Secciones
×

Síguenos en

Resistencia a la insulina, si no se controla puede ser fatalCirugía plástica, practica común PARA lograr UN ROSTRO bello

No todas las personas son candidatas para someterse a una cirugía estética, por ello es básico conocer los pasos elementales para tomar decisiones sobre los procedimientos

Resistencia a la insulina, si no se controla puede ser fatalCirugía plástica, practica común PARA lograr UN ROSTRO bello
Resistencia a la insulina, si no se controla puede ser fatalCirugía plástica, practica común PARA lograr UN ROSTRO bello

Por Texto: Jhoel Díaz Fotografía: Lissette Lemus / Archivo

Feb 02, 2013- 20:00

por mucho tiempo en El Salvador se pensó que para realizarse una cirugía plástica confiable y segura, con fines puramente estéticos, era necesario viajar a Miami (EE.UU.), pero cirujanos salvadoreños explican que cada vez más personas están obteniendo resultados satisfactorios en el país y en Latinoamérica, pero todo depende, en primer lugar, de la elección de especialistas en la rama de la cirugía plástica debidamente certificados.

El embellecimiento y rejuvenecimiento del rostro es hoy uno de los apartados más importantes en las preferencias locales, pero para obtener una operación favorable es básico ser realista y tener una óptima comunicación entre el médico y su paciente.

“En el país ha habido muchos cambios. Hay buenos cirujanos plásticos, especializados y competentes que están realizando desde hace varios años estos procedimientos. Los costos económicos son similares a otros países pero la calidad también”, afirma el cirujano plástico Rolando Aguirre. “La cirugía plástica avanza, la tecnología plástica avanza y vamos a la vanguardia, siguiendo a países como México o Brasil”, destaca el profesional.

El también cirujano plástico Mauricio Guerrero, salvadoreño miembro de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (Isaps), hace énfasis en que para obtener mejores resultados, las personas deben buscar médicos de sólidos conocimientos: “La base de la cirugía estética es la cirugía plástica reconstructiva. Si uno no tiene una buena base en cirugía plástica reconstructiva no puede hacer cirugía estética”, apunta.

El segundo paso, concuerdan los doctores, es una buena comunicación, ya que el paciente y su médico deben llegar a un consenso de lo que se realizará. “El paciente tiene que ser muy responsable de su cuidado. El cirujano le da unas indicaciones que debe cumplir para que los resultados sean óptimos. A veces puede haber problemas de comunicación y de responsabilidad en seguir esas indicaciones”, manifestó Aguirre, a propósito de personas que han obtenido resultados negativos, como muchos casos de artistas y famosos.

“Hay personas que le exigen a su médico: ‘Quiero que me estire la cara'”, señala Guerrero. “Pero, uno tiene que explicarle hasta dónde la cirugía se le puede ver estética y socialmente bien. Como médico, uno tiene que decirle el límite de lo que puede ser funcional; depende de la ética del médico el decirle hasta dónde puede llegar”, indica.

Guerrero explica, por ejemplo, que no se puede pretender que una mujer mayor luzca el rostro de una jovencita, ya que no sería una apariencia realista. Y añade que la cirugía se descarta en caso de problemas psicológicos como la dismorfia (percepción errónea de su mismo cuerpo): “Si una paciente cree que nunca va a estar bonita, puede estar constantemente sometiéndose y hasta estará deformándose la estructura facial, la fisionomía”.

Lo más solicitado

El doctor Aguirre asegura que los tratamientos estéticos más solicitados en el país para embellecer el rostro, en su experiencia, son la cirugía de párpados (blefaroplastía), la cirugía de nariz (rinoplastía) y los procedimientos de rejuvenecimiento facial cosmético, como la eliminación o disimulación de arrugas y pliegues, en los que se paralizan los músculos de la expresión con toxina botulínica o se rellenan surcos y arrugas pronunciadas con inyección de ácido hialurónico (más conocido con el nombre comercial de “botox”).

Sin embargo, asegura que los únicos resultados permanentes son los de la cirugía, pues los procedimientos no quirúrgicos solo pueden durar de seis meses a un año.

Guerrero concuerda con estos procedimientos como los más buscados, y define la cirugía de párpados como “rejuvenecimiento orbitario”, solicitado por personas mayores, en el que se eleva la cola de las cejas y se corrigen los párpado superiores e inferiores si hay exceso de grasa, músculo o piel.

La cirugía de nariz también es muy solicitada entre hombres y mujeres, añade Guerrero: “En el hombre hay que tener sumo cuidado de no levantar mucho la punta nasal porque se feminiza”, recomienda, por la operación generalmente interna que implica la corrección del dorso y del septo nasal (cartílago intermedio que da soporte y sostén a la nariz), así como de la punta y las alas nasales.

El cirujano completó la lista de lo más buscado en El Salvador con la cirugía de orejas (ya sea del hélice o del lóbulo, o la corrección del aspecto de “Dumbo”, que retrocede la oreja a su posición normal), el lipofill (rejuvenecimiento facial a través de la inyección de tejido graso propio) y el lifting facial, que consiste en el estiramiento de la cara a través de incisiones en áreas periféricas de la misma.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios