Secciones
×

Síguenos en

Turismo

Parajes acuáticos para bucear en El Salvador

Un mundo lleno de especies y piezas arqueológicas subacuáticas maravillosas pueden descubrirse en las playas y lagos del país

Buceo

Por Sara Castro

Ago 19, 2016- 06:15

Bañado por el océano Pacífico, El Salvador puede enorgullecerse de sus playas, pero también de sus lagos, parajes convertidos en destinos idóneos para quienes gustan sumergirse en las profundidades de sus aguas.

Un mundo de extrañas y fascinantes especies pueden descubrirse a unos cuantos metros bajo los lagos y el mar, y no solo fauna marítima sino, también, restos de buques o barcos naufragados que, quizá, para muchos representan desperdicios, pero para dicho ecosistema se transforman en arrecifes artificiales y zonas de refugio. 

Este tipo de buceo, descrito como arqueología subacuática por el Ministerio de Turismo (Mitur), representa una novedosa alternativa turística para aquellos más aventureros. Es en la playa Los Cóbanos, en Acajutla, Sonsonate, donde se contemplan estos monstruos de hierro ya corroídos por el agua salada.


Te puede interesar: 14 impresionantes imágenes de la costa salvadoreña


Fue en 2012 con el proyecto “Encadenamiento Productivo en el marco de los sitios arqueológicos subacuáticos de El Salvador​” que este tipo de buceo potenció el turismo en el país, puesto que “en algunos tours, se combina además con los servicios de restaurantes y pescadores locales para ofrecer pesca artesanal con anzuelos como servicio turístico”, indicó Ricardo Martínez, técnico en información turística de Corsatur.

Además, Martínez señaló que la arqueología subacuática ”despierta nuestra imaginación con fantasías de trágicos hundimientos, civilizaciones antiguas, tesoros escondidos, batallas navales, fuertes tempestades, arrecifes traicioneros”, haciendo de la travesía algo más emocionante. 

Pero el país ofrece otros grandes escenarios para explorar diferentes mundos acuáticos, entre ellos el Lago de Ilopango, en San Salvador; el Lago de Coatepeque, en Santa Ana; el este de la bocana de La Bahía de Jiquilisco, en la Isla San Sebastián, Usulután, entre otros. 

Peces, cangrejos, tortugas, helecho marino hasta ballenas son parte de las atracciones de esta actividad pero la estación del año será fundamental para estos avistamientos.


Te puede interesar: Bucea en Los Cóbanos y descubre una metrópolis submarina


De acuerdo con Javier Mena, propietario del centro profesional de buceo, Oceánica, el mar Pacífico “tiene mucha más vida marítima que el Atlántico” y a ello se agrega los lagos de origen volcánico, grandes atractivos para los turistas extranjeros. 

“Uno de los principales intereses de bucear un cráter volcánico es apreciar su actividad volcánica: fumarolas, rajaduras en las rocas donde sale agua muy caliente y no solo se siente al tacto sino que se aprecian visualmente”, expresó Mena sobre los recorridos en el Lago de Ilopango, donde su empresa hace recorridos nocturnos.

Aunque se necesite una preparación para practicar esta actividad, el buceo se convierte en una excelente opción para salir de la rutina y de un típico viaje a la playa o al lago. 

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios