Hace diez años, la Selecta protagonizó el escándalo de las “faltas fingidas” en UNCAF

Precisamente este día, la Selecta perdía en la Copa de Naciones UNCAF y tres jugadores provocaron sus cambios para terminar el partido antes de tiempo, luego de dos expulsiones en el primer tiempo

El portero de El Salvador, Juan José Gómez, durante el partido ante Costa Rica por las semifinales de la Copa de Naciones UNCAF en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, Honduras, el 31 de enero de 2009 / Foto Por Archivo EDH

Por Josué Navarrete

Ene 31, 2019- 07:09

Todo comenzó aquella tarde de 31 de enero de 2009 en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, donde El Salvador llegaba como segundo clasificado del Grupo A de la Copa de Naciones UNCAF, luego de empatar con Nicaragua, ganarle a Belice y perder ante Honduras. El duelo de semifinales, ya con el boleto de Copa Oro en la bolsa, era ante Costa Rica, que terminó líder del grupo B.

Para aquel enero, la Selecta ya estaba clasificada a la tercera ronda de las Eliminatorias Mundialistas rumbo a Sudáfrica, luego de noche mágica del 22 de junio de 2008, donde un gol de Luis Anaya, con rebote de Chepe Martínez, le dio el boleto a la siguiente ronda a la Selecta sobre Panamá.

[ Carlos De los Cobos confesó el incidente de la Copa Uncaf 2009 ]

El destino antes del partido era que el arbitraje correspondiera al panameño Roberto Moreno. Ya en el juego, Costa Rica se ponía en ventaja con gol de Andy Furtado, a los 18’. Cuatro minutos antes era expulsado Alexander “Rastra” Escobar. Al 25’, Eliseo Quintanilla era también extrañado del terreno de juego en una jugada con un gran grado de controversia, por un supuesto penal inventado. Restaban 65 minutos y la Selecta ya jugaba con nueve.

Carlos De los Cobos, quien era el técnico para la época, decidió ingresar a Deris Ariel Umanzor por Ramón Sánchez; el marcador al medio tiempo no cambió y para la parte de complemento ingresaron Salvador Coreas por Osael Romero y un joven Rodolfo Zelaya por el experimentado Rudis Corrales.

El delantero de El Salvador, Rodolfo Zelaya, durante el partido ante Costa Rica por las semifinales de la Copa de Naciones UNCAF en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, Honduras, el 31 de enero de 2009. Foto Archivo EDH

El partido se dio por terminado sobre los 60 minutos por parte del árbitro canalero, luego que el guardameta Juan José Gómez, más Zelaya y Umanzor, se resintieron de lesiones y luego de acabarse los cambios, el combinado nacional se quedaba con seis jugadores en cancha, dejando en inferioridad numérica y dejando el pase para los ticos a la final del torneo, con marcador de 3-0.

En 2014, antes de la cobertura a la Copa del Mundo en Brasil, De los Cobos confesó a El Diario de Hoy que él fue quien dio la orden de “fingir las lesiones” por parte de Umanzor y Zelaya.

“La versión de que se había dado la orden de que se hicieran lesionados… hay cosas que son obvias, y no se pueden ocultar. Sí, yo di la orden. Yo dije: Muchachos, este hombre nos está golpeando. Pero solamente yo. Nadie se metió”, reconoció en aquel momento.

 

Las consecuencias

El incidente que quedó para la historia de la ahora ya extinta Copa Centroamericana, derivó en sanciones deportivas para los jugadores involucrados. Fueron dos partidos sin actividad para Gómez, Zelaya y Umanzor. Esa sanción se cumplió en la Copa Oro 2009.

En esa misma resolución, la UNCAF inhabilitó por un año para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol centroamericano al médico de la selección, José María “Mandingo” Rivas, quien falleciera el 9 de enero de 2016, luego de complicaciones con un padecimiento de Leucemia.

El árbitro panameño Roberto Moreno habla con los capitanes de El Salvador y Costa Rica antes de suspender el partido por las semifinales de la Copa de Naciones UNCAF en el Estadio Nacional de Tegucigalpa, Honduras, el 31 de enero de 2009. Foto Archivo EDH

“Hubo muchas cosas en ese partido, que lógicamente me molestaron, y me molestaron abiertamente. El árbitro, groseramente, estaba perjudicando a nuestra Selección. Aunque pudiera parecer lo contrario, yo quería cuidar a la Selección. Porque ellos querían pasarnos por encima, hacernos seis o siete goles”, expresó el entrenador en esa misma oportunidad.

Administrativamente, hubo una multa de 20 mil dólares a la Federación Salvadoreña de Fútbol y se abrió un expediente contra el presidente de aquel momento, Rodrigo Calvo, como al DT Carlos De los Cobos, pero ambos expedientes fueron archivados con el tiempo.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias La “Mansión Guirola” y la historia de la enigmática familia
Noticias El Salto de Malacatiupán y sus míticas leyendas
Noticias Comuna de la capital anuncia creación de Corredor Urbano