×

Síguenos en

5 tipos renovados de besos que no debes dejar de probarlos

Para mantener la chispa encendida en tu relación pon en prácticas los consejos de los sexólogos con estos candentes besos.

Por elsalvador.com

Sep 27, 2017- 17:48

Besar es una acción cotidiana, algunas veces se hace de manera automática; en otras se es más consciente de esa muestra de afecto y amor. Pero ¿sabías que este acto tiene una ciencia?

El análisis de esta dulce y sensitiva acción se llama filematología y, según la revista de ciencia Muy Interesante, esta revela que “intercambiar saliva ayuda a escoger la pareja más adecuada”.

Pero hay algo que va más allá de compartir algunas bacterias claro, aunque esos besos sean de tu amado se están transmitiendo alrededor de 80 millones de bacterias —. De acuerdo con la neurocientífica Wendy Hill, besar reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés) y aumenta los niveles de oxitocina y para la antropóloga Helen Fischer, “besar es un poderoso mecanismo de adaptación presente en más del 90% de las sociedades humanas”.

Los estudios de la filematología revelan que la saliva de los hombres tiene testosterona y, ante ello, los hombres prefieren los besos húmedos, ya que “inconscientemente intentan transferir testosterona en las mujeres para provocar su apetito sexual”.

12 curiosidades sobre el beso que seguramente no sabes

Puede ser que tú no siempre estés dispuesta a besos muy acuosos, sin embargo los siguientes cinco tipos de besos tienes que probarlos y, sobre todo, agregarlos a tu vida cotidiana, de acuerdo a la revista femenina Cosmopolitan:

1.Versión mejorada del beso en el cuello:  los expertos consideran este tipo de beso como una de las mejores antesalas para encender la pasión, pero ¿cómo reinventarlo? En lugar de ir directo al cuello de tu pareja, concéntrate en su rostro: contémplalo y bésalo hasta bajar a lo largo del cuello y aproximarte a la manzana de Adán. Los “gurús” de lo erótico recomiendan succionar la delicada piel que recubre esta zona… quédate así unos segundos y luego verás cómo el éxtasis se dibuja en su rostro.

Beso

2. El beso de “buenos días”: no creas que hablamos de ese duro momento cuando recién te despiertas, ¡no! Los sexólogos se refieren a ese beso que puede cambiar la jornada de tu pareja. Antes de que se marche a su trabajo (o viceversa), tómalo de la mano, acércate y pon tus labios sobre los de él unos segundos. Sostén su rostro y dale otro, pero este mucho más apasionado. ¡Te recordará todo el día!

via GIPHY

Esto dura el beso perfecto, según experimento

3. Mordiscos: morder tiene buenos resultados cuando no lastimas. Así que con este estilo de caricias debes tener cuidado. Toma su labio inferior entre tus dientes y presiónalo de manera delicada, cada vez que lo hagas debes aumentar la intensidad de tu presión. No te imaginas la cantidad de endorfinas que se multiplicarán.

via GIPHY

4. Renueva el beso francés: considerado uno de los besos más eróticos, donde la lengua es la protagonista. No hay nada más certero que lo señalado por la revista Evolutionary Psychology: “dar un beso de esta forma hace que se transfiera más testosterona a través de la saliva, aumentando así la excitación”.

via GIPHY

5. Agrega champagne: apóyate en otros recursos para dejar de cabeza a tu pareja. Esta afrodisíaca y burbujeante bebida será una gran aliada. Si estás en una cita romántica pide unas copas de champagne y mientras tengas un sorbo puedes acercarte a besar su boca con un “efecto chispeante”. Verás cómo pide más.  

Tags Amor Beso Filematología Relaciones De Pareja

Abrir Comentarios

Abrir Comentarios