Secciones
×

Síguenos en

Despliegue prepotente e innecesario

Por Por Rolando Alvarenga Argueta*

Jul 22, 2013- 18:03

Los salvadoreños estamos acostumbrados a las rabietas y actitudes intolerantes del Presidente Funes, como cuando tildó al Fiscal de la República de “bravucón y exhibicionista” Pero la sorpresa de la semana ha sido el amplio despliegue militar, que más bien parecía un operativo antiterrorista, para cuidar al ministro Munguía Payés, en su comparecencia ante la Asamblea Legislativa, para dar su memoria anual de labores.

Parecería ser que la prepotencia demostrada a través de estos años por el Presidente Funes, la está heredando el actual Ministro de Defensa al hacerse acompañar por vehículos blindados, más de cien soldados, francotiradores y un helicóptero que comenzó a sobrevolar el Palacio Legislativo en el momento que Munguía Payés arribó. A esto hay que agregar a más de veinte jefes y oficiales que ingresaron con él hasta el Salón Azul. ¡Increíble!

Munguía Payés lo justificó diciendo que habían detectado amenazas y era necesario para garantizar la seguridad de todos los funcionarios. ¿Cómo es posible entonces que la policía no detectó tales amenazas y su presencia era escasa? ¿Por qué el Ministro de Seguridad Pública no lo advirtió antes cuando esa es su obligación? ¿Cuál fue el motivo por el cual al retirarse Munguía Payés, se fueron todas las unidades militares y no prestaron seguridad al resto de ministros que no habían dado su informe?¿Por qué ya no se prestó seguridad cuando llegó el Fiscal General de la República?

Con su actuar Munguía Payés ha mandado varios mensajes a la ciudadanía. A la clase política representada en la Asamblea les pretendió hacer ver, que él cuenta con el total respaldo de todos los elementos de la Fuerza Armada, aun cuando tenemos conocimiento por sus mismos compañeros de armas, de su falta de auténtico liderazgo dentro de la institución armada. Los jefes y oficiales no tuvieron alternativa y sólo cumplieron con la orden de acompañarlo a la Asamblea Legislativa.

Al Fiscal General de la República, con este despliegue, Munguía Payés pretende advertirle que tiene fuerza y poder y por tanto que desista de investigarlo por todos aquellos operativos contra las pandillas que no se ejecutaron cuando él fungía como Ministro de Seguridad Pública. Hoy ya se encuentra blindado con el fuero, en caso el Fiscal decidiera procesarlo por alguna conducta delictiva.

A la ciudadanía honrada el único mensaje que le quedó, fue el de prepotencia y el uso excesivo de los recursos del Estado para darle seguridad y cumplirle un capricho a un Ministro de Defensa. Esos días de militarismo parecían haberse terminado en este país y Funes junto a los diputados del Fmln son cómplices por guardar silencio. Sólo me imagino la Asamblea Legislativa en los tiempos de Schafik Handal (Q.D.D.G.) y que un Ministro de Defensa de los gobiernos de Arena hubiera hecho ese despliegue. Hubiera ardido Troya. Y hoy los diputados del Frente….calladitos, bien bonitos.

Munguía Payés quiso ser candidato y no pudo, quiso terminar con la delincuencia y no pudo, y ahora con un mero despliegue de fuerza nos quiere hacer creer que es el hombre más poderoso después de Funes. Hay que recordarle que el fuero y el ejercicio del poder en una democracia es temporal y que en diez meses tanto él como Funes dejarán de ostentarlo. Y ojalá ambos recuerden que cuando llegue el primero de junio, el Fiscal Martinez aun seguirá fungiendo en su cargo con amplias facultades para iniciar cualquier tipo de investigación delictiva.

*Colaborador de El Diario de Hoy.

Tags