Copa El Salvador: los riesgos de convertirse en otra Copa Presidente

Hace once años, en 2005, se retomó el torneo de copa y fue un fracaso total. ¿En qué se parecen esta y aquella? Algunos aspectos a tener en cuenta.

Mario Elías Guevara (Once Municipal) recibe el cheque del presidente Antonio Saca. El equipo de Ahuachapán fue campeón

/ Foto Por edhdep

Por Claudio Martínez | Twitter: @Martinezchino

Oct 13, 2016- 17:14

Desde el mismo momento que fue anunciada por primera vez, la Copa El Salvador despertó todo tipo de comentarios: incrédulos, optimistas, fatalistas… Después de once años, el fútbol nacional vuelve a tener un torneo de copa, algo que muchos reclamaban desde hace tiempo. La referencia obligada es la Copa Presidente, cuyas últimas ediciones fueron en 2005 y 2006, que coronaron a Atlético Balboa y Once Municipal.

“¿A quién le importa la Copa Presidente?” Ese era el nombre del artículo que en su momento publicó El Diario de Hoy donde se planteaban varios problemas. Por eso es interesante revisarlos y comparar con el esquema de la Copa El Salvador que empezará la semana que viene.

FORMATO. Es similar. En 2005 hubo una fase de grupos. En 2016/17 también. “Otra de la razones que contribuyó a que los equipos perdieran la paciencia fue el método de competición. En vez de hacer partidos directos, o al menos de ida y vuelta como la Copa del Rey, la Copa Italia o la FA Cup Inglesa, decidieron hacer grupos, con lo cual cada equipo -por desastre que fuere- estaba obligado a jugar seis partidos, entre ellos algunos de escasísima convocatoria como dos duelos entre San Fidel y Titán”, dice el artículo de 2005. Es más, muchos partidos acabaron no jugándose. Ahora serán seis jornadas, aunque los equipos jugarán cuatro partidos (en las otras dos descansarán). Son grupos de tres y no de cuatro clubes.  

AYUDA. En la Copa Presidente, cada equipo recibía 150 dólares por juego de visitante para movilizarse. Ahora serán 500 dólares.

FASE FINAL. En 2005 jugaron 36 equipos. “Lo más grave fue que además no hubo cuadros de 64, 32 o 16, de manera que las eliminaciones fueran directas. Múltiplos de cuatro, para que las llaves se fueran cerrando, y que así la eliminación de los equipos fuera más simple. Al quedar 18 equipos en la fase final en vez de 16, se vieron obligados a incorporar a los mejores perdedores de cada zona, lo que provocó más confusión. Jugadores de algunos equipos, como los de Águila y San Salvador, pensaron que estaban eliminados por haber perdido. Más tarde se enteraron de que seguían en carrera. Y lo peor es que a algunos no les agradó esa supuesta buena noticia”, sigue el artículo. En esta versión son 32 equipos: pasarán los 12 ganadores del grupo y los mejores cuatro segundos.

PLANTILLA. Para la Copa Presidente, muchos equipos usaron equipos alternativos y dejaron a sus habituales titulares descansado. Podían elegir libremente entre los 25 inscriptos. “Conforme se realizaron los encuentros se volvieron tediosos. Los constantes ensayos de los técnicos para probar jugadores y esquemas convirtió a la Copa en un laboratorio más que un escenario para generar espectáculo”, comenta el artículo. En 2016-17 el panorama es más abierto, por un lado podrán utilizar también jugadores de la reserva y por otro, para garantizar el nivel, estarán obligados a usar al menos seis de la lista de 25 durante los 90 minutos.

HORARIO. La mayoría de los juegos en la Copa Presidente fue a las 3 de la tarde y no asistió gente a los estadios. “A la gente no le interesa. Los estadios vacíos lo prueban. En el último partido entre San Salvador y Alianza no se podían quejar: había un policía por cada dos aficionados (17 agentes para menos de 50 seguidores). Y no había un solo revoltoso, ya que la mayoría eran familiares de los jugadores o periodistas que cubrían el juego”, explica la nota de El Diario de Hoy en 2005. En esta versión, cada equipo pondrá su horario y se presume que muchos, para ahorrar energía eléctrica, lo harán por la tarde.

PRECIOS. Una de las razones del fracaso de la Copa Presidente se le atribuyó a los precios. “Otra razón fue que los precios para ingresar a los estadios en su mayoría estuvieron por arriba de los dos dólares, algo caro para el espectáculo que se mostró”, se escribió en 2005. En este caso, los clubes también determinarán los precios. Será difícil que cueste menos de 2 dólares.

CALENDARIO. La Copa Presidente 2005 y 2006 se jugó en el segundo semestre del año. La Copa El Salvador empezará en 2016 y acabará en 2017, y varios jugadores probablemente cambiarán de equipo en medio del torneo.  

INTERÉS. En 2005 y 2006, muchos equipos no le dieron importancia a la Copa Presidente y hasta celebraban al ser eliminados. “Rubén Alonso, timonel del Metapán, tampoco ocultaba su felicidad por quitarse de encima el compromiso de la Copa: ‘A mí no me gusta perder a nada, pero mejor que esto se termine así nos dedicamos al torneo’. Una semana antes, Agustín Castillo respiró tranquilo cuando le dijeron que Chalatenango había quedado eliminado”, detalla aquella nota hace once años. Hoy se supone que será distinto.

TV. Los partidos de la Copa Presidente no se televisaban. La Copa El Salvador tiene como patrocinadores a Canal 4 y Tigo, pero en la conferencia, y a seis días del comienzo, aún no especificaron si emitirán algunos juegos.

PREMIOS. La Copa Presidente, que fue organizada por la Secretaría de la Juventud, otorgaba al campeón 3,000 dólares en 2005 y fue para el Balboa del Chiqui García. Ya en la versión 2006 el monto subió a 7,500 dólares y el dinero fue para Once Municipal, que venció en la final a Águila, que recibió 2,500. Ahora el torneo es organizado por el INDES y el premio mayor es de 15,000 dólares y el finalista se quedará con 10,000.

Lea también la nota de El Diario de Hoy de 2005 aquí: ¿A quién le importa la Copa Presidente?

Comentar Comentar

Te recomendamos

Noticias Las cinco multas de tránsito más extrañas en El Salvador
Noticias Niña salvadoreña padece una de las siete enfermedades más raras del mundo
Noticias Así será la nueva Plaza Marinera en el Puerto de La Libertad