5 de octubre de 2003


¿DÓNDE ESTÁN MIS DERECHOS?

...a crecer al amparo de una familia

La familia como derecho de la niñez tiene una importancia fundamental, porque es el medio natural en el cual deben garantizarse la satisfacción de necesidades objetivas y subjetivas propias de ese sector, dice el informe “Derechos humanos de la niñez”.

Investigación: Erick L. Lemus, Víctor Hugo Dueñas, Mirella Cáceres, Wilfredo Hernández y Alicia Miranda.
Fotos: Álvaro López/Mauricio Castro (en la portada)
Diagramación en papel: Jorge Lau.

Diseño Web: Cesar Palma
vertice@elsalvador.com

La familia constituye el primer baluarte de la protección del niño, según la carta de la ONU.

La Cumbre Mundial en Favor de la Infancia establece que para que la personalidad del niño se desarrolle plena y armónicamente, éste debe crecer en un ambiente familiar y en una atmósfera de alegría, amor y comprensión y que todas las instituciones sociales están obligadas a respetar los esfuerzos de padres y otras personas por atender y cuidar a los niños en un ambiente familiar y dar apoyo a esos esfuerzos.

Las estadísticas de este rubro en El Salvador son preocupantes.

Sólo de enero a agosto de este año, el ISNA atendió a 82 niños que
quedaron en la orfandad, 126 que desertaron del hogar, 86 que fueron abandonados y 125 que fueron sorprendidos en vagancia.

Lo más preocupante, para la institución, es que el grueso de las cifras se refiere a aquellos que se les negó la protección integral o fueron sujetos del descuido o la negligencia de los padres o responsables, 970 en total.

La misma institución contabiliza, además, 150 menores en situación de calle, en el mismo período. Aunque sostiene que, en cinco meses, ya ha atendido al 70% de esta población a través del Complejo Integral de Integración Social para la Niñez y la Adolescencia (CISNA).

Sin embargo, Yolanda Barrientos, de Olof Palme, advierte que hay que analizar la situación familiar antes de emitir juicios.

“Hay madres que tienen que andar cargando con sus hijos porque no tienen cómo pagar a quien se los cuide”, manifiesta.

Uno de los avances en esta área, de acuerdo con el informe “Derechos humanos de la niñez: La tarea pendiente”, es la promulgación del Código de Familia; sin embargo, insiste, no protege los derechos de la infancia. Su objeto principal es regular las relaciones familiares como la filiación, el patrimonio, la herencia, la adopción, entre otros.

“Hay que cumplir las promesas”

A esta hora exactamente hay un niño en la calle. Es honra de los hombres proteger lo que crece, cuidar que no hay infancia dispersa por las calles. Desde ahí yo supe que la niñez desprotegida sacaba hombres desesperados, mujeres desesperadas; porque los que andan en las calles no son tan sólo niños sino también niñas que forman bandas debido al abandono.
Es hora de que se cumplan las promesas para todos estos niños porque ellas y ellos tienen derecho. Nosotros tenemos la responsabilidad de hablar de esto para que la historia del desamparo termine.

Mercedes Sosa
Comisión de Personalidades por la Infancia

223 milAyudan a familia
El número estimado en cifras oficiales de niños que llevan, a través de su trabajo, alguna ayuda a sus familias

70% Recuperados
El porcentaje que, según el ISNA, ha recuperado de la situación de calle en la que vivían. El número total es de 150, hasta agosto



...a la educación y al juego

La inversión en educación a nivel latinoamericano es de 4a 5% del Producto Interno Bruto (PIB). El Salvador invierte un promedio de 3% del PIB.

El desarrollo integral de los niños depende, en buena medida, de la educación que reciba desde sus primeros años de existencia.

Pero cuando la escasez económica es lo que predomina en el hogar, muchos niños tienen que dejar de estudiar para dedicarse al trabajo.

Si bien el Estado ha invertido en programas para promover la educación como herramienta de superación personal, Agustín Fernández, jefe del departamento de Educación de la UCA, asegura que se necesita una mayor inversión. “Si bien el gobierno no tiene de donde sacar, hay que hacer un plan a largo plazo para invertir cada vez más en educación”.

Según investigaciones del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, los niveles actuales de gasto en educación aún no supera el 3.5 % observados a finales de los setenta.

En ese sentido, El Salvador continúa siendo uno de los países que gastan menos en educación en comparación al nivel de ingreso per cápita.

“La miseria moral es la que debe ser combatida, creo yo”

¿A qué se debe la situación de los niños en América Latina? Se debe fundamentalmente a la miseria. Miseria económica por supuesto, en el caso de muchas personas que quisieran poder prestar ayuda o sus gobiernos, pero no pueden hacerlo por falta de recursos económicos; pero sobre todo, miseria moral, la miseria moral de los que se despreocupan de sus problemas, de los que simplemente vuelven la vista atrás, de los que consideran que son daños colaterales, ocurre decirse, problemas estructurales que no tienen importancia mayor.
Esa miseria es la que debe ser combatida, creo yo, con reacción enérgica por todos los países y por todos los grupos humanos, las comunidades civilizadas.

Fernando Savater
Comisión de Personalidades por la Infancia



...a recibir auxilio y protección

La Convención sobre los Derechos del Niño establece que son inocentes, vulnerables y
dependientes; por lo que se debería prestar atención, cuidado y apoyo por parte de la familia.
Recibir protección y auxilio muchas veces no es un derecho reconocido.

La desprotección y los delitos contra la niñez vienen muchas veces por parte de los que más deberían cuidarlos .

Los niños deben recibir atención y protección especialmente de su familia. Sin embargo, miles viven en un ambiente que los exponen al maltrato infantil, abandono y la negligencia.

Según cifras del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y la Adolescencia, el 22% de los ingresos al instituto se debe a la negligencia o descuido.

Gregorio Bello Suazo, antropólogo de la Universidad de El Salvador, asegura que un niño que pierda sicológicamente su niñez y su adolescencia en forma agresiva se está formando como “ciudadanos con sello de frustración”. Él asegura que la desprotección está formando agresores.

La Convención sobre los derechos del niño establece que la familia es el principal responsable del cuido y la protección de los pequeños; pero datos oficiales de la Policía aseguran que durante el año 2002 la mayoría de delitos y faltas fueron cometidas por miembros de su misma familia.

“No estamos usando la razón”

No estamos usando la razón para defender la vida. No hemos sabido consolidar una acción colectiva capaz de proteger eficazmente la vida desde sus primeros pasos- los niños. Y si no hemos sabido proteger a los niños, ¿cómo vamos a poder defender la vida en general?
Tal vez mi mirada sobre el mundo sea demasiado pesimista, pero, en conciencia, no creo que el mundo, tal como es, otorgue a nadie el derecho a ser optimista.
Para cambiar de vida es necesario cambiar la vida.

José Saramago
Comisión de Personalidades por la Infancia

5,534 Maltrato
Según la PNC, la mayoría de casos de 2002 son por violencia intrafamiliar

2,477 Abandono
Casos maltrato, abuso y violencia, según el ISNA, en lo que va del año



...a la protección contra los abusos

Un 30 % de la población salvadoreña son niños. Según el IPEC 30,000 niños trabajan para ayudar en la economía familiar. De esto se estima que el 20% de los hogares con pequeños trabajadores aportan el equivalente de 20 % o más del total del ingreso.

El trabajo infantil representa una forma de abuso que persiste en el país actualmente.

Los números sorprenden. En El Salvador existen casi 223 mil niños que trabajan, equivalente a 1 de cada 10 niños. De estos, según el Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC), 30,000 realizan trabajos riesgosos. Es decir, que exponen su seguridad; incluso, su propia vida.

Entre los trabajos infantiles peligrosos se encuentra la explotación sexual comercial. La IPEC señala que en El Salvador se vuelve más difícil el combate a este tipo de explotación al no contar con un marco jurídico adecuado.

Otro tipo de trabajo infantil que representan amenazas son: 1,000 niños pepenadores; 2,000 en la industria pirotécnica, 10,085 en actividades relacionadas con la pesca, más de 200 explotados sexualmente, 30,000 cortadores y recolectores de caña de azúcar; todos trabajos riesgosos.

El informe “Entendiendo el trabajo infantil en El Salvador” presentado por IPEC, junto a otras organizaciones, también señala que el trabajo infantil se manifiesta más en el área rural que en la urbana.

“Aproximadamente un 70% del trabajo infantil se lleva a cabo en el área rural”, señala IPEC.

El niño ha pasado a ser un estorbo, una molestia social

En una buena parte del tercer mundo el niño ha pasado a ser un estorbo analfabeto, una molestia social. Hay paises en los que sencillamente se los elimina. Cada vez importa menos la seguridad y la responsabilidad de los educadores, que en todas partes cobran sueldos miserables. El niño se ha convertido en la víctima propiciatoria de la injusticia social, del abismo cada vez mas hondo entre pudientes y carentes.
La actual situación del niño tiene poco que ver con lo resuelto en su momento en la Convención de los Derechos de Niño; más bien parece la renovada base de un despiadado plan de Herodes.

Mario Benedetti
Comisión de Personalidades por la Infancia

2,500 Cohetería
Trabajar en la industria pirotécnica puede ocasionarle grabes quemaduras


1,000 Basura
La mayoría de los niños “pepenadores” viven cerca de los botaderos



...a Formarse en un mundo solidario

Un mundo cargado de violencia es el más grande impedimento para la creación de un mejor ambiente para los niños. Fomentar valores de solidaridad, amistad y justicia en ellos es sumamente difícil en una sociedad polarizada, advierten distintos estudios.

Los niños tienen derecho a formarse en un espíritu de solidaridad, comprensión, amistad y justicia entre los pueblos, manda la Conveción sobre los Derechos del Niño.

Antes, dice la ONU, la formación de un mundo mejor para la niñez pasa por la creación de un mundo justo y pacífico.

“Las familias y los encargados de cuidar a los niños constituyen la línea de vanguardia para la creación de un mundo acogedor para la infancia, razón por la cual es necesario eliminar la pobreza, en medio de la cual muchos millones de padres tratan de criar a sus hijos”, remarca la ONU.

“Hay gente que dice que la pobreza es la forma más grande de violencia y violación a los derechos. El reto es responsabilizarnos a superarla y evitar que esos derechos sigan siendo violentados”, dice Mario Lima, de CARE.
Es difícil fomentar este derecho en un mundo cargado de violencia y de imágenes casi sin restricción de guerras y todo tipo de conflictos, agregan algunos representantes de las ONGs.

El informe “Los derechos humanos de la niñez, la tarea pendiente” advierte que el estado salvadoreño no tiene la infraestructura necesaria para formar un espíritu solidario, armosioso y justo en la niñez salvadoreña.

La formación de un mundo mejor pasa por “darle oportunidad a los niños a que ellos mismos planteen soluciones a su realidad”, aconseja Yolanda Barrientos, de Olof Palme.

Los niños aislados del mundo

No puede haber progreso social ni democracia si no se desarrolla su porvenir. Niños aislados en el páramo, en la planicie lunar de los desiertos, en las exuberantes junglas y litorales del Caribe.
Niñas y niños casi fantasmales, que no reciben ninguna asistencia en salud ni educación. Son los niños sin rostro, sin hogar, sin nombre, sin nacionalidad, hijos de la intemperie y de la nada. Niños presos en la fatiga y el trabajo diario a quienes se les impide escalar a la luna, soñar, jugar, reír; niños músicos y pintores, niños danzantes y cantarines que no conocerán jamás los lápices de colores, una flauta dulce, el antifaz y el escenario que reclama su fantasía.

Arturo Corcuero
Comisión de Personalidades por la Infancia



Copyright 2002 El Diario de Hoy - Derechos Reservados. vertice@elsalvador.com
Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización escrita de su titular.