Secciones
×

Síguenos en

9 técnicas impresionantes que te convertirán en un hábil conductor

Toma en cuenta estas recomendaciones para cimentar una cultura de seguridad vial y así evitar accidentes.

Foto retomada de reliablecontracting.com.

Por Genial.guru

Oct 21, 2017- 09:24

Conducir un auto no es difícil. Pero si realizas un poco más de esfuerzo en mejorar tus habilidades, te sorprenderás de lo cómodo que empezarás a sentirte al volante de tu vehículo favorito.

Genial.guru te muestra 9 técnicas con las que tus paseos serán más seguros y alegres:

9. Realiza un curso de seguridad vial contra accidentes: en la actualidad, cualquiera puede realizar un curso adicional para mejorar sus habilidades. En un curso de seguridad vial contra accidentes se apuntan no solo a principiantes, sino también conductores con amplia experiencia, porque no hay que sentir vergüenza por el deseo de protegerse a uno mismo y a los demás en la carretera. Vivir es aprender constantemente.

Fotos por Genial.guru.

8. Frena con el pie izquierdo: frenar con el pie izquierdo es una técnica compleja que requiere de una práctica constante. La utilizan principalmente los conductores de autos de carreras, pero este hábito te puede resultar útil en un caso de emergencia. Utilizando esta técnica, podrás girar rápidamente, ya que el motor mantiene las revoluciones necesarias y el vehículo, mientras tanto, disminuye su velocidad evitando un posible derrape.

7. Conduce a la misma velocidad que el resto para tener dar fluidez al tráfico: todo el mundo ha oído esta regla durante las clases teóricas de la escuela de conducción. Sin embargo, no todos los conductores en la carretera la cumplen. Aumentar o reducir la velocidad perturbando el flujo de vehículos puede resultar peligroso y provocar un accidente. Por este motivo, cuando eliges tu velocidad, lo primero que debes tener en cuenta es la densidad del tráfico.

6. Mantén tus manos sobre el volante en posición correcta: durante muchos años, los profesores de las escuelas de conducción aconsejan mantener las manos siempre en el volante en la posiciones de las 10 y las 2 horas en el reloj. Pero en los últimos años, también se recomienda hacerlo en las 9 y las 3 o también en las 8 y las 4. Esto permite un mayor nivel de control en la conducción y también, en una de estas posiciones, tus brazos se cansarán menos durante los viajes largos.

5. Controla el subviraje y el sobreviraje: en los casos de subviraje, las ruedas delanteras pierden su adherencia a la superficie de la carretera en una curva por exceso de velocidad. En los casos de sobreviraje, sucede lo mismo, pero con las ruedas traseras. Si circulas por una carretera mojada o con hielo, es mejor no acelerar demasiado. Conducir a una velocidad moderada te permitirá evitar la mayoría de los casos de subviraje o sobreviraje.

Importante: bajo ningún concepto sueltes bruscamente el pedal del acelerador o del freno durante un subviraje o sobreviraje.

4. Aparca con precisión calculadora: si aprendes a aparcar  en paralelo a la perfección, no te asustarán los estacionamientos tumultuosos. Además, te sentirás más seguro conduciendo marcha atrás. Los sensores de aparcamiento (parktronic) te pueden dar una ayuda extra. Y no solo los que se instalan por detrás, sino también en la parte delantera del auto.

3. Utiliza el freno de mano para hacer un cambio brusco de sentido: esta técnica, al igual que la de frenar con el pie izquierdo, requiere de mucha experiencia y práctica. También te resultará útil solo en casos de emergencia o para un cambio de sentido rápido y maniobrable en invierno. Sobre el asfalto seco, no vale la pena hacerlo para no desgastar antes de tiempo los neumáticos.

2. Utiliza la técnica de “talón-punta”: el truco de esta técnica está en cambiar la marcha por una inferior frenando con la punta del pie y acelerando con el talón simultáneamente. Así se reduce el tiempo para el cambio de marcha, se impide la descarga de las ruedas traseras y permite reducir la marcha de forma rápida y suave antes de entrar en una curva.

1. Ajusta los espejos para que cubra los puntos ciegos:  Si en los espejos retrovisores laterales se reflejan, sobre todo, zonas de tu coche, esto significa que no aprovechas su superficie reflectante al 100 por ciento. Para ajustar los espejos de forma correcta, tienes que recordar estas posiciones simples:

  • El espejo del lado del conductor debe reflejar solo una cuarta parte de su vehículo (una parte de su alerón trasero).
  • En el espejo del lado del copiloto, al igual que en el de conductor, debe reflejarse únicamente una cuarta parte trasera del auto.
  • En el espejo retrovisor interior, debe reflejarse la luneta trasera justo en el centro.

 

Tags Automóviles Conducir

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios