Secciones
×

Síguenos en

“Bulling”

Por Por Georgina González Paulin*

Jul 25, 2014- 18:00

Hace algunos años escribí un artículo sobre el “bulling”, me da mucho gusto que actualmente las personas se estén interesando más sobre cómo ayudar a la prevención, cada día hay más conciencia de este grave problema.

Hoy en día hay muchos movimientos en diferentes países del mundo, los cuales se dedican a dar charlas en los colegios y en comunidades, pues el acoso no es solo dentro de los planteles escolares. Aquí nos falta mucho por hacer, no basta con preocuparse e informarse, es necesario crear alguna institución de verdad, que se tome su papel en serio y se dedique a ir a los colegios a hablar con los alumnos, padres de familia y personal docente.

Que nos ayuden a los padres de familia cómo enseñar a nuestros hijos a defenderse, cómo ayudar a niños que son víctimas de acoso, cómo ayudar a los acosadores; porque no es bueno ser acosador o cómplice del acosador. Dónde conseguir apoyo psicológico si es que nuestro hijo es víctima o victimario.

Otra cosa que debemos tomar en cuenta es que no solo existe el “bulling” dentro de los colegios o entre los niños y jóvenes, también hay acoso entre las personas mayores, en las oficinas, en el taller, en cualquier otro lugar trabajo. Nunca falta el empleado que tiene algún defecto físico o que tiene alguna característica diferente o especial, que lo hace víctima de burlas y maltrato psicológico y verbal por parte de los compañeros. Jugadores o deportistas también son víctimas de agresiones o burlas por parte de los aficionados y eso también es conocido como acoso.

¿Por qué debemos hacer conciencia de todo esto? Porque muchas veces, nosotros los adultos somos los primeros en atacar o burlarnos de los demás, pensamos que es una simple broma y no nos damos cuenta del daño que hacemos a la víctima y el daño que hacemos a nuestros hijo, pues recordemos que ellos hacen lo que ven que hace mamá y papá, repiten nuestras acciones. El ejemplo es el arma más poderosa para educar y esta puede repercutir en una forma positiva o negativa para ellos.

Yo les sugiero que de aquí en adelante cuidemos más nuestro comportamiento, nos informemos más sobre cómo ayudar y evitar el acoso. No nos quedemos con la información, también compartámosla con nuestros familiares, amigos y compañeros de trabajo, apoyemos a los que están siendo víctimas y aconsejemos a los padres de los acosadores para que pongan más atención a sus hijos y los enseñen a ser más amistosos y menos rudos, que esa actitud no les hará mejores personas y mucho menos mejores ciudadanos.

Aquí les comparto algunos puntos que debemos tomar en cuenta si sospechamos que nuestro hijo es víctima de “bulling”:

1 -Investigue en detalle lo que está ocurriendo. Escuche a su hijo y no lo interrumpa. Deje que desahogue su dolor.

2 – Póngase en contacto con el profesor de su hijo, y con la dirección del colegio para alertarlos acerca de lo que ocurre, y pida su cooperación en la investigación y en la resolución de los hechos.

3 -No estimule a tu hijo a que sea agresivo o tome venganza. Empeoraría más la situación.

4 -Discuta alternativas asertivas para responder a los acosadores y practique respuestas con su hijo.

5 -En el caso de que el acoso continúe, prepárese a ponerse en contacto con la familia del agresor.

6 -Dependiendo del grado de ansiedad y de miedo en que esté envuelto su hijo, busque ayuda profesional para que pueda superar el trauma. Pero jamás se olvide que la mejor ayuda es la de la familia.

7 -Mantenga la calma y no demuestre preocupación. Demuestre determinación y positivismo.

Máster en Educación Familiar

Asesora en Educación Familiar

georginapaulin@hotmail.com

Tags