Justicia deja libre a la madre que colocó bengalas a su hijo en el River-Boca

Se acordó la imposición de dos años y meses de prisión en suspenso y el pago de las costas judiciales

Las imágenes de viralizaron en el medio de los incidentes del pasado sábado.

Por Agencia / EFE

Nov 27, 2018- 13:13

La Justicia argentina dejó en libertad a la madre que colocó sobre su hijo material pirotécnico antes de entrar el pasado sábado en el estadio de River Plate, tras realizar un juicio rápido en el que se le impuso una pena de dos años y ocho meses de prisión que no se hará efectiva.

Según informaron hoy a Efe fuentes de la Fiscalía encargada del caso, se realizó un juicio abreviado en donde la imputada se hizo cargo del hecho y se mostró “sumamente arrepentida”.

Lea también

Boca pide la descalificación de River y ser proclamado campeón de la Libertadores

El club Xeneixe agotará todas instancias y puede recurrir al TAS manifestó el presidente Angelici

Se acordó la imposición de dos años y meses de prisión en suspenso y el pago de las costas judiciales.

La Fiscalía acordó con la defensa de la madre que la pena, que podía alcanzar entre los tres y los seis años de prisión por el delito de “poner en riesgo la vida” de un menor a su cargo, se reduciría a que la imputada se abstenga de concurrir con el menor a cualquier evento deportivo masivo, se someta a un tratamiento psicológico y realice 48 horas de tareas comunitarias.

El pasado sábado, en medio de los disturbios a las puertas del estadio Monumental de River Plate por la final de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, se difundió por internet un vídeo en el que se ve a la mujer, de espaldas, colocar bengalas en el torso del menor, con el fin de introducirlas al estadio.

Es así que la Fiscalía inició la investigación y en la noche del domingo se consiguió arrestar a la mujer, que quedó libre en la tarde del lunes.

La Conmebol decidió el sábado aplazar el encuentro varias horas, después postergar al domingo y finalmente aplazar sin fecha el partido de vuelta de la final después de que varios jugadores xeneizes fueran heridos por las esquirlas de los vidrios del autobús que los transportaba, debido a los ataques con piedras propinados por hinchas de River.

El autocar fue apedreado antes de entrar al estadio Monumental de Buenos Aires para jugar la final del sábado, y mientras decenas de personas se enfrentaban a la Policía en los alrededores del estadio de River, lo que generó fuertes disturbios.

En medio de la polémica, este martes, en Asunción, la Conmebol decidió que el encuentro se jugará en una plaza neutral, el 8 o 9 de diciembre próximo.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad