Secciones
×

Síguenos en

X Noche de Arte por los Niños

Por Por Juan Valiente*

Jul 09, 2013- 18:03

En la vida siempre hay espacio para las buenas acciones. Ahora se celebra la décima “Noche de Arte por los Niños”, un evento organizado por Club Kiwanis Los Robles, que busca recaudar fondos para las acciones de beneficio social del club, en especial para la adquisición de sillas de ruedas por medio de “Wheelchair Foundation”. Muchos salvadoreños se han distinguido a través de los años por asumir individualmente su responsabilidad para atender problemas sociales, que como colectivo no hemos logrado resolver.

El Club Kiwanis Los Robles forma parte de una organización internacional de servicio, cuya prioridad es mejorar la calidad de vida de los niños menos privilegiados de nuestra sociedad. Dicho club, al que me honra pertenecer, pretende seguir los seis objetivos de Kiwanis Internacional que desde 1924 orientan su labor:

o Dar primacía a lo humano y espiritual antes que a los valores materiales de la vida;

o fomentar el diario vivir de la Regla de Oro en todas las relaciones humanas;

o promover la adopción y aplicación de altos estándares sociales, comerciales y profesionales;

o desarrollar, por precepto y ejemplo, una ciudadanía más inteligente, dinámica y servicial;

o ofrecer, a través de los clubes Kiwanis, medios prácticos para entablar amistades duraderas, prestar un servicio altruista y construir mejores comunidades;

o y cooperar en la creación y sostenimiento de esa opinión pública sana y alto idealismo que hacen posible el incremento de la rectitud, justicia, patriotismo y buena voluntad.

A lo largo de estos nueve años, Club Kiwanis Los Robles ha donado cerca de dos mil sillas de ruedas a adultos, jóvenes y niños, gracias al apoyo de personas, empresas e instituciones altruistas. Adicionalmente ha organizado con apoyo de FUNDEMAS y UNICEF campamentos de liderazgo juvenil; ha llevado a cabo jornadas médicas, odontológicas y oftalmológicas (con apoyo de FUDEM), que benefician anualmente a cientos de compatriotas con consultas y medicinas, y ha atendido emergencias nacionales con donaciones de alimentos, ropa, enseres básicos y hasta viviendas.

Recientemente incluso estableció una alianza con Global Smile Foundation para facilitar la continuidad del programa de intervenciones quirúrgicas para labio leporino y paladar hendido. En época de Navidad ha donado canastas alimenticias a familias de escasos recursos, para que la celebración del nacimiento de Jesús sea ocasión de una mínima dignidad para dichas familias.

Si los seis objetivos Kiwanis fueran credo de vida en el país, tendríamos una sociedad diferente. Para cambiar nuestro país, los ciudadanos debemos cultivar un mínimo de responsabilidad con la vida en comunidad. Hemos esperado que, a través de la escuela y la educación familiar, todos aprendiéramos a vivir en comunidad, lo que significa que deberíamos aprender a cuidar de nosotros mismos a través de la protección de la comunidad. La realidad nos dice que estamos fallando.

Es necesario que comencemos dando el primer paso que consiste en vivir respetando y defendiendo el derecho de los demás a una vida digna. Debemos dar el ejemplo a nuestros hijos y dedicar además un poco de nuestro tiempo a otras causas que beneficien a la comunidad. Si todavía no logramos convencernos de la importancia de dedicar esas pocas horas para beneficio de la colectividad, al menos apoyemos las actividades de recaudación de fondos, que permiten a otros realizar esta función social importante. Si queremos a El Salvador, comencemos a ser mejores ciudadanos contribuyendo en las organizaciones sociales. Esta noche puede ser la primera oportunidad.

*Columnista de El Diario de Hoy.

Tags