Santa Tecla bicampeón del fútbol salvadoreño

CRÓNICA - Los periquitos golearon y borraron de la final a un Alianza que apenas y les disparó al marco. Bicampeones con autoridad y ya suman la tercera corona en su historia

Santa Tecla celebra tras recibir la copa en la final del campeonato de Clausura 2017. Foto/ Jessica Orellana

Por César Najarro | Twitter: @cjnajarro

May 21, 2017- 17:00

Santa Tecla le pegó duro y feo a Alianza para lograr su tercer corona, la segunda seguida y contra el mismo rival, sobre el que ya va construyendo una pequeña “paternidad”.

A diferencia de la final pasada, en la que Alianza dominó gran parte del encuentro, en esta casi no metió ni las manos y apenas pudo ante un dispositivo táctico casi perfecto de los periquitos, que anularon lo predecible, las bandas de los albos y el pelotazo para Zelaya.

Fotos: Santa Tecla campeón tras vencer a Alianza

El partido arrancó muy enredado, con dos equipos que salieron a estudiarse mucho, a respetase. Santa Tecla se mostraba sumamente nervioso y Luis Hinestroza metía en problemas por la banda izquierda a Bryan Tamacas, quien le cometió dos faltas en apenas 3 minutos de juego.

Pero pasados los cinco minutos, los periquitos le quitaron el esférico a Alianza, y ya casi no se lo prestaron.

Poco a poco, fueron tejiendo su fútbol y controlando los tiempos y las acciones. Paseaban el balón desde el fondo de la zaga e iban avanzando con paciencia, sin desesperarse.

Del lado blanco, todo era por el lado izquierdo, balones a Hinestroza para que, con su velocidad, desbordara y buscara el centro para Zelaya. Pero lo único que consiguió fue faltas, tiros libres directos para los paquidermos a los que no les lograron sacar provecho.

En el primero de ellos, el balón le quedó a Darío Ferreira, pero no pudo controlarlo. En el resto de todo el primer tiempo (tres más), nunca pudo inquietar la portería de Joel Almeida.

El partido se puso caliente, con múltiples faltas, y Santa Tecla fue el que más lo sufrió porque sus dos centrales recibieron tarjetas amarillas. Primero, Mancía, por una barrida fuera de tiempo sobre Rivera (15′), y luego, Domínguez (32′), quien derribó a Hinestroza cuando este se escapaba una vez más por la banda.

En promedio, casi cada dos minutos había una falta, y al árbitro se le estaba escapando el partido de las manos.
Santa Tecla comenzó a traducir su dominio de balón en acciones hacia el frente, aunque no conseguía rematar a portería. Sin embargo, en un par de ocasiones logró colocar a Bryan Tamacas en posición ventajosa por derecha, y una más a Kevin Ayala, pero los centros fueron rechazados a tiempo o no eran ejecutados con precisión.

A la contra, Zelaya generaba alguna sensación de peligro, pero estaba muy sólo arriba. No se sumaba Larín, no le daba salida Rivera, no desbordaba Cerén. Se miraba maniatado el conjunto paquidermo ante el dispositivo táctico de los tecleños.

El partido era pobre en cuanto a generación de jugadas de peligro real, pero muy tenso entre los jugadores, que se andaban buscando.

Al 11′, Barahona le filtró un gran balón a Tamacas, que tan sólo estaba que no pudo controlarlo. Y al 20′, en una serie de toques, Baires abrió para Cornejo, y este centró para Tamacas, quien cerraba en segundo poste, pero salvó Flores Jaco al desviar con la testa hacia el tiro de esquina.

Temblaba la zaga paquiderma porque ya les estaban filtrando balones. Y del otro lado, nada, o casi nada. La afición de Alianza se emocionó al 24′, cuando Larín le filtró un pase a Zelaya, pero el línea señaló bien la posición adelantada.

[Fotogalería: Santa Tecla campeón tras vencer al Alianza]

Un minuto después, de nuevo a lo suyo Santa Tecla. Ayala dejó a dos rivales tirados, Baires le devolvió una pared con un taco y el primero remató en el área, pero le cerraron Flores y Ferreira a tiempo.

Hasta el 34′ llegó un disparo a arco, y fue desviado. Marlon Cornejo se animó por los periquitos con un tiro de larga distancia perdido. Y del otro lado, nada de nuevo. Pelotazos a ver qué hacía Zelaya en solitario, o para Hinestroza, para que corriera y se diera “duro” con Tamacas y compañía.

La monotonía de una final bastante aburrida la rompió Santa Tecla con una brillante ejecución. Se juntaron y armaron fútbol del bueno. Aldair abrió para Baires, quien aguantó a que corriera Ayala. Este prolongó hacia la derecha para Tamacas, quien entró al área y puso un centro retrasado para que Marlon Cornejo llegara a empujar el balón con la zurda y marcar el primer tanto de la tarde, ante una defensa dormida, que miraba cómo les paseaban el balón por todos lados.

El gol envalentonó a los periquitos, que comenzaron a jugar más con el esférico, a divertirse. Y eso como que no les gustó a los albos que, desesperados por hacerse de la número cinco, metieron pierna. Debió ver amarilla Hinestroza por una dura entrada contra Baires, pero el réferi no la mostró. Y luego, se agarraron Barahona y Zelaya. En un salto, el primero le dio con la mano en la cara al segundo, que lo fue a encarar. Sólo el tecleño vio amarilla, con lo que tres defensas estaban ya amarrados. Y después, se agarraron en el suelo Ayala y Cerén. Ambos debieron ser expulsados por agredirse en una jugada finalizada. Solo vieron amarillas.

Golpe letal

Era ahora o nunca para Alianza. Tenía 45 minutos para darle vuelta al juego, así que el DT mandó a Herbert Sosa por Rodrigo Rivera, y bajó a Larín a la posición del “colocho”.

Apenas un balón había tocado Sosa cuando el Santa Tecla les clavó el segundo, en una contra, en un balón robado por el costado. Ayala abrió para Ricardinho, quien se escapó y puso un centro retrasado. En punto penal apareció Gerson Mayén para mandarla al fondo con la derecha. El goleador del equipo (nueve en el torneo) volvía a aparecer en momentos claves.

Al 51′, pudo conseguir el tercero el cuadro tecleño, luego que el meta Arroyo se confió. Le pasaron el balón para que despejara, pero Ricardinho fue a presionarlo, y el despeje le dio al delantero. Por poco y entra el balón en la portería.

Sobre el 54′, Sosa se quitó a un rival, aguantó y le filtró la pelota a Cerén, pero anticipó el meta Almeida, quien se jugó el físico y recibió un golpe del volante paquidermo.

No se miraba por dónde Alianza podía descontar. No había ejecutado aún siquiera un disparo al arco, le estaban ganando el partido en lo táctico, en el tablero de ajedrez.

Pero al 56′, un error pudo significar el descuento. En un tiro de esquina, salió mal el meta Almeida, y en segundo poste apareció Mario Jacobo. Sin embargo, se quedó en el “huy, huy, huy” nomás puesto que no logró conectar con la cabeza.

Sobre el 63′, una serie de toques permitieron que Juan Carlos Portillo (recién ingresado) se quedara en solitario por derecha, pero perdió tiempo y cuando remató, la defensa cortó el balón, que le llegó fácil al arquero, en el primer disparo a puerta de los blancos.

Después, llegaron otros, pero desviados, de Zelaya (tiro libre) y Larín. Alianza ya tenía más la pelota, Santa Tecla había retrasado un poco las líneas y guardaba sus reservas. El empuje de los paquidermos les llevaba a pisar terreno rival, pero la defensa seguía firme atrás.

En realidad, estaba más cerca Tecla, que tuvo en la derecha de Carlos Bueno (entró de cambio) el tercero, al 73′, con un toque por sobre el arquero Arroyo, pero la pelota se fue apenas arriba.

Sin embargo, el tercero llegó. En una contra, Bueno asistió a Canales, quien superó la barrida de Jacobo y se fue sólo contra el arquero, ante el que definió con toque suave, abajo, para decretar el 3-0.

Ya con el encuentro definido, en una contra, Santa Tecla le puso la cereza al pastel. Esta vez, la fórmula fue a la inversa. Canales asistió a Bueno, quien amagó con rematar, se quitó a Jacobo y definió abajo para el lapidario cuarto gol.

Clarísima victoria tecleña, bicampeón, el tercer título en su historia de 10 años en un partido que dominó de principio a fin, y que cerró feo con la frustración de Ferreira y Zelaya, que se fueron a encarar al árbitro y terminaron expulsados.

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad