Secciones
×

Síguenos en

¡Se le fueron los frenos!

Por Por Pedro Roque*

May 11, 2013- 18:00

Para cualquier persona que tiene un carro para ir a su trabajo y los fines de semana de paseo con su familia, un pequeño empresario que tiene su pick up para trasportar sus mercancías, un empresario de transporte posee rastras y camiones o bien un empresario del transporte de personas que tiene buses o microbuses, debiera estar muy claro que la rentabilidad de sus vehículos y su seguridad están en las llantas, los frenos, la transmisión, el motor, las luces y la condición de la carrocería, y además el perfil del conductor, quien debe conocer y respetar el Reglamento deTránsito y ser responsable en el manejo de la carga o la vida de las personas que transporta.

Y las autoridades del VMT y la Policía de Tránsito debieran vigilar que todos los vehículos estén en buenas condiciones y los motoristas actúen responsablemente, para que ni se pongan en riesgo su vida, ni la vida de otras personas.

¿Por qué no funciona aquí este sistema y por qué sí funciona en otros países? La respuesta es fácil. En otros países la gente es más disciplinada y las autoridades son más estrictas. Siguiente pregunta: ¿Y por qué en otros países la sociedad acata las leyes y las autoridades son más estrictas? La respuesta: ¡Son más responsables y se toman en serio las disposiciones legales!

¿Y por qué nosotros no lo hacemos? pregunté a varias personas y aquí las respuestas: Nos creemos más listos. Las mismas autoridades no cumplen las leyes. De nada sirve que la policía ponga multas, al final ni los motoristas, ni los dueños de los buses las pagan. Ahora con el FONAT los motoristas serán más irresponsables, pues ya tienen quien les pague los heridos y los fallecidos. No le tenemos aprecio a la vida. Cuando nos sentamos detrás de un timón nos creemos superhombres. Como no se investigan los accidentes, la gente concluye que fue mala suerte. La mala condición mecánica de los vehículos no le importa ni al dueño, ni al motorista y la gente con necesidad de viajar, no le queda de otra que subirse a los vehículos viejos con motoristas irresponsables.

Señores, a ningún vehículo “se le van los frenos”. Los ingenieros del automóvil diseñan sistemas de freno muy seguros. En cada accidente hay responsabilidades compartidas, una de quienes tienen la imprudencia y manejan el vehículo y otra de quienes permiten que los vehículos circulen en malas condiciones. Recuerden lo que dice el proverbio: “hechor y consentidor pecan por igual…”

*Ingeniero. Columnista de El Diario de Hoy.

www.pedroroque.net

Tags