Secciones
×

Síguenos en

La Geotermia en San Vicente

Por Por Francisco Rodolfo Bertrand G.*

Jun 24, 2013- 18:00

Recientemente, y entre un mar de malas noticias, por fin llega una buena aunque enturbiada, como luego veremos: se encontró vapor para uso energético en San Vicente.

No obstante lo bueno, esa insidiosa política que hemos observado en varios funcionarios de este gobierno, de convertir todo en algo mediático y usarlo para batallas marginales, tiene nuevamente en este caso una de sus manifestaciones. No de otra forma pueden entenderse las declaraciones de funcionarios o personeros de INE/CEL, accionista de LAGEO, S.A., al tratar de apropiarse del descubrimiento de la fuente energética, como su triunfo, cuando realmente el descubrimiento se realizó, a pesar de ellos.

Tratando de aclarar y buscando que la ciudadanía a la que le interesa el tema cuente con información seria, escribo este artículo y espero corregir los errores divulgados.

Primero que nada, la empresa dueña de la concesión de San Vicente (así como la de Chinameca), se llama San Vicente 7, INC., la cual adquirió la concesión en 2004, el concesionario original la obtuvo en 2001. LAGEO, S.A. es virtualmente el único accionista de San Vicente 7.

A partir de esa época comienza un proceso de inversión que el socio estratégico ENEL GP apoya ofreciendo financiar y capitalizar en base al contrato entre socios. Las cantidades de inversión ascienden a 16 millones de dólares, lo cual es reconocido por el tribunal arbitral como inversión de ENEL GP a capitalizar.

Posterior al laudo, entre 2011 y 2012, el socio salvadoreño INE S.A. inicia una serie de operaciones tendientes a evitar que se realice la inversión en San Vicente, alegando cosas como proveedor único, falta de técnicos, etc. Sin embargo en una maniobra violatoria al contrato, el representante de LAGEO en esa época, el señor Samour, convoca a junta de accionistas de San Vicente 7 Inc, y siendo él el representante del único socio, autoriza por esta vía todo lo que él mismo no había permitido en la junta directiva de LAGEO; con los claros propósitos de, primero, evitar la aplicación de la cláusula VI de convenio de accionistas, la cual fue validada por el laudo arbitral, y segundo, no estar bajo control de la junta directiva de LAGEO.

Conviene señalar que vía LAGEO, tanto INE como ENEL GP, tienen propiedad de San Vicente 7.

La segunda fase de las inversiones realmente comienza luego de que la SiGET reclamara a la administración de LAGEO el retraso injustificado de 17 meses en la ejecución de la contrata, y amenazara con dar por terminada la concesión. En esa comunicación la SIGET incluso declara que el atraso es por no contar con personal calificado, ante lo que ENEL GP le ofrece a LAGEO traer técnicos de Italia, sin que hasta la fecha haya respuesta.

Con todo eso, ahora resulta que la CEL/INE se jacta de que el descubrimiento del pozo es su gran éxito y que ENEL GP nada tiene qué ver; olvidan que de la adquisición de la concesión se hizo bajo la dirección del entonces gerente Antonio Rodriguez y con el decidido apoyo de ENEL GP, olvidan también que eran ellos los que cuestionaban la inversión en San Vicente por ser pozos “secos”, decían.

Todavía más irresponsable resulta la excesiva publicidad ante el hallazgo de un único pozo, pues en verdad es lo único cierto, pero al no ser LAGEO dueña de todos los terrenos de la zona, el efecto encarecedor de las futuras inversiones es un claro detrimento a la LAGEO, en beneficio de especuladores relacionados o no a los administradores actuales.

Es lamentable esta actitud mediática, que lejos de favorecer el crecimiento de inversiones en condiciones sanas, las expone como victorias, al fin pírricas, de un conflicto que más que potenciarlo, hay que resolverlo.

*Colaborador de El Diario de Hoy

Tags