evidente entre el fútbol de Guatemala y el de El Salvador radica en el hecho de la organización que tienen en el país vecino, ya que asegura que el apoyo que les dan a las chicas implica que vivan en apartamentos pagados por los clubes o en las casas clubes, donde también les garantizan los tiempos de comida y los viáticos, además del sueldo que cobran por el hecho de ser parte del equipo.

Todo lo anterior no sucede en el ámbito salvadoreño, donde muchas jugadoras viajan desde el interior del país a la capital para poder tener minutos de juego en sus equipos.

Su último equipo en la liga salvadoreña es el Municipal Limeño. Ahora analiza ofertas de FAS y del fútbol de Guatemala. Foto / Cortesía

Presente y futuro

Incluso en la época reciente, la ariete hacía el esfuerzo de viajar de jueves a domingo a Guatemala para jugar con su equipo y durante los primeros días de la semana, ser parte de una escuela de fútbol del Instituto Municipal de Deportes y Recreación (IMDER) de la Alcaldía de San Salvador, lo cual le ayudó en el aspecto económico.

Luego, llegó el momento de volver al país, ya que le llamó la atención el hecho que los equipos de Primera División establecieran sus filiales femeninas, algo que la motivó con el objetivo de ser campeona en el país que nació y ha representado por quince años en selecciones nacionales.

El pasado torneo Apertura 2019, con Municipal Limeño volvió a demostrar su capacidad goleadora al terminar con 34 goles en ocho partidos. Aunque no pudieron llegar a pelear el título, ya que se quedaron en semifinales ante Alianza Women, quienes terminaron ganando la corona.

Luego del torneo con las santarroseñas anunció que ya no seguiría allí. “Cuando estuve en Limeño se me apoyó bastante, me dieron lo mejor, no puedo quejarme, no sé de las demás jugadoras (en otros equipos). En Limeño recibí el 100 por ciento, hay jugadoras muy talentosas y queremos destacar”, afirmó en el programa radial.

Sobre su futuro, ya no está en Oriente, ya que “la persona que apoyaba al fútbol femenino en Limeño se retira y yo tenía el trato directo con él, por eso es que ya no seguiría”. Ahora puede estar en occidente su camino, pues “FAS quiere que juegue para ellos, aunque tengo puertas abiertas en tres equipos de Guatemala, vamos a esperar qué dice Dios”, asegura la volante, quien está de vacaciones en el país chapín.

Al hablar de la Selección Femenina, Damaris lamenta que no se den procesos de largo plazo con las jugadoras, ya que el hecho de comenzar a preparar los torneos a dos meses de jugarlos no es algo que garantice resultados positivos. “En quince años eso influye, ¿cómo en dos meses vamos a tener el físico que ellos quieren? Amo mi país y cada vez que jugaba, sudaba la camiseta porque no nos dan ni un dólar, jugamos por amor a la Azulita y a lo que uno más le gusta”, asegura la delantera.

Si bien Quelez no da una fecha, enfatiza con cierta nostalgia que su ciclo en el fútbol femenino está por terminar, ya que necesita cumplir otras facetas de su vida, pero deja un mensaje para nuevas generaciones.

“Que no se desesperen, que lleven a la par el estudio y el fútbol, las cosas no llegan a nosotros así por así, debemos buscar cómo salir adelante y no dejar de lado a Dios”, cierra Damaris Quelez, la monarca de los Premios Cancha 2019.

Damaris Quelez, junto a su mamá, María Jiménez de Quelez en los Premios Cancha con su trofeo a la Mejor Futbolista Femenina del 2019. Foto EDH / René Quintanilla

FICHA TÉCNICA

Nombre: Damaris Beatriz Quelez Jiménez

Data: 04 de agosto de 1990, San Salvador

Edad: 29 años

Posición: Delantera

Trayectoria Juvenil: Liceo Cristiano Reverendo “Juan Bueno” (2002-2007). campeona entre 2004 y 2007 a nivel nacional. Campeona C.A. en Codicader (2007) y C.A. y del Caribe Jedecac (2007).

Trayectoria Profesional en Guatemala: Deportivo Jutiapanecas, Deportivo Achuapa, Deportivo Amatitlán, Sacachispas y Aurora Femenino.

Trayectoria Profesional en El Salvador: IMDER y Municipal Limeño.

Distinciones: Mejor futbolista femenina en Premios Cancha (2019), Máxima goleadora torneo Apertura 2019 con 34 goles en Municipal Limeño (2019), Máxima goleadora Liga Nacional de Fútbol Femenino de Guatemala (en tres oportunidades). Cinco veces campeona en el fútbol de Guatemala y una vez en Honduras.

Damaris Quelez tuvo un gran paso en el fútbol estudiantil, ya que ganó múltiples títulos y trofeos de goleo con el Liceo Cristiano Reverendo Juan Bueno. Foto / Archivo EDH

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad