Fútbol

25 preguntas a Jorge ‘Zarco’ Rodríguez: “La final contra Águila no se tuvo que haber perdido”

Demostró su capacidad como director técnico en Isidro Metapán y Alianza FC, por eso el Cobán Imperial de Guatemala lo contrató. Jugó en la Selecta, pero le quedó la espinita de no ir a Francia '98

'Zarco' Rodríguez, en la previa al juego ante Jocoro en el estadio Cuscatlán. / Foto Por Archivo

Por Raúl Recinos | Twitter: @raulonlon10 | Dic 26, 2019- 05:00

Jorge Humberto “Zarco” Rodríguez Álvarez (La Unión, 1971) hizo un repaso de su carrera deportiva como jugador y entrenador. Debutó en el Huracán de Atiquizaya y acabó su carrera deportiva con Metapán, mismo equipo que le dio la oportunidad de dirigir de manera profesional. De la Selecta siempre admiró al “Mágico” González, quien fue su compañero en FAS, equipo al que también pudo dirigir, pero la informalidad de los directivos lo desmotivó.

1. Su debut como jugador lo hizo con el Huracán de Atiquizaya, pero usted nació en San Alejo (La Unión), ¿a qué se debe que se fue de oriente a occidente?

Mi papá se dedicaba a comercializar el pescado y occidente le gustó porque era fresco, era diferente al calor de oriente. Y bueno, sí, empezar en Huracán, en San Francisco, Atiquizaya en la temporada 1988-1989, igual que en el Huracán y después, en 1990 pasé a Isidro Metapán. De 1992 a 1996 jugué con Club Deportivo FAS. En ese lapso del 96 al 2002 jugué con el FC Dallas, antes Dallas Burn. También jugué con el Águila, el Alianza, volví a FAS y de agosto de 2007 a junio del 2008 con Isidro Metapán, y de ahí nos retiramos.

2. ¿Le tocó ayudarle a su papá con la venta o solo acompañaba?

No, nosotros estábamos pequeños en ese entonces, teníamos como cuatro o cinco años cuando nos vinimos a vivir a Atiquizaya.

3. Su esposa es de Atiquizaya, es decir que el fútbol no solo le dio títulos, sino que le dio su familia…

En Atiquizaya conocí a mi esposa Mariela Victoria de Rodríguez. Atiquizaya nos dio a la esposa y nuestros hijos nacieron en Estados Unidos. Estoy contento por todo lo que el fútbol me ha regalado, porque yo, al menos, vengo de una familia de escasos recursos y nos ha tocado tratar de trabajar, de subsistir y gracias a Dios por medio del fútbol hemos cambiado nuestras vidas.

4. Desde su retiro en el 2008 hasta el 2013, que llega para dirigir al Metapán, ¿qué hizo en su vida?

Primero empezar a sacar la licencia de entrenador. Un año una, al otro año la otra, y estar trabajando con niños, con los juveniles del FC Dallas, cuando me salió la oportunidad en el 2013 de poder llegar a Metapán.

5. ¿Cómo tomó esa responsabilidad de llegar a un Metapán donde la vara estaba alta con los títulos que logró Edwin Portillo?

Tranquilo, como una gran oportunidad para mí como técnico, para empezar una carrera y gracias a Dios se me dio bastante bien, porque los primeros tres torneos fueron un tricampeonato histórico que es el único en nuestro país, con respecto a torneos cortos. Hay otro que ganó un tricampeonato con Firpo, lo único que era diferente, Firpo no tuvo el mismo técnico. Conrado Miranda también tuvo su oportunidad en los sesenta. Nosotros jugamos cuatro finales, es ahí donde jugadores como Marvin Monterroza fueron tricampeones, o Narciso Orellana, que son jugadores que ahora siguen con ese hábito de seguir ganando.

6. Usted hizo debutar a “Chicho” Orellana en Primera cuando era reservista…

Sí, a Narciso Orellana, a Rudy Clavel… cuando llegamos Monterroza empezaba a jugar, ya había quedado campeón, pero estaba lesionado de la rodilla, hicimos que se operara y ahora, pues, todos sabemos que cuando estaba en Metapán era el mejor mediocampista del país, lo único que no miraban porque era Metapán, pero ahora que está en Alianza ha tenido una mejor aceptación.

Óscar Cerén de Alianza y Narciso Orellana de Metapán antes de coincidir en el equipo albo. Foto EDH / Jessica Orellana

7. ¿Se imaginaba que iba a tener ese éxito con Metapán?

Al ser sincero no, porque nosotros armamos un equipo para ser campeón, pero se dio la situación complicada, quizás la más complicada que ha tenido nuestro fútbol, nos quitaron varios jugadores que fueron castigados (por los amaños en la Selección Nacional), se nos lesionó Ernesto Aquino. Entonces el equipo quedó con muchos jóvenes y de ahí contento por cómo respondieron todos, porque en ese primer torneo, en el repechaje en Ahuachapán, le ganamos al Alianza y llegamos a semifinales; le ganamos al Atlético Marte que había sido el súper líder con Guillermo Rivera. Después nos tocó jugar la final con el FAS de Jaime de la Pava y logramos ganarle 1-0 con gol del “Ruso” Flores para el primer campeonato, que al final era lo que uno soñaba.

8. Después de Metapán lo llama Alianza. No es lo mismo dirigir a un equipo que sí logró muchos títulos, como los albos, a uno que no tiene tanta historia. ¿Cómo fue ese cambio?

Lo tomé con la misma responsabilidad que con Metapán, tratar de hacer bien las cosas. También llegué con la ilusión de ganar más de algún campeonato. En el primer año no se dio, pero después se nos dio el campeonato invicto, que es único en nuestro país. Eso fue importante para nosotros, después ganar el bicampeonato que solo se había ganado en la temporada de 1966. Lastimosamente, no pudimos ganar otro campeonato, pero los números en goles, en victorias de ese equipo creo que todavía no va haber otro equipo que lo logre tan pronto. Lo debería o podría lograr este mismo Alianza, en este momento.

8. ¿Cuánto tiempo cree que puede pasar para que se iguale ese campeonato invicto y sobrepasar los 42 partidos que hilaron sin perder?

Eso, realmente, en el fútbol no se sabe, pero los récords están para quitarlos, los logros. Todos son difíciles y uno, en determinado momento, lo va viendo y se va dando.

9. ¿Cuáles fueron las mayores diferencias que encontró cuando pasó de Metapán a Alianza, en cuanto a la presión que tenía para hacer campeón a los capitalinos?

Creo que la diferencia es la afición. Normalmente, cuando la afición está motivada el equipo juega con bastante público en el estadio y las obligaciones son siempre de ganar, quizás esas son las diferencias. En lo futbolístico lo más importante es tener un buen grupo, un buen cuerpo técnico, el respaldo de la directiva y lo más importante, tener buenos jugadores para tener opciones a ganar.

10. ¿Cuál fue el momento más difícil que le tocó vivir con Metapán?

Fue el tercer campeonato que ganamos, porque llegamos a Metapán y nos ganó Santa Tecla 2-1, fuimos a jugar contra Juventud Independiente y nos ganó 4-2 con el profe Ramón Sánchez. Después fuimos a jugar con Club Deportivo FAS y nos ganó 4-0. Ese día, faltando una fecha para que finalizara el campeonato renuncié y la directiva no aceptó. Al final logramos el tricampeonato, ganando la final al Águila del técnico Daniel Messina.

Jorge “Zarco” Rodríguez en su etapa con Alianza. Foto EDH / Archivo

11. Y con Alianza, ¿cuál fue el momento más crítico que vivió?

Pienso que la primera final porque para mí Santa Tecla no estaba a cuatro goles de nosotros. Fue duro porque teníamos la confianza de ganarla y realmente se complicó, pero al final fue el cambio que tuvo Alianza, porque ahí es donde se hicieron llegar jugadores ganadores de los diferentes equipos y tanto es que ahí vino el éxito del campeonato invicto, del bicampeonato, de seguir jugando las finales. Y ahora tienen un nuevo logro que es ganar un nuevo campeonato para Alianza.

12. Siempre quedó la duda si usted renunció de Alianza o si lo despidieron tras perder la final contra Águila.

Fue una reunión que tuvimos y entre las dos partes tomamos la decisión de que era el mejor momento, tanto para mí como para Alianza, para de separarnos. Pero tranquilo, contento, porque cuando uno estuvo trató de brindar lo mejor. Ahora que no estamos y hemos ido a Cobán, donde vamos a tratar de seguir aportando, aprendiendo para mejorar.

13. Pero le quedó la espinita de que se pudo conseguir otra corona con Alianza.

Sí, yo creo que al final esa es una de las deudas porque cuando estuvimos jugamos cinco finales y los números que se lograron en esos cinco torneos es bien difícil de poder superarlos, pero están para superarlos. Estuvimos luchando para ganar el tricampeonato, pero todos sabemos lo que pasó en la final contra Santa Tecla, que la perdimos 2-1. Entrevistaron al réferi (Joel Aguilar) que la llevó a cabo y ahí dijo que se había equivocado. Luego, haber perdido la otra final contra Águila, otra que no se tuvo que haber perdido, pero son las cosas que tiene el fútbol y hay que aceptarlas como tal.

15. ¿Es cierto, profe, que pocas horas después de que se anunciara que no seguía con Alianza llegó la propuesta del Cobán?

Sí, realmente fue como a la 1:00 de la tarde que ya no seguía con Alianza y a las tres o cinco horas ya tenía una propuesta de Cobán. Y como uno realmente está en este mundo del fútbol, me gusta y estamos cerquita, pero es algo nuevo aunque uno las toma porque se ha trazado metas, así como lo hizo como jugador, también como entrenador de salir al extranjero y sacar buenos resultados.

16. Cómo valoriza su primer torneo en el Cobán, con el que también hizo historia porque los dejó líderes en la fase regular, aunque después no pudo llegar a la final?

Bastante aceptable, uno siempre quiere ganar, pero no siempre se va ganar. Quedamos primeros, que Cobán nunca había terminado primero en su historia, pero al final lo mismo, no tiene el mismo valor porque no ganas (el título), no pasas a la gran final y es donde se ve el trabajo. Pero estoy tranquilo, estamos conociendo el fútbol de Guatemala todavía. Cuesta, ahora que me toca salir a mí también sé que cuesta, es algo nuevo, no conocer prácticamente nada, pero es fútbol y hay que tratar de adaptarse.

Jorge Humberto Rodríguez, en el partido de este domingo ante Sanarate. Twitter: @CobanImperial

17. ¿Le gustaría tener en Cobán un Monterroza, Orellana o Rudy Clavel, jugadores con los que trabajó en Metapán y Alianza?

A uno sí le gustaría pero realmente todos tienen un año más de contrato. Tener contrato hizo que Monterroza se quedara, que “Chicho” se quedara, Mancía volvió a firmar, Henry Romero también, prácticamente todo el equipo se quedó y casi todos tienen un año y medio de contrato, entonces son cosas que son bien difíciles. El único que podría salir más pronto es Óscar Cerén, que le quedan seis meses de contrato.

18. ¿Cuándo empezó su ilusión de querer ser futbolista?

Desde siempre, porque los primeros partidos que uno vio en 1981, con 10 años de edad más o menos, tuvimos la oportunidad de ver a nuestra Selección en la algunos partidos de la hexagonal en Honduras, la clasificación para el Mundial. Ahí empezamos nosotros a seguir a nuestros jugadores, eran nuestras figuras porque lograron la clasificación al Mundial.

19. ¿Qué jugador fue su inspiración para jugar fútbol? ¿A quién se quería parecer?

Nosotros crecimos viendo al mejor Jorge González, muy jovencito en la hexagonal. Para mí fue el mejor jugador, el jugador diferente, que tal vez pudo haber hecho más, pero después él se fue para España y estuvo bastante tiempo, donde quizás se nos quitó la oportunidad de verlo de lleno porque se fue muy joven, entonces nos quitaron esa vitrina de ver al mejor que hemos tenido.

20. Pero después estuvo en la Selección con él jugando eliminatorias mundialistas…

Cuando nosotros llegamos a FAS en 1992 ya tuvimos la oportunidad de jugar con él, fue algo positivo en las carreras deportivas de nosotros como futbolistas, porque Jorge es el máximo y estuvimos en FAS, nos lo demostró con la calidad, con hechos, la calidad humana y como el jugador que siempre fue.

21. ¿Tiene una anécdota con el “Mágico” dentro o fuera de la cancha?

Dentro de la cancha, creo que era un jugador diferente, a veces le decía a uno “ponte allá, ubícate en esta posición”. Y a veces lo sorprendía a uno porque él hacía una jugada para que la pelota le llegara a uno y tenía que estar preparado para definir pases de los que nos hacía. A veces pensábamos que no nos entendía a nosotros, pero realmente nosotros no lo entendíamos a él. A mí, a veces, me decía: Jorge, no te parés, yo ya te vi desde 20 o 30 metros, yo ya sé que vas a estar ahí, así que sigue corriendo que la pelota te va llegar en tu momento.

El Zarco saluda a Ramón Paredes, previo a un partido de Selección Nacional.

22. Usted jugó 71 partidos y anotó nueve goles con la Selección…

Contento porque la Selección fue la que le abrió la vitrina a uno para poder salir a jugar al extranjero, en una etapa difícil de nuestro fútbol y que nos quedamos con ese sinsabor para el Mundial de Francia 1998, donde prácticamente quedamos eliminados en la última fecha de la eliminatoria. Nos dolió porque teníamos un buen grupo para poder lograr clasificar y esa es la deuda que nos quedó en la Selección Nacional.

23. Como entrenador de la Selección en aquella eliminatoria que jugó contra Curazao, ¿qué recuerdos tiene de lo que platicó con la Fesfut?

Ellos hablaron con la directiva de Isidro Metapán, estuvo el caso para que nosotros pudiéramos ir a dirigir esos partidos. Colaboramos con nuestra selección, pero lo hicimos porque pensábamos que en ese determinado momento se iba a planificar, se iba a traer un entrenador a largo plazo para nuestra selección. Lastimosamente no hicieron eso. Después creo que hicieron el récord de nuestra selección, de más partidos sin ganar.

24. Cuando se retiró en el 2008 tenía claro que quería ser entrenador…

Sí. Clarísimo lo tenía desde los años noventas cuando todavía jugaba en FAS. Con el profe Rubén Guevara nos poníamos a hacer sistemas, ver qué jugadores tener, ver cómo podía evolucionar el fútbol, a nuestra manera, pero siempre me gustó. Yo tenía claro que quería ser técnico, lo que no tenía claro es si lo iba a lograr. Cuando se me dio la oportunidad con Isidro Metapán, (la oportunidad) ya la había perdido porque había tenido dos acercamientos con FAS y siempre estuvo todo prácticamente arreglado, pero se caía.

Prácticamente estaba desmotivado por la informalidad del dirigente salvadoreño, pero después se presentó la oportunidad con Metapán, y contento de haberla tomado y de todo lo que ha sucedido después de nueve finales, cinco ganadas y cuatro perdidas. Al final lo importante es disfrutar el fútbol.

25. De los equipos en los que jugó en Primera ya dirigió a Metapán y Alianza, le quedan FAS y Águila de los grandes, ¿está en sus planes llegar a estos equipos algún día?

Uno tiene que vivir el momento. Estoy contento por lo que el fútbol me ha dado en El Salvador. Con FAS gané tres campeonatos como jugador, con Águila gané uno, con Alianza no lo logré como jugador, pero lo logramos como técnico dos veces. Agradecido con lo que me dieron esos equipos, y ahorita vivir el momento, si en el futuro se da una oportunidad hay que analizarla.

Utilizamos cookies y otras tecnologias para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web.

Política de privacidad