Secciones
×

Síguenos en

Juez prepara revisión de sentencia de Guandique

Las partes no pueden brindar ninguna información a los medios

El juez abre el expediente de Guandique al haber surgido nuevas evidencias que reforzarían dudas sobre su culpabilidad.
El juez abre el expediente de Guandique al haber surgido nuevas evidencias que reforzarían dudas sobre su culpabilidad.

Por tomás guevara Corresponsal en Washington

Feb 09, 2013- 23:00

El juez de la Corte Superior de Washington, Gerald Fischer, recibirá el próximo jueves a las partes para iniciar deliberaciones sobre una revisión del sonado caso del asesinato de la estudiante Chandra Levy, por el que purga una pena de 60 años de prisión el salvadoreño Ingmar Guandique, a quien un tribunal de conciencia declaró culpable en 2010; el asesinato de la joven becaria fue cometido en 2001.

En la audiencia programada para el jueves 7 por la tarde, el juez, aquejado por la gripe estacional que abate a miles de residentes de Estados Unidos, pidió mover la discusión de reapertura del caso para la próxima semana. No sin antes hacer algunas valoraciones sobre la moción surgida por la sentencia de la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, que pide una revisión de la sentencia, para garantizar que el condenado tuvo un debido proceso judicial y que sus derechos constitucionales no han sido violentados.

También, el juez Fischer se refirió a la presión de los medios de comunicación, que en 2012 lograron liberar -por una demanda colectiva ante la misma Corte de Apelaciones- los cuestionarios hechos a los jurados, de donde se han deducido varias irregularidades en la selección del tribunal de conciencia que condenó a Guandique con un solo testigo, un prisionero excompañero de celda, quien declaró que Ingmar Guandique le había confesado ser el autor del asesinato de Chandra Levy.

El juez reflexionó que las preguntas sin respuesta que han rodeado este caso por más de una década no dejan de generar una avalancha de interés en los medios de comunicación; declaraciones recibidas con atención en la sala 218 de la Corte, ocupada en buena parte por periodistas y los equipos de la defensa y del Departamento de Justicia.

El caso de Chandra Levy ha estado salpicado por el misterio y el escándalo que arrasó la carrera del excongresista demócrata Gary Condit, quien mantenía una relación extramarital con Levy cuando esta desapareció en abril de 2001; el cuerpo de Levy fue descubierto en mayo de 2002 en el Rock Creek Park que atraviesa la capital estadounidense.

Las conjeturas para culpar del crimen a Guandique surgen por una cadena de supuestas asociaciones, pues el salvadoreño fue condenado a 10 años de prisión por el atraco a dos mujeres en el mismo periodo en que Levy estuvo desparecida y cerca de donde se descubrió semienterrado el cuerpo de la becaria californiana, quien finalizaba una pasantía en el Departamento de Prisioneros en Washington.

Este jueves, Ingmar Guandique entró a la sala del tribunal custodiado por los guardias de seguridad del presidio y seguido por las miradas de los asistentes a la sala.

Visiblemente demacrado, un poco más flaco que durante el juicio y encadenado de pies y manos, el salvadoreño originario de Mayucaquín, San Miguel, vestido con el overol color naranja del presidio, siguió las palabras del juez a través de una traductora. Ahora con el cabello más corto, el convicto muestra un tatuaje en buena parte de la cabeza, del que es difícil establecer los elementos; la lectura “Mara Salvatrucha” le circunda el cuello.

El equipo de la defensa ha sido reforzado ahora con cuatro miembros. La Fiscalía ha cambiado también a los acusadores.

Tags

Abrir Comentarios

Cerrar Comentarios