Secciones
×

Síguenos en

Descubre las magníficas propiedades de los aceites naturales

Los ácidos grasos presentes en muchos aceites vegetales y esenciales ayudan a prevenir enfermedades. Algunos de ellos son fuentes de vitaminas antioxidantes que favorecen el buen estado de la piel y el cabello.

Por Osmín Monge

Nov 06, 2017- 18:14

El uso y consumo de aceites naturales ha ocurrido desde tiempos inmemorables, sin embargo, en la actualidad, es una tendencia que cada día parece tener más adeptos.

Y es que muchas de esas sustancias de aspecto viscoso, color dorado y provenientes de tallos, frutos o semillas tienen un sinfín de propiedades que benefician la salud y favorecen el cuidado de la piel y del cabello.

Conoce los beneficios de los frutos secos y semillas

“Está comprobado que muchos aceites de origen vegetal tienen propiedades que previenen problemas cardiovasculares, esto se debe a su gran contenido de omega 3. Muchos aceites, también son utilizados con fines cosméticos”, expresa la doctora Margarita Colorado, médico general.

Pese a que los aceites vegetales y los esenciales son aceites naturales, no son lo mismo. Los primeros se obtienen por el prensado de las semillas, mientras que los segundos a través de un proceso de destilación.

Es de considerar que todos los aceites suponen un aporte de grasas considerable al organismo y es por ello que su uso y consumo debe ser moderado.

Aceites: potenciadores de la belleza

Aceite de girasol
Posee un alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados, entre los que destacan el linolénico y el linoleico, que son esenciales para prevenir enfermedades del corazón; es fuente de vitamina E, aumenta el colesterol bueno y aporta ácidos grasos omega 3 y omega 6.

El aceite de girasol también es un buen humectante y emoliente, muy útil en la industria cosmética. Resulta muy valioso como aceite corporal y para masajes, porque es ligero y apenas huele, al mismo tiempo que la piel lo absorbe y le aporta nutrientes.

Aceite de argán
Originario de Marruecos, el argán se asemeja a una aceituna grande de la cual se extrae un oloroso aceite, que tiene muchos beneficios para los seres humanos.

Suaviza la piel de las embarazadas, previene la aparición de estrías, aporta brillo y suavidad al cabello, repara las manos secas y agrietadas, refuerza las uñas frágiles y regenera las marcas de acné, varicela.

Aceite de almendras

Este aceite esencial mejora la textura de la piel dejándola humectada y suave, es perfecta para masajes corporales por sus propiedades emolientes y nutritivas,  reduce las ojeras, retrasa los signos del envejecimiento, elimina las impurezas y las células muertas de la piel y sirve para nutrir y reforzar las hebras del cabello (elimina las puntas abiertas).

Aceite de maíz

Es uno de los aceites vegetales de consumo más comunes.  Es una buena fuente de ácidos omega 6 y de grasas poliinsaturadas, que ayudan a no elevar los niveles de colesterol. Además, es un buen antioxidante debido a su alto contenido en vitamina E.

Su ingesta moderada ayuda a mantener las células jóvenes y a prevenir el envejecimiento.

Aceite de jojoba

Es un producto natural que se obtiene de las semillas de la planta de jojoba, originaria del sur de Estados Unidos y el norte de México. Este aceite es de gran ayuda para el cuidado de la piel, ya que la hidrata. Además, previene arrugas prematuras y combate el acné. También aumenta el brillo y volumen capilar, limpia el cuero cabelludo y promueve el crecimiento del pelo.

Aceite de oliva

Esta sustancia de origen vegetal es un excelente aliado en el cuidado de la salud.  Con su ingesta se puede regular los niveles de colesterol en sangre, ayuda a reducir la hipertensión, actúa como protector frente al exceso de ácidos del estómago, previene el estreñimiento y favorece la formación de membranas celulares y del tejido cerebral.

Aceite de ricino

Al igual que otros aceites esenciales, fortalece el sistema inmunológico.  Algunos estudios han determinado que puede ser utilizado para tratar varias enfermedades, entre ellas  esclerosis múltiple, artritis, reumatismo y hasta mal de Parkinson. También actúa como un laxante natural seguro y es utilizado para prevenir la pérdida del cabello, evita las estrías y reduce las arrugas.

Aceite de soya

Este aceite aporta beneficios para mantener el cuerpo sano, entre ellos, la capacidad de mantener en buen estado el corazón. Ayuda a proteger los sistemas cardiovascular, nervioso e inmunológico, y protege las membranas, tanto de las células como de todo el organismo.

Aceite de palma

Es rico en vitamina A, E y, D. Ayuda a reducir la concentración de colesterol LDL (malo), es excelente antioxidante ya que es rico en beta carotenos, fortalece la piel y los huesos debido a su contenido en vitamina D, ayuda a un buen funcionamiento del sistema circulatorio y es beneficioso para la vista.  Este aceite se obtiene de la fruta de la palma, originaria de África.

Aceite de coco

Son incontables los beneficios de este aceite. No solo se utiliza para preparar platillos, sino también con fines cosméticos. En la piel puede usarse como hidratante y exfoliante. Ayuda a combatir el acné e hidrata los labios resecos.

Es perfecto para el cuidado del pelo, ya que lo hidrata, recupera el brillo y su volumen.  Es un excelente acondicionador natural.

Tags Aceite De Coco Belleza Salud

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios