Firpo suma doce juegos sin ganar y sigue con su calvario

Los toros superaron la vuelta completa sin lograr sumar de a tres y siguen en el fondo. Anoche, en casa, sufrieron para empatar ante Limeño

Jhonny Ríos detiene en la marca a un jugador de Luis Ángel Firpo durante su partido en el Estadio Sergio Torres Rivera de Usulután / Foto Por EDH - Josué Parada

Por Carlos López Vides | Twitter: @celvides

Nov 07, 2018- 21:35

Firpo sigue en el fondo porque merece estar ahí. Un equipo que no puede sostener la ventaja, sin ideas y sin alma, es el que vive en el sótano de la Primera. Anoche, con esfuerzos, apenas empató 1-1 ante un Limeño que fue más garra que fútbol.

Las alrededor de 600 personas que estuvieron anoche en el Sergio Torres tuvieron que esperar hasta el minuto 37 para comenzar a emocionarse, porque antes de eso se vio un concierto de nervios, pases imprecisos y hacia atrás, con dos equipos atenazados en la pierna fuerte del mutuo 4-4-2. El cierre de la primera etapa, eso sí, fue emocionante, porque ambos oncenos despertaron con sus mejores jugadas.

Hasta ese momento, Firpo había dominado un poco más en el juego, aunque sin crear verdadero peligro. Los dos Rodríguez naufragaban en los costados, absorbidos por la zaga cuchera; el triniteño John corría al vacío y recibía de espaldas al marco, pero sin acompañamiento; y Medrano bajaba a la media a buscar pelotas, seco de pases arriba.

También

Keylor Navas es suplente en Champions y manda un especial mensaje

El guardameta costarricense perdió la titularidad que tenía en la Liga de Campeones de Europa, en una decisión que tomó el entrenador Santiago Solari para el duelo ante el Viktoria Plzen

Del otro lado, la movilidad de Clayvin Zúniga y Espinoza metía en algunos apuros a la zaga pampera, pero el capitán argentino De Brito, Menjívar y el resto se combinaban para no permitir nada.

Hasta que el grifo del fútbol se abrió, con un disparo de Espinoza al 37′ que exigió al meta pampero. Después, Medrano tuvo dos oportunidades seguidas contra el pórtico santarroseño (38′ y 41′), sin éxito. Y justo cuando se iba la primera mitad, De Brito levantó la cabeza desde la zaga y sirvió un balonazo que John bajó con calidad; luego el caribeño encaró a dos defensas y los dejó con amagues, hasta sacar un disparo cruzado, potente al segundo poste, imposible para “Meme” González.

John lo celebró con baile incluido con sus compañeros, y ocurrió lo impensable hasta entonces: Firpo, a pesar de tan pobre muestra futbolística, se iba a las gradas con ventaja y bajo un baño de aplausos.

El mismo equipo que tenía 11 juegos sin ganar, ahora tenía a mano la victoria, y justo ante el último equipo al que había derrotado, Limeño, por 2-1 en Santa Rosa de Lima el 30 de agosto. El mismo Firpo que llegaba con cuatro derrotas al hilo, en una horrible racha que incluyó seis goles en contra y cero tantos anotados, podía salir triunfante. Sólo debía aguantar o ampliar la ventaja en la Caldera del Diablo en el segundo tiempo.

Ramón Rodríguez de Luis Ángel Firpo intenta controlar el balón ante la marca de Wilfredo Cienfuegos de Municipal Limeño en el Estadio Sergio Torres Rivera de Usulután. Foto EDH / Josué Parada

Y debía hacerlo ante un Limeño que, si bien venía de ganarle 1-0 al FAS ya con Omar Sevilla al mando, antes había hilado seis juegos sin victorias. A pesar de que Firpo ganaba, los 20 aficionados de la Furia Pampera en el sector popular sacaron una pancarta contra el presidente: “Modesto… sos un mercenario del fútbol, largate de Firpo”.

Y al 55′, Firpo se vino bajo. Limeño ya asediaba, vino un pase desde la derecha, la defensa local fue una gelatina y apareció Espinoza para anotar, casi abajo del marco, el 1-1. Y por poco lo aumenta cuatro minutos después, en un centro de Isidro Gutiérrez por derecha, pero le salió desviado su intento.

Y al 75′, de frente al marco, lo volvió a intentar cerca del manchón penal, mas de nuevo a un costado. Tampoco pudo al 78′, en un balón de contra al que le pegó cruzado, y esta vez González logró desviar a línea de fondo. El meta también tapó una chilena de Erick Rivera al 81′.

Era incomprensible para la afición usuluteca: Firpo, el urgido sotanero, era el que debía proponer; pero Limeño era el que parecía más cerca de meter el segundo. No lo consiguió. Resultado injusto porque los cucheros merecieron ganar. Lo que sí es justo es dónde están los toros. En el fondo.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias
Aqui estamos: futbol