Corti: “Si el fútbol salvadoreño quiere trascender, deben entender que fuerzas básicas no son gasto sino inversión”

El entrenador del bicampeón estuvo en EDH para explicar las razones del éxito de Santa Tecla y su segundo título en El Salvador

El técnico Ernesto Corti visitó la redacción de El Diario de Hoy junto a su esposa Graciela. / Foto Por EDH - Gustavo Flores

Por Gustavo Flores | Twitter: @Gusflores21

May 24, 2017- 14:00

El técnico campeón nacional expresó sus puntos de vista sobre el presente y futuro del fútbol salvadoreño en la siguiente entrevista

¿Esperabas una definición tan contundente en la final?

-La verdad que no. Pensábamos que podíamos ganar el torneo, pero no pensábamos nunca en este resultado. Sí que iba a ser un partido mucho más trabado y mucho más disputado. Los muchachos estuvieron a la altura de la final, se aplicaron al máximo, sobre todo en lo mental. Ellos se sintieron muy presionados porque todo el mundo ya los daba como campeones y esa presión se hizo ver en el juego. Con el condimento de que Tecla hizo un gran trabajo

[Carlos Bueno se retira y tres tecleños más pueden irse]

¿El segundo gol fue la clave de la goleada?

-El segundo gol los terminó de derrumbar. Tecla estaba jugando muy bien y ese gol fue un golpe duro; no tuvieron capacidad de reacción. En ese aspecto, el equipo manejó y se notó una madurez muy importante en el equipo.

¿Sentían en serio que la gente y el periodismo daban campeón al Alianza antes de jugar la final?

-Sí, totalmente. Pero es normal. Alianza, junto con FAS y Águila, es de los más populares de El Salvador y muchos se quejan de que sale mucha información de estos equipos y no tanto de los otros.

Pero bueno, si yo tuviera un diario haría exactamente lo mismo, tienen más gente para que pueda comprar el diario, me imagino que pueda ser esa la razón. O son muy hinchas del Alianza los dueños de los diarios (risas). Pero en toda la semana hubo algo de que Alianza ya era campeón. No lo decían abiertamente pero para el que conoce el medio estaba claro de que era así.

¿Y esto fue una motivación extra para ustedes?

-No, para nada. La motivación ya era jugar la final, cómo habíamos llegado a ellas, todas las cosas que pasamos para llegar. Cómo pasamos a FAS, que muchos decían que no jugamos bien para pasarlos y no estoy de acuerdo con eso. Creo que Tecla jugó muy bien esos partidos, FAS hizo una serie muy difícil. Santa Tecla jugó bien esa serie.

Y después vino Águila, el equipo se vio en lo futbolístico algo mejor pero con las mismas ganas y orden que contra FAS. Y en la final no fue que dijimos, nos vamos a motivar porque todo el mundo piensa que Alianza ya es campeón. No. El hecho de llegar a una final significa un esfuerzo muy grande. No es sencillo llegar.

Pasaron a los tres grandes de El Salvador en playoffs…

-Si (risas). El club necesitaba de lo deportivo y de lo económico. Entonces le tocó algo soñado y generó taquillas. Fue un logro deportivo y económico.

Dos torneos dirigidos y dos títulos ganados. ¿Imaginabas semejante inicio en el fútbol salvadoreño?

-La verdad que no. Uno siempre piensa lo mejor. Entrena y trabaja pensando en salir campeón, pero esto es sorprendente. Lo bueno es que me encontré con una institución ordenada, con un equipo que se conocía bien. Todo eso favoreció el trabajo con las cosas que podíamos agregar. Pero la verdad, no estaba en mis planes ganar los dos torneos en mi primera experiencia en El Salvador.

Al fútbol salvadoreño le falta dar el salto a nivel regional. ¿Ya se empieza a proyectar la Concachampions que el Tecla iniciará en febrero?

-Por supuesto. Pero antes de Concachampions tenemos el torneo local. Estamos planificando el equipo para la próxima temporada y apuntando a Concachampions. Si nosotros queremos participar, queremos trascender y pasar de fase, no solo involucra traer buenos refuerzos sino que nos den los medios necesarios para poder potenciar al jugador para que llegue bien.

En la segunda fase tocan equipos mexicanos y de EE. UU. Y para acercarte a ellos, no en lo futbolístico, sino en las cuestiones físicas, de infraestructura, de logística de viajes, hay un montón de cosas que en el fútbol salvadoreño son reacios porque piensan que es un gasto y no una inversión. Esas son las cosas que más me preocupan, más allá de los futbolístico.

Para poder potenciar a los jugadores nosotros necesitamos ver infraestructura, tener buenos lugares donde entrenar, hacer una pretemporada como corresponde, estar concentrados. Un montón de cosas que el fútbol salvadoreño, si quiere trascender, va a tener que cambiar. Entender, por ejemplo, que fuerzas básicas no es un gasto, es una inversión. Y otras cosas más si quiere estar cerca de las potencias o las mejores ligas.

Ernesto Corti se llevó una caricatura de parte del diseñador de EDH, Roberto “Choco” Santos

En un año en el país, ¿qué cosas te han sorprendido para bien y para mal del fútbol salvadoreño?

-La calidad del jugador salvadoreño y lo profesional que es. Es muy profesional. Te tenés que bancar, estar en un equipo que pasan dos meses y no te pagan, que las infraestructuras para entrenar son muy malas. Entonces, lo que más rescato de este fútbol es al jugador salvadoreño. Lo bueno que son técnicamente y les falta potenciar más.

Habría que mejorar en las infraestructuras de los equipos, los estadios, jugar en un horario adecuado. En el fútbol no se saca ventaja jugando a las 3:00 de la tarde o con el pasto alto… son cositas para ir mejorando.

Aquí si tenés que viajar, en general en todos los equipos, y a veces pedís un bus de mejor calidad, te dicen: ‘Y para qué’. Todo ‘para qué y por qué’. Uno dice: “Vamos a concentrar”. Y te responden: ‘Y para qué’. Y no es así. Si queremos que el fútbol salvadoreño crezca hay que empezar a hacer esas cosas.

No puede ser que en un fútbol que quiere ser competitivo y que después, cuando juega la selección, sea la mayor, la Sub-20 o la Sub-17, le exigimos que clasifique al Mundial, cuando solo hay dos categorías que juegan: reservas y sub-17. Es imposible. ¿Y la Sub-15, Sub -13, Sub-11, sub-, dónde están?

Pero andá a decirles a los clubes que paguen un técnico. Es un gasto para ellos. No es solo de los dirigentes de los equipos, sino que la Federación tiene que colaborar con esto.

Se quejaban de la Sub-17, del partido con México. Si México te lleva años luz en organización de fuerzas básicas. No fue un resultado de casualidad. México quiso progresar y mejoró en todos los aspectos. México tiene un cuerpo técnico de 15 personas y acá tenés que andar rogando para que te lleven a un médico. Es difícil trabajar así. Pero no le pidás ni digás que los jugadores salvadoreños no son profesionales. Lo malo es que todo el mundo dice que con esto alcanza. No es así.

Más allá de todo esto, ¿hay jugadores que pueden pegar el salto a otras ligas?

-Totalmente, estoy convencido, pero no les alcanza. Hay que potenciarlos. No solo en lo futbolístico, en lo físico, en la alimentación, en un montón de cosas para que un jugador, cuando vaya a una liga más competitiva, no sienta tanto el cambio o el impacto. Y que los jugadores empiecen a ir a ligas importantes, no a una tercera de EE. UU.

[ LEA TAMBIÉN: “LAS DOS VIDAS DE VÍCTOR TURCIOS, DE CAPITÁN A PASTOR” ]

¿Se pueden dar nombres?

-De Santa Tecla, Domínguez, Tamacas, Cerén; de Alianza, Zelaya. Acá alcanza pero en otro lado no. Castillo, de FAS; Kevin Melara de Dragón, Orellana.

Hay jugadores que pueden dar el salto pero no les alcanza. También porque esos jugadores perdieron un proceso, el de divisiones inferiores. Acá se llega a los 15, 16 años para jugar en la Sub-17 y todo lo que trae, lo trae del barrio (la colonia). Eso es muy bueno, pero en otros lados, además de lo del barrio se le agrega que desde los 8 años van a un club.

Hay grandes empresas aquí, denle apoyo al fútbol, sobre todo en fuerzas básicas, y El Salvador va a ir al mundial. De mayores, de Sub-20 y Sub-17.

¿Se enteró de que su nombre empezó a sonar en redes para la Selección?

-En la Selección hay una persona trabajando (Lara) muy preparada y hay que apoyar. Esto es en beneficio de todos. No puedo entregar un jugador a la selección en malas condiciones físicas y tengo que estar en pleno contacto con el DT. Si la selección le va bien, nos va bien a todos. Eso es lo que no entienden acá.

Este es un fútbol que no vende jugadores, nunca lo vi. Es difícil para los clubes no tener eso que te genera grandes ingresos. Si se puede mejorar el nivel del fútbol salvadoreño, que es muy competitivo. Porque no es fácil dirigir acá eh, hay un montón de complicaciones que quisiera ver a muchos, a muchos… dirigiendo aquí. Doy mucho valor haber venido aquí.

El entrenador del Santa Tecla habla sobre la conquista de su segundo campeonato el cual ha hecho en forma consecutiva.

Tres o cuatro claves del bicampeonato de Santa Tecla.

-Hay una institución que quiere hacer bien las cosas, hay un proyecto que ha marcado un camino, dirigentes sensatos y cumplidores a pesar de las dificultades que hay para cumplir obligaciones. Y lo fundamental son los jugadores. Este es un gran grupo, de verdad. Seres humanos maravillosos y muy buenos jugadores. Se han puesto en mente quedar en la historia del fútbol salvadoreño. Pero para eso hay que entrenar como lo hacen, con humildad y dando todo. Es difícil encontrar grupos así.

Yo he estado en uno así en los 90’ en River, con Astrada, Berti, Gallardo, Ortega, Francescoli, el mismo Polillita Da Silva. Un grupo maravilloso que siempre quería más. Salíamos campeones y decíamos: ‘Vamos a salir campeones el próximo torneo’, nada que vamos a ver que pasa. Y así veo a este Santa Tecla.

¿Te llamaron?

-Sí, Hernán Díaz. Del cuerpo técnico actual de River que encabeza Gallardo, Hernán Buján me llamó. Están actualizados por el fútbol salvadoreño. Mucha difusión y diarios han salido. Este fútbol va a crecer si todos ponemos nuestro granito de arena.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las escuelas deben comenzar a enseñar las materias del futuro
Noticias Conoce la historia de algunos de los colegios más antiguos de El Salvador
Noticias Chef crea marca de café para ayudar a jóvenes y familias
Aqui estamos: futbol