Secciones
×

Síguenos en

Subsidios, bombas de tiempo

Por Por Ricardo Esmahan*

Jul 01, 2013- 18:04

Los programas sociales y de subsidios han provocado profundos problemas de caja al gobierno del Presidente Funes, el cual ha caído en insolvencia para hacer frente a los pagos. La situación ha llegado al punto de echar mano de la aritmética legislativa acumulada fuera de las urnas electorales para la aprobación de préstamos irracionales, como medio para ajustar el flujo de caja. Si bien se supera la iliquidez en el corto plazo, la conclusión es que estos programas se volvieron insostenibles.

El próximo gobierno que tomará posesión a partir de junio 2014 tendrá en estos programas bombas de tiempo para sostener su financiamiento.

Si el Ejecutivo llegase a ser conducido por el candidato del FMLN, partido que hoy presiona por un endeudamiento como salida para sostener al gobierno a flote, buscará en sus aliados del sur la alternativa financiera. Igualmente buscará mantener agrupado al bloque de partidos políticos que le permitan seguir endeudando al país. De sus alianzas internacionales sólo Venezuela puede sufragar su factura. En tanto Venezuela se mantenga solvente y su petróleo le permita su solidaridad socialista. Una vez este país entre en la debacle total que está anunciada desde ya, no existe otro país controlado por izquierdistas que pueda pagar los gastos de un virtual gobierno irresponsable salvadoreño, cuya política es arreglar problemas con donaciones y préstamos, en lugar de productividad y trabajo.

Es notorio que todos los gobiernos izquierdistas del sur están llegando a su cenit, y hasta Brasil, que aportó un referente al actual gobernante, está ya sumido en una profunda crisis de estabilidad política. Siendo Brasil la economía pujante de Suramérica. Venezuela, pese a sus reservas petroleras, está gobernada por desorientados como nunca, y no tardará en reducir los fondos que destina a sus aliados internacionales. Ver al sur, sólo significará ver la debacle financiera del pueblo venezolano.

Considerando ese escenario, las ofertas del candidato de izquierda se vuelven insostenibles. Populistas. Demagógicas.

La otra oferta de regalos que se promete en estas próximas elecciones sólo puede calificarse de totalmente irresponsable, ofrecen lo que la imaginación de un publicitario le permite. No tiene sustento el financiamiento que implica sus ofertas.

Sostener programas sociales se ha vuelto un reto para el futuro gobernante que asuma el próximo 1 de junio de 2014. Sólo con la magia de la publicidad no es sustentable un gobierno. Ya se probó en el 2009 cuando El Salvador vivió la alternancia de gobierno a raíz de haber creado un país lleno de mucha publicidad. Irresponsable sería delegar el gobierno en un publicista. Ya dos lecciones ha tenido nuestro pueblo, con amargas experiencias. Hay más vasos de leche en los anuncios de televisión que los que realmente se reparten en las escuelas. Los gobernantes, aunque con grandes índices de publicidad, pierden el gobierno para su partido en la siguiente contienda electoral.

ARENA enfrenta un reto histórico, gobernar a partir de junio de 2014. Deberá lidiar con un agrupamiento legislativo adverso, hasta marzo del 2015. Y como en la última elección, los votantes darán sorpresas.

No en balde el eslogan y la estrategia de campaña de “todos contra ARENA”. Realmente ARENA es el adversario de toda la coalición de políticos que hoy se aglutinan en el bloque legislativo, controlan el Ejecutivo y han hecho cualquier barbaridad para controlar las instituciones garantes de la democracia y la República. Lo último el Tribunal Supremo Electoral, cuna del temor del bloque gobernante de perder las próximas elecciones. Un pánico que los llevará a cometer torpezas para perpetuarse en el poder: Desconocer la voluntad popular. ¡Vaya torpeza!

* Colaborador de El Diario de Hoy.

resmahan@hotmail.com

Tags